Publicado: 31.01.2015 16:28 |Actualizado: 02.02.2015 16:27

Podemos exhibe su fuerza y hace soñar con el cambio

"Hoy no estamos aquí para protestar, estamos aquí para decir que el momento es ahora", ha asegurado Pablo Iglesias ante los miles de concentrados este sábado.

Publicidad
Media: 3.94
Votos: 17
Comentarios:
Pablo Iglesias, el líder de Podemos, levanta el punto tras pronunciar su discurso antes decenas de miles de personas en la Puerta del Sol de Madrid .-JAIRO VARGAS

Pablo Iglesias, el líder de Podemos, levanta el punto tras pronunciar su discurso antes decenas de miles de personas en la Puerta del Sol de Madrid .-JAIRO VARGAS

Podemos ha ejecutado toda una demostración de fuerza este sábado, reuniendo a miles de personas en las calles de Madrid para participar en la Marcha por el Cambio. "Es el año del cambio, podemos soñar y podemos vencer", han sido las últimas palabras del discurso de su secretario general, Pablo Iglesias, frente a un público encendido que ha ocupado la Puerta del Sol, desbordando también la mayoría de las calles aledañas. Según la organización han asistido más de 300.000 personas, y la Policía rebaja esta cifra hasta las 100.000, pero lo cierto es que el centro de Madrid ha estado colapsado desde las 12 de la mañana hasta las 3 de la tarde.

Con un discurso de más de 20 minutos de duración, Iglesias ha puesto el broche de oro a una movilización que ha transcurrido con normalidad y que, en palabras de todos los dirigentes de Podemos consultados por este diario, ha superado todas las expectativas -el partido asegura que han participado más de 300.000 personas-. De hecho, el plan original era recorrer el kilómetro que separa la plaza de Cibeles y la Puerta del Sol a partir de las 12 de la mañana, pero mucho antes de que comenzara la marcha la calle estaba abarrotada por decenas de miles de personas que portaban pancartas, querían ver de cerca a los líderes de Podemos y no dejaban de corear consignas como el clásico ¡Sí se puede!, o el "Tic, tac, tic, tac" con el que Podemos quiere marcar la cuenta atrás para el fin del Gobierno de Mariano Rajoy. 

 

De hecho, la marcha convocada por el partido no buscaba pedir nada al Gobierno, como ha explicado Iglesias, sino hacer patente que una "mayoría social" no está dispuesta a seguir confiando en PP y PSOE,  que exige un cambio."Hoy no estamos aquí para protestar, estamos aquí para decir que el momento es ahora", ha proclamado Iglesias, al que los asistentes han aclamado al grito de "¡Presidente, presidente!".

El discurso del secretario general ha dejado claro que el objetivo número uno de Podemos son las generales de este año. El PP ha sido el centro de sus críticas, señalado por Iglesias como el enemigo a abatir en un discurso con alto contenido político, en el que ha enumerado las principales propuestas de Podemos y ha cargado duramente contra los poderes económicos que han impuesto la austeridad y han "comerciado" con los ciudadanos españoles, incluidos en el concepto de "Marca España" por el Ejecutivo de Rajoy.

 

"Hacen falta soñadores. Hacen falta Quijotes. Estamos orgullosos de ese soñador a caballo. No permitamos que los estafadores nos lo arrebaten. Nuestro país no es una marca, España es su gente, nunca más nuestro país sin sus ciudadanos". "Frente al totalitarismo financiero nosotros defendemos la democracia", ha exclamado Iglesias.

En esta línea, el líder de Podemos ha explicado que su concepción de patria es aquella que "asegura que todos los niños van limpios y calzados a una escuela pública", "sea cual sea su color de piel", así como una sanidad gratuita: "La patria no es un pin en la solapa", zanjaba.

"Durante mucho tiempo nos han hecho creer la mentira de que si a los ricos les va bien a nosotros nos irá bien, pero es mentira, es un cuento convertido en pesadilla", ha apuntado. De hecho, Iglesias se ha valido de la mención a los sueños para hilar su discurso, repitiendo en varias ocasiones que en Podemos "soñamos, pero nos tomamos muy en serio nuestros sueños". "No hemos llenado la Puerta del Sol para soñar, sino para cumplir nuestros sueños. 2015 es el año del cambio, y vamos a ganar las elecciones al Partido Popular", ha clamado.



Iglesias: "No hemos llenado la Puerta del Sol para soñar, sino para cumplir nuestros sueños. 2015 es el año del cambio, y vamos a ganar las elecciones al Partido Popular"

"La Puerta del Sol, otra vez signo de futuro, dignidad y cambio"

Iglesias arrancaba su intervención cerca de las dos y media de la tarde poniendo en valor el esfuerzo de los miles de personas que han llegado desde todos los puntos del país para concentrarse este sábado en la capital. "Qué bonito es ver a la gente sonreír. Veo gente digna, ganas de construir entre todos".

Las referencias al 15-M en el lugar donde nació hace tres años y medio han sido una constante en todos los discursos, y el líder de Podemos ha ido un paso más allá al establecer un paralelismo entre la Marcha del Cambio y el 2 de mayo de 1808. "Esta Puerta del Sol vio la recuperación de las libertades". "La Puerta del Sol, otra vez signo de futuro, de dignidad y de Cambio", ha zanjado.

Más allá de lo político, y en línea con los discursos de Carolina Bescansa, Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero o Luis Alegre, Iglesias ha insistido en que el protagonismo del acto debe recaer sobre los más de cien mil asistentes, sobre quienes han costeado los más de 260 autobuses que han permitido llegar a más de 15.000 personas hasta la capital, y sobre aquellos que han abierto las puertas de más de 700 hogares para hospedarles. "Vosotros sois la fuerza del cambio, gracias por estar aquí". 

Los líderes de Podemos han marchado varias filas por detrás de la cabecera de la manifestación, pero se han visto aclamados por miles de personas que han caminado a su paso, en paralelo, aclamándoles. En particular, Iglesias y Monedero se han dado todo un baño de masas en los casi mil metros que han recorrido esta mañana, para después pasar con dificultad hasta el escenario de Sol, completamente abarrotado.

 

"En Grecia se ha hecho más en seis días que otros gobiernos en años"

El "viento del cambio" que llegó este domingo a Grecia con la victoria de Syriza ha sido otra de las claves del discurso de Iglesias, que ha insistido en las diferencias entre el contexto griego y el español, para después alabar la gestión del flamante primer ministro heleno, Alexis Tsipras, apoyándose en el ejemplo griego para defender que el cambio en España es posible. 

Así, Iglesias ha recordado las medidas anunciadas por el nuevo Ejecutivo en manos de Syriza, como forzar la readmisión de miles de maestros despedidos durante los últimos años, o garantizar que cerca de 300.000 hogares que no contaban con luz vuelvan a tenerla. "Hoy en Grecia hay un Gobierno serio y responsable que trabaja para su pueblo", ha afirmado. "¿Quién decía que no se puede? ¿Quién decía que un Gobierno no puede cambiar cosas? En Grecia se han hecho más en seis días que otros gobiernos en años", ha espetado.

Más allá del guiño a los "hermanos griegos", el líder de Podemos ha alabado el esfuerzo de quienes han participado en las diferentes mareas ciudadanas, plataformas antidesahucios, los trabajadores de Aena, Coca Cola, y otros tantos ciudadanos que han salido a las calles para reivindicar sus derechos. No ha olvidado a otros como los Yayoflautas, "que defendiendo su dignidad defienden la de sus hijos y nietos", a los jóvenes en el exilio a los que ha prometido "conseguir un país para que puedan volver", o a los trabajadores migrantes, a quienes nadie debe "volver a llamar extranjeros".

Podemos ha dejado caer el telón cerca de las 3 de la tarde al ritmo de Adagio a mi país y del Cambia todo cambia de Mercedes Sosa. Gabriel Ortega, Salvador Amador y la joven Lúa Míguez han prestado sus voces para interpretar los dos temas, y los miles de concentrados se han unido a ellos para corear los estribillos. 

El secretario general de Podemos ha defendido el cambio para dejar un país distinto en manos de las generaciones futuras, y ha insistido este sábado en que la cita de hoy ha sido histórica, como también comentaban muchos de los asistentes.  El año 2015 ha amanecido cargado de citas electorales, e Iglesias ha dejado muy claro que van a por todas.