Publicado: 06.09.2015 21:03 |Actualizado: 07.09.2015 11:00

El exchofer de Bárcenas logra
entrar en la Policía Nacional

Sergio Ríos, de 40 años, termina su aprendizaje en la Academia de Ávila tras aprobar las oposiciones en 2014

Publicidad
Media: 2.60
Votos: 5
Comentarios:
Luis Bárcenas, entra en un vehículo a la salida de la prisión el pasado mes de enero. EFE

Luis Bárcenas, entra en un vehículo a la salida de la prisión el pasado mes de enero. EFE

MADRID.- Sergio Ríos Esgueva es un hombre de confianza del Partido Popular (PP). Su carrera comienza en la Comunidad de Madrid como guardaespaldas de Francisco Granados, entonces consejero de Justicia e Interior con Esperanza Aguirre.

Él no era policía, aunque “la mayoría sí que lo eran obligatoriamente”, aseguran fuentes policiales. Su trayectoria laboral recogía unos años como militar, trabajos en el mundo de la noche, y poco más. Pero era de Valdemoro, donde conoció a su jefe que le llevó con él al gobierno madrileño.

Ahora, a sus 40 años, ha conseguido aprobar las oposiciones para Policía Nacional. En la Academia de Ávila termina sus estudios junto al resto de compañeros de promoción. Aunque algunas fuentes cercanas a Sergio Ríos dicen que resulta “extraño este cambio". "No es que fuera una persona muy dada a la lectura ni al estudio. Pero sí que tenía muy buenos contactos dentro de la Policía y también del PP por su trabajo con Granados”, cuentan estas fuentes.



 Cuando acabó su trabajo para la Comunidad de Madrid (que compaginaba echando algunas horas en una empresa de seguridad),  el PP le recolocar. Esta vez como chófer del que era su tesorero, Luis Bárcenas, a quien Génova pagaba el coche y el conductor. Fue la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, quien eligió a Sergio para que acompañase a Bárcenas allá donde fuera.

Fue Cospedal quien eligió a Sergio Ríos para que acompañase a Bárcenas allá donde fuera

Siempre había pasado desapercibido, hasta que la esposa de Bárcenas, Rosalía Iglesias, apareció en 2010 en la Audiencia Nacional con un coche de alta gama del que Sergio Ríos abría la puerta para que ella descendiera camino del juez.

Fue entonces cuando todos los ojos se centraron en él, como fiel escudero de los Bárcenas. Separaba a codazos a cámaras y periodistas que se abalanzaban contra Rosalía Iglesias allá donde iba. Diferentes fuentes policiales aseguran que, en aquellos tiempos “la relación de Ríos con los policías y guardias civiles que había conocido en la Comunidad de Madrid seguía siendo muy estrecha; algunos de ellos hoy ocupan buenos puestos dentro de la dirección general”.

También siguió manteniendo una relación fluía con Francisco Granados. Ambos continuaron viéndose en Valdemoro, hasta que el ex secretario general de los populares madrileños entró en prisión por la trama Púnica.

Asalto a la casa del extesorero

Ríos también vivió todo el proceso del encarcelamiento de Luis Bárcenas, tras detectarse una primera cuenta en Suiza con más de 20 millones de euros.

Mientras le pagó el PP, todo iba bien. Pero la mujer del ex tesorero comenzó a pasar estrecheces tras los embargos en todas sus cuentas bancarias y a vivir de la ayuda de amigos y familiares. Había que recortar y empezaron por el chófer.

Durante la estancia de Sergio Ríos al lado de la familia Bárcenas, Rosalía y su hijo sufrieron un ataque en su casa. Fue en octubre de 2013, cuando Enrique Olivares García entró en el hogar del ex tesorero del PP, amenazando y maniatando a todas las personas que se encontraban en ese momento en la casa. Precisamente, todo ocurrió a la hora de descanso que tenía el chófer y guardaespaldas.