Publicado: 16.11.2016 20:29 |Actualizado: 16.11.2016 20:29

Podemos exige a Bruselas que la patronal del telemárketing cumpla
la normativa laboral europea 

Los eurodiputados Miguel Urbán y Tania González llevan a la Comisión Europea el conflicto del sector de Contact Center para que investigue los aspectos del convenio que, según los trabajadores,  atentan contra la normativa europea tras la sentencia del TJUE

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:
Representantes sindicales del sector del Contact Center protestan en el Parlamento Europeo, en Bruselas, el pasado martes.-PODEMOS

Representantes sindicales del sector del Contact Center protestan en el Parlamento Europeo, en Bruselas, el pasado martes.-PODEMOS

@JairoExtre

MADRID.- Los eurodiputados de Podemos Miguel Urbán y Tania González han elevado una pregunta a la Comisión Europea (CE) para que ésta investigue y obligue tanto al Gobierno español como a la patronal del sector del Contact Center a que se cumplan la normativa comunitaria en materia laboral.

Después de recibir a una delegación del sindicato CGT en el Parlamento Europeo para que expusiera las razones de la movilización que están desarrollando los trabajadores del telemárketing, los diputados aseguran que la Asociación de Contact Center Española (ACE), perteneciente a la CEOE "abusa de la contratación temporal, vulnerando principios de igualdad y no discriminación respecto a la indemnización por despido de trabajadores fijos y temporales".



González y Urbán han trasladado a la CE las conclusiones de un informe del gabinete jurídico de la CGT en el que concluyen que el convenio colectivo del Contact Center ─que expiró hace más de 20 meses y que la patronal se niega a volver a negociar con los trabajadores─ incumple varias directivas europeas.

En concreto, se refieren a los artículos 17 y 18 del convenio colectivo estatal. El primero hace referencia a la desigual indemnización por extinción de contratos entre trabajadores temporales y fijos, un aspecto que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha obligado a equiparar y que, según la CGT, es aplicable al tipo de contratación que suelen realizar las empresas de telemárketing. El artículo 18 se refiere a la subrogación de los trabajadores cuando la empresa cambia de cliente, algo que según los trabajadores se incumple sistemáticamente con l consiguiente pérdida de derechos laborales por parte del trabajador.

"Teniendo en cuenta sentencias como las del TJUE de 14 de septiembre, que considera que determinados aspectos de la legislación española son discriminatorios y contrarios al Derecho de la Unión, ¿investigará la Comisión estos incumplimientos? ¿Tomará medidas para obligar al Estado Español a cumplir la legislación europea?", preguntan los diputados de Podemos a la CE.

"Asistimos a la precarización de las condiciones de trabajo de un sector con cerca de 100.000 empleados del que el 70% son mujeres. Por eso era importante que vinieran al Parlamento a denunciar prácticas que incumplen las directivas 1999/70/CE y 2001/23/CE", ha afirmado Urbán en declaraciones a Público.

En su pregunta a la CE, ambos parlamentarios advierten de que en España, el sector del Contact Center se compone de empresas "que están copando mediante subcontratas la gestión de la comunicación entre la ciudadanía y las Administraciones Públicas" a través de los servicios de información como el 010, 012, 060), los servicios de atención a víctimas de violencia machista (016), acoso escolar (018) y emergencias sanitarias (061 y 112), entre otros. sin contar con los servicios que contratan grandes empresas privadas del sector de la banca, la energía, las telecomunicaciones o las aseguradoras.

"Muchos servicios están contratados por empresas y entidades públicas y es especialmente sangrante que no se respeten los derechos laborales en la atención a servicios básicos de la ciudadanía. La patronal del telemárketing se está convirtiendo en una gran mafia en nuestro país", ha añadido Urbán.

Los sindicatos CCOO, UGT, CGT y CiG han convocado una nueva jornada de huelga en el sector para el 28 de noviembre, después de otra huelga en octubre que los trabajadores consideran un éxito por los efectos que tuvo en la atención al cliente de muchas empresas. Los trabajadores exigen un nuevo convenio estatal que elimine prácticas que consideran abusivas y que la patronal abandone la congelación salarial.