Público
Público

El exdirector del centro donde Pablo Casado aprobó Derecho: "Aguirre llamaba para que terminara la carrera"

Alberto Pérez de Vargas hablo con el diario 'El Mundo' hace semanas y aseguró que el portavoz del PP recibió "facilidades" para que concluyera sus estudios. Hoy, sin embargo, recula y niega en varios medios que la expresidenta madrileña le llamase y afirma: "No soy consciente de que hubiera trato de favor a Pablo Casado".

Publicidad
Media: 4.38
Votos: 8

El vicesecretario de comunicación del Partido Popular, Pablo Casado. - EFE

Alberto Pérez de Vargas, el que fuera director del Centro Cardenal Cisneros de 2005 a 2013, donde Pablo Casado terminó la carrera de Derecho, aseguró que el vicesecretario de Comunicación del PP llegó al centro "de la mano de Esperanza Aguirre". Según Pérez de Vargas, la expresidenta madrileña llamaba interesándose por Casado: "Aguirre decía: 'Hombre, cuídame a este chico, que tengo mucho interés'".

El exdirector Cardenal Cisneros hizo estas declaraciones a El Mundo hace unas semanas, según publica este miércoles el diario. En ellas, Pérez de Vargas admite que Casado acabó sus estudios en Derecho con "facilidades" y declara que algunos profesores del centro, adscrito a la Universidad Complutense, le dijeron que "regalaron (a Casado) parte del título". "Si al profesor de turno le dio la gana de aprobarle sin examen, adiós muy buenas. Irregularidad de que se forzara no, pero hubo mucho interés, eso es verdad. Te decían que no tenía tiempo, y él mismo decía: 'Es que estoy muy liado'".

El citado periódico reveló este martes que el entonces líder de Nuevas Generaciones del PP aprobó la mitad de la carrera en apenas cuatro meses y que hubo presiones de altos cargo del partido. "¡Uf! Llamaron muchos. Y también las llamadas de la presidenta de la Comunidad: que a ver qué haces con este muchacho, que tiene que acabar. Pero eso lo hacen todos, ¿eh? Leguina, Aguirre... Como sea uno de ellos, llaman", dice el exdirector.

Pérez de Vargas relata además lo que ocurría con las llamadas recibidas. "¿Que qué hice? Pues les dije a los profesores: 'Aquí está éste'. Lo que hicieran ya es cosa suya, a nadie se le obligó a aprobarle, eso no".

Sin embargo, este miércoles, tras la publicación de estas declaraciones, el exdirector ha reculado y ha defendido que "no hay razón para sospechar" que Casado recibiera trato de favor. Asimismo, ha negado que Esperanza Aguirre le llamara personalmente para pedirle "ningún tipo de intervención", aunque cree que "sí llamaba al resto de los profesores". "No tengo prueba fehaciente de que eso ocurriera, pero no hay duda de que se trataba de alguien extraordinariamente bien visto", ha dicho en Onda Cero.

En la misma entrevista, reconoce que "había interés" en la Comunidad de Madrid por la situación académica del portavoz del PP. "Era un muchacho prometedor para las filas del PP y tenía muy buenas amistades en la Comunidad de Madrid" y él, como director del Cisneros, era "consciente del interés que tenían" en la administración por él.

"El alumno llegó allí con dos profesores, me lo presentaron como secretario o presidente de Nuevas Generaciones del PP, estuvo en mi despacho, me explicó que venía de ICADE y que quería convalidar y me quería hacer llegar los programas para que yo se los hiciera llegar a los profesores", ha declarado por otra parte a la Cadena SER, donde también ha admitido "eso no es habitual, salvo que sea el hijo de un amigo que te lo manda". "Este era sin duda alguna un señor que venía naturalmente, de alguna forma cobijado o ayudado por las autoridades de la Comunidad, pero nada más que eso. No es que llegara con una carta de recomendación ni nada por el estilo", ha comentado.

En la misma línea, ha afirmado que "había en el ambiente una sensación de que era un personaje ligado a los 'propietarios' del centro", cuyo patronato preside el consejero de Educación y que por tanto está ligado al Gobierno regional.