Publicado: 15.09.2016 16:12 |Actualizado: 15.09.2016 19:37

La Justicia confirma que había cinco 'cajas b' en el PP valenciano e implica a Camps

La investigación del caso Taula, apoyada en la declaración del  "yonki del dinero" Marcos Benavent, implica al expresident y lo sitúa como enlace entre con el dinero negro del PP en Génova. Benavent también revela que Rita Barberá le presionó para dar una subvención anual de 100.000 euros al hijo de su escolta a través de un convenio

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 9
Comentarios:
El exgerente de Imelsa Marcos Benavent, a su llegada a la Ciudad de la Justicia de Valencia, donde ha sido citado a declarar por el titular del Juzgado de Instrucción número 18, que investiga el denominado caso Imelsa. EFE/Kai Försterling

El exgerente de Imelsa Marcos Benavent, en una imagen de archivo. EFE/Kai Försterling

VALENCIA.- El exgerente de Imelsa Marcos Benavent ha señalado en sus declaraciones ante el juez y la Guardia Civil a varios exconsellers del Gobierno valenciano que presidió Francisco Camps, como Víctor Campos, Gerardo Camps y Alejandro Font de Mora, como supuestos participantes en el cobro de comisiones ilegales. Estas acusaciones, según han informado fuentes conocedoras de la investigación tras el levantamiento del secreto de sumario de la pieza principal, estarían fundadas en comentarios que otros investigados en el caso Imelsa, como Máximo Caturla, le habrían realizado a Benavent, y no en un conocimiento directo de los hechos.

Estos hechos relatados por el autodenominado "yonqui del dinero" se enmarcan en el supuesto cobro de comisiones ilegales por la adjudicación de proyectos de construcción de centros escolares por parte de la empresa pública Ciegsa, que según las fuentes consultadas será objeto de una nueva pieza separada dentro del caso Imelsa. Esta parte de la investigación se encuentra en una fase incipiente, han explicado responsables de la misma, debido principalmente a que los hechos relatados por Benavent y recogidos en un informe policial no se fundamentan en un contacto directo con las personas a las que señala, sino en testimonios de terceros.

En el relato del supuesto cobro de comisiones ilegales que Benavent confiesa, y que consta en el sumario del caso cuyo secreto ha sido levantado hoy, también menciona al expresident Francisco Camps como conocedor de la recaudación ilegal que varios altos cargos de su Ejecutivo y del partido que él mismo presidía estaban realizando.



La investigación judicial tratará de determinar, además, la veracidad respecto a la existencia de al menos cinco cajas "b" controladas por el PP valenciano

La investigación judicial tratará de determinar, además, la veracidad respecto a la existencia de al menos cinco cajas "b" controladas por el PP valenciano que Benavent menciona en sus declaraciones y en las que, supuestamente, se recogerían los fondos obtenidos por el cobro de comisiones ilegales tras el amaño de contratos. En el caso Imelsa, que nació en abril de 2015, hay más de cien investigados (personas físicas y jurídicas) por varios delitos contra la administración pública, entre ellos los de prevaricación administrativa, malversación de caudales públicos, tráfico de influencias, cohecho, fraude en la contratación pública, falsedad, blanqueo y delito electoral.

Hasta la fecha, el caso estaba distribuido en una pieza principal y cinco separadas, una de las cuales permanecía secreta hasta hoy, fecha en la que el magistrado instructor ha decido no prorrogar la confidencialidad de las actuaciones en todo el proceso. En una de las piezas, la primera separada, están imputados por blanqueo y delito electoral nueve de los diez concejales del PP en Valencia, y el Tribunal Supremo ha decidido abrir una investigación también a la exalcaldesa Rita Barberá por estos mismos hechos.

En el resto de piezas se investigan la supuesta contratación ficticia de personal y el pago de indemnizaciones injustificadas por parte de la Diputación de Valencia y adjudicaciones, al parecer irregulares, realizadas tanto desde la corporación provincial como desde el área de Cultura del Ayuntamiento de Valencia y empresas públicas de la Generalitat.

Las presiones de Barberá

Asímismo, en otra conversación se refiere a la exalcaldesa de Valencia Rita Barberá -el Tribunal Supremo acaba de abrir una causa penal contra ella por presunto delito de blanqueo de capitales en otra pieza de Imelsa-, sobre la que dice que presionó para que se le diera una subvención de cerca de 100.000 euros anuales a un hijo de su escolta a través de un convenio relacionado con las motos

Niega las acusaciones "calumniosas" de Benavent

El diputado del PP en Les Corts y exconseller de Educación Alejandro Font de Mora, al que implica el exgerente de Imelsa Marcos Benavent en el reparto de comisiones dentro del denominado caso Imelsa, ha negado estas acusaciones, que considera una "calumnia" porque le están "imputando un delito". El juez que investiga el denominado caso Imelsa ha levantado el secreto de sumario de la última pieza de esta investigación, donde Benavent señala a los exvicepresidentes Víctor Campos y Gerardo Camps y a Font de Mora en el reparto de comisiones ilegales.

En los pasillos de Les Corts, Font de Mora ha dicho "estar sorprendido" y ha añadido: "De estos hechos que este señor me atribuye no tengo absolutamente ninguna noticia. En toda mi gestión siempre he procurado llevar una política de honradez y de honestidad a nivel personal e institucional: no he consentido nunca ningún tipo de ilegalidad". "Tanto es así -ha añadido- que a lo largo de las múltiples reuniones que uno tiene, con múltiples empresas que realizan obra publica educativa, yo promoví una a nivel multitudinario para pedir que se me dijera si en algún momento se recibía algún tipo de petición de dinero manifiestamente ilegal, y yo tomaría medidas".

Font de Mora ha señalado que recuerda "perfectamente" una reunión que tuvo lugar en La Calderona "ante múltiples testigos", entre ellos, ha dicho, varios "empresarios de la construcción"

Font de Mora ha señalado que recuerda "perfectamente" una reunión que tuvo lugar en La Calderona "ante múltiples testigos", entre ellos, ha dicho, varios "empresarios de la construcción". "A la hora del café me levanté y dije: 'El propósito de esta reunión es decirles a ustedes que, si en algún momento alguien les pide algo que no corresponde, les pide dinero, tienen que decírmelo a mí, porque yo haré inmediatamente que esta persona desaparezca de la administración y tenga la represión judicial que corresponda'. Yo hubiera hecho eso efectivamente, no les quepa ninguna duda".

Preguntado por cómo afronta a partir de ahora este proceso, Font de Mora ha respondido: "No lo sé, tendré que consultar, porque yo no entiendo de Derecho". Ha señalado que no es la primera vez que sufre una "agresión, entre comillas, de esta naturaleza" y ha recordado que ha tenido "algún caso" en el que se le ha acusado "falsamente de algunas cosas" y ha "ganado en los tribunales". "Esto es una calumnia; evidentemente, me están imputando un delito", ha añadido respecto a lo que se va conociendo del extenso sumario del caso Imelsa, cuyo secreto se ha levantado hoy.