Público
Público

Euskadi reclama el repliegue de Policía y Guardia Civil por el cese de ETA

La consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán, cree que se da "la coyuntura propicia" para ello ya que ahora "menos que nunca se justifica este despliegue". La iniciativa ha contado con el apoyo de EH Bildu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La consejera vasca de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha anunciado este lunes que va a reclamar con 'firmeza' al Gobierno central el repliegue de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en el País Vasco al considerar que el cese de actividad de ETA es una 'coyuntura propicia' para ello.

La titular de Seguridad ha explicado en el Parlamento Vasco las líneas estratégicas de su Departamento para los próximos cuatro años.

La situación 'esperanzadora' creada tras el alto el fuego de ETA va a marcar, según ha indicado, la actividad de este departamento durante esta legislatura, tanto en relación a la estructura actual de la Ertzaintza, como en referencia al papel del resto de policías con presencia en Euskadi.

Por ello, ha anunciado que va a plantear cuantas veces sea necesario en la Junta de Seguridad, donde se reúnen representantes del Departamento y del Ministerio de Interior, el repliegue de los efectivos de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, objetivo que ha contado con el apoyo de EH Bildu, mostrado a través de su portavoz, Julen Arzuaga.

'En esta situación esperanzadora menos que nunca se justifica este despliegue. A través de la Junta de Seguridad debemos acordar cómo hacerlo y desarrollarlo. Debe ser ajustado a las necesidades y a las funciones y competencias de cada uno', ha precisado la consejera, para dejar claro que, no obstante, la Ertzaintza mantendrá la colaboración 'con todas las policías'.

En la misma línea, ha dicho que ahora, 'cuando todo parece indicar que ETA está a punto de pasar página', la Ertzaintza debe volver a su 'espíritu fundacional' y retornar a 'sus orígenes de cercanía y proximidad con la ciudadanía', así como incrementar su presencia en la calle en tareas de seguridad ciudadana.

Así, ha planteado una 'revisión' de las 'estructuras y esfuerzos' destinados durante años a la lucha contra ETA, aunque ha precisado que 'revisión no implica su desmantelamiento', ya que la Ertzaintza debe seguir enfrentándose 'a las secuelas de la intolerancia aún latente'.

Beltrán de Heredia ha señalado, por tanto, que 'el saber acumulado no puede ser desaprovechado', por lo que también será 'reconducido hacia las nuevas amenazas terroristas y de delincuencia organizada', de modo que la división antiterrorista de la Ertzaintza no va a desaparecer, sino que se va a dirigir, además, a luchar contra 'estas nuevas modalidades delictivas'.

La titular de Seguridad ha recordado a los 15 ertzainas asesinados por ETA y a todos los heridos en atentados, a los que ha mostrado su agradecimiento y admiración por su labor.

Arzuaga (EH Bildu) ha dicho que le parece bien que 'se aporte la memoria' de estos agentes, pero ha denunciado que la Ertzaintza es responsable también de 'vulneraciones de derechos humanos', entre las que ha citado la muerte por un pelotazo de Iñigo Cabacas o las torturas a detenidos.

La consejera le ha respondido que no va 'a asumir las responsabilidades políticas que pudieran tener otros', sino que responderá sólo de sus actuaciones y ha recordado que son los tribunales los que determinan si hay vulneraciones de derechos.

La consejera también ha defendido la 'plena integración de la Ertzaintza en el espacio policial europeo sin restricción ninguna', así como en todos los foros policiales internacionales.