Publicado: 11.03.2016 18:32 |Actualizado: 11.03.2016 18:53

Podemos Euskadi transmitirá a todos los partidos su compromiso con el proceso de paz

La nueva dirección iniciará una ronda de contactos con el resto de formaciones, a las que transmitirá su voluntad de avanzar hacia la convivencia y la normalización política.

Publicidad
Media: 3.40
Votos: 5
Comentarios:
Los miembros del nuevo Consejo Ciudadano de Podemos Euskadi. / DANILO ALBIN

Los miembros del nuevo Consejo Ciudadano de Podemos Euskadi. / DANILO ALBIN

BILBAO.- Un salón de prensa abarrotado, varias cámaras en primera línea y micrófonos de todos los colores sobre la mesa. Así será recordada la primera comparecencia pública de la nueva dirección de Podemos en Euskadi, que este viernes ha dado el puntapié inicial a su gestión. Si hoy se han presentado ante la prensa, la próxima semana lo harán con todos los partidos del escenario político vasco. La nueva secretaria general de la formación morada, Nagua Alba, acudirá a esas reuniones con un mensaje muy claro: su firme voluntad de avanzar hacia la “normalización política, la paz y la convivencia democrática”.

Así lo ha manifestado Alba durante su primera intervención como responsable del partido en el País Vasco. Tras varias fotos de familia con todos los miembros del nuevo Consejo Ciudadano, la también diputada por Gipuzkoa aseguró que la cita de este viernes en Vitoria marca el inicio de un “tiempo nuevo” en Podemos Euskadi, que tendrá “nuevas señas de identidad”. “Contamos con un equipo y una organización con la máxima capacidad e ilusión para afrontar los retos que tenemos por delante”, afirmó.

Uno de esos desafíos –quizás el principal– llegará previsiblemente en otoño próximo, con las elecciones autonómicas. Los antecedentes son alentadores: en las elecciones generales del pasado 20 de diciembre se convirtieron en la fuerza política más votada de Euskadi, superando en votos al PNV. Con esos datos a la vista, ahora piensan en llegar no sólo al Parlamento Vasco, sino también a la sede del gobierno de Vitoria. “Nos mueve e ilusiona participar en un proceso que esperamos que traiga el cambio en las próximas elecciones autonómicas”, manifestó la recientemente elegida secretaria general.

De hecho, el Consejo Ciudadano celebrado este viernes empezó a dibujar el camino que intentará terminar en Ajuria Enea. Antes de iniciar ese recorrido, la nueva dirección de Podemos emprenderá la ronda oficial de contactos con las demás formaciones. “Queremos hablar con todos”, adelantó su responsable. Según ha podido confirmar Público, serán “reuniones de presentación”, en las que la dirección morada planteará sus principales objetivos. Entre ellos estará su compromiso con “todo lo que haga avanzar el proceso de paz”, señalaron fuentes de Podemos a este periódico.

En ese sentido, Alba señaló ante los medios que “la deslegitimación de la violencia es la mejor garantía de convivencia y no repetición”. “Podemos nació para ser un agente de cambio y de convivencia, y estamos determinados a hacerlo realidad en esta nueva etapa que abrimos hoy”, afirmó la secretaria general. Asimismo, indicó que su propuesta de cambio también está dirigida a todas aquellas personas que “sufren desigualdad de oportunidades”.



Supuestas divisiones

Antes de que comenzara la primera reunión del Consejo Ciudadano de este partido en Euskadi, su nueva responsable reveló que había recibido un mensaje de Pablo Iglesias. “Nos ha escrito para felicitarnos e insistirnos en la grandísima labor y responsabilidad que tenemos por delante”, expresó Alba, quien señaló que también recibieron mensajes similares de otros reconocidos dirigentes estatales de esta formación, como Iñigo Errejón y Pablo Echenique.

En ese contexto, varios medios de comunicación le preguntaron sobre las supuestas divisiones internas en Podemos Euskadi. La última noticia había llegado este mismo viernes por la mañana, cuando Kaliangora –sector ligado al anterior Consejo Ciudadano vasco– anunció que pedirá una auditoría externa para aclarar dudas en torno al censo de votantes.

Nagua Alba negó tajantemente cualquier irregularidad, aunque se mostró dispuesta a realizar un nuevo control sobre el proceso de primarias. En cualquier caso, señaló que la anterior dirección “fue elegida a través de este mismo proceso” e indicó que el crecimiento del censo –uno de los aspectos cuestionados por Kaliangora– fue de un 5,6%, “mientras que en las anteriores primarias había sido del 5,1%”. “No hay ningún dato fuera de lo normal, pero si es necesaria una tercera auditoría, no hay ningún problema”, añadió.