Publicado: 27.11.2015 21:42 |Actualizado: 27.11.2015 23:30

Exmiembros de Ciudadanos denuncian falta de democracia interna en el partido

La última expulsión de un concejal se comunicó directamente al Ayuntamiento. Se multiplican los casos de ediles escaldados por la deriva del partido de Albert Rivera.

Publicidad
Media: 4.83
Votos: 6
Comentarios:
Antonio Pérez en su jura como concejal de Rincón de la Victoria (Málaga).

Antonio Pérez en su jura como concejal de Rincón de la Victoria (Málaga).

Antonio Pérez encabezó las listas de Ciudadanos (C’s) para el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria (Málaga). Junto con otros dos compañeros, ha sido concejal electo por la formación naranja hasta esta semana, cuando el pasado miércoles se convirtió en el último de los cerca de 30 expulsados del partido que lidera Albert Rivera, a los que habría
que sumar otros tantos que han abandonado sus filas por voluntad propia.

“Ciudadanos se presentó a 1.000 municipios en las pasadas elecciones municipales”, explica Pérez, “y hemos sido expulsados o se han ido más de un centenar de concejales, señal de que algo está pasando, porque no todos pueden ser ovejas negras”. El ya ex edil de C’s y ahora concejal independiente no adscrito –a pesar de que su partido le ha pedido que entregue su acta-, lamenta haber sido expulsado sin ni siquiera respuesta por parte del Comité de Garantías.



No es la primera vez que sucede, Carmen López, concejala de Castilleja de la Cuesta (Sevilla), también fue expulsada sin contestación a sus escritos. En el caso de Pérez, el vicesecretario general y jefe de Gabinete de Presidencia de Ciudadanos, José Manuel Villegas, envió directamente una carta al secretario general del Ayuntamiento rinconero solicitando la expulsión del concejal, sin ni siquiera comunicárselo a la portavoz del grupo municipal.

“Yo estaba preparando el último toque del Pleno cuando me entero de la carta, que me la notifica el secretario”, aclara Elena Aguilar, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria. No fue la única sorpresa que le aguardaba a Aguilar, que asistió atónita a cómo el secretario hacía lectura de la carta en el Pleno y su compañero Pérez, que había entrado a la sesión como concejal de Ciudadanos, saldría de ella como independiente. Apenas 30 minutos antes del inicio del Pleno, Aguilar trataba de hablar con sus superiores porque, según ella misma admitió, “la información que ha llegado es incompleta”.

Antecedentes de denuncias

El proceso de expulsión de Pérez se remonta ya al verano, periodo durante el cual el ex concejal naranja confiesa que “durante este tiempo he sido apartado de la coordinación local y además me han dejado desinformado, excluido y marginado de la dirección, a nivel local y general del partido”.

Antonio Pérez: “El aparato o cúpula del partido se ha convertido en una oligarquía autoritaria"

En una carta a los ciudadanos rinconeros, Pérez denuncia que “el aparato o cúpula del partido se ha convertido en una oligarquía autoritaria que dirige y condiciona las opiniones de sus representantes sin contar con la de sus militantes”. En este sentido, ya a principios de septiembre, afiliados de base de C’s Rincón de la Victoria daban por hecha su expulsión indicando que “así funciona el partido con los que discrepan de su política”.

Recientemente, el que fuera rival de Begoña Villacís en las primarias por Madrid –que fueron impugnadas por supuesto trato de favor-, Jaime Trabuchelli mostraba su apoyo para todos los que “habéis sido expulsados o revocados”. Trabuchelli, que dejó el partido hace cerca de seis meses denunciando la falta de “democracia interna” y los “incumplimientos estatutarios”, dijo saber “muy bien que en muchos de los casos ha sido de manera injusta, simplemente porque os interponíais entre las hienas y el poder”.

Tras perder las primarias contra Villacís, Trabuchelli fue relegado al puesto 24 de las listas –siendo imposible, a la luz de las encuestas, que obtuviera concejalía-. Con todo, corrió mejor destino que sus compañeros Álvaro Arranz y Thibaut Deleval, quienes le ayudaron a organizar su campaña y que, finalmente, serían fulminados del partido por “su actitud interna mostrada contra el partido”.

Motivo similar –“no respetar los procesos internos del partido”- al esgrimido por C’s cuando expulsó en julio a José Agustín Gómez-Raggio, que trató de postularse como candidato a encabezar la lista al Congreso de los Diputados por Ciudadanos en Málaga. Y es que, los estatutos del partido son estrictos con ciertos comportamientos, calificando de falta muy grave “las manifestaciones públicas proferidas en grave menoscabo del buen nombre del Partido o de alguno de sus afiliados”, por ejemplo.

Miguel Ángel Sanz: “En Castellón [Ciudadanos] está situado a la derecha del PP, muy alejado de las posiciones centristas"

La falta de cumplimiento con el programa original es otro de los puntos de colisión entre los expulsados/fugados y la formación de Rivera. Hace tan sólo tres días, Miguel Ángel Sanz, el que fuera número 1 provincial de Ciudadanos por Castellón y que se dio de baja de la formación, aseguraba en redes sociales que “en Castellón [Ciudadanos] está situado a la derecha del PP, muy alejado de las posiciones centristas, bajo mi punto de vista; por tanto no voy a apoyar ni a votar a sus candidaturas al congreso y al senado, es más, recomiendo que no se haga”.

En este sentido, Antonio Pérez se suma a las denuncias de sus compañeros, indicando que en el seno de la formación de Rivera se realizan “nombramientos de cargo a dedo” así como “un uso de las primarias telemáticas al gusto del mandatario de turno o a los designios de Barcelona”.