Publicado: 16.11.2013 11:30 |Actualizado: 16.11.2013 11:30

El exabogado del Consell tilda de "irreprochable" su actuación

Barberá declara como testigo sobre Nóos con el ánimo de "colaborar con la justicia", Camps tendrá que contestar por escrito y en presencia de la secretaria judicial a las preguntas redactadas por el juez, las ac

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El exabogado de la Generalitat Valenciana José Marí Olano ha afirmado que "se cumplió con la ley" en la tramitación del convenio para los Juegos Europeos que no se llegaron a realizar, y ha calificado de "irreprochable jurídicamente" la actuación del Consell. Marí Olano se ha pronunciado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación tras comparecer como testigo ante el juez instructor del caso Nóos, José Castro, en relación con las dos ediciones del Valencia Summit 2004 y 2005 firmadas con el Instituto Nóos, presidido por el duque de Palma, Iñaki Urdangarin, y con la celebración de unos Juegos Europeos.

Olano, quien ha afirmado que ha respondido a todas las preguntas que se le han formulado en la Sala, ha indicado que en el momento en el que se tramitaron los Juegos Europeos él era asesor jurídico de la Generalitat, y ha agregado que "toda la actuación de la Generalitat y de las personas que formaban parte de la misma en aquel momento era irreprochable jurídicamente". Asimismo, ha aclarado que él no revisó personalmente los convenios con el Instituto Nóos, sino que le correspondió a otro abogado de la Generalitat. Su función era jefe del despacho que prestaba los servicios jurídicos al Consell, ha agregado. El convenio —ha añadido— "lo revisó uno de los 90 abogados de la Generalitat, que informó favorablemente y consta en las actuaciones".

Preguntado por si había coincidido con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en los pasillos de los juzgados —quien estaba citada a las 12 horas también como testigo—, ha contestado que "sí", e interpelado por su semblante, ha respondido: "El que tiene siempre". "Nos hemos saludado, tampoco estábamos de fallas pero muy bien", ha apostillado.

Barberá reiteró este viernes que este sábado acudirá a la Ciudad de la Justicia de Valencia a declarar como testigo en el caso Nóos con el "único ánimo" de "colaborar con la justicia". La alcladesa de Valencia realizó estas declaraciones en la rueda de prensa que ofreció para presentar los presupuestos municipales de 2014, preguntada por su declaración en Nóos la próxima jornada y por el ánimo con el que afronta esta comparecencia. "Lo he dicho y repetido por activa y por pasiva. El único ánimo con el que voy es colaborar con la justicia", respondió la primera edil.

Recientemente, tras haber sido citada como testigo por el juez instructor del caso Nóos, José Castro, Rita Barberá mostró su disposición a colaborar con la justicia y a hacerlo "de sumo gusto". Entonces, la responsable municipal destacó que ella no está imputada en esta causa y que el magistrado la reclamaba "como testigo para colaborar en el esclarecimiento de lo que quiera" sin que haya "nada más".

Por otra parte, Castro ha notificado este sábado al expresidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, que este domingo a las 11.30 horas, en el lugar que él considere, tendrá que contestar por escrito y en presencia de la secretaria judicial a las preguntas redactadas por el juez, las acusaciones y las partes en el caso Nóos, en calidad de testigo. Así han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Balears, que han recordado que Camps había solicitado al Juzgado su derecho a declarar por escrito.

Fuentes consultadas por Europa Press han señalado que en esta comparecencia de Camps no estarán presentes las partes, puesto que ya se han encargado de remitir sus preguntas por escrito. Todavía se desconoce si se hará público el lugar que Camps decida para responder a los cuestionarios. Camps se acogerá al artículo 412.4 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCrim) —al que no podrá recurrir la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá—, que dispone que quienes hubiesen desempeñado cargos como el de presidente de una comunidad autónoma "estarán exentos de concurrir al llamamiento del juez, pero no de declarar, pudiendo informar por escrito sobre los hechos de que hubieren tenido conocimiento por razón de su cargo".