Público
Público

La exnovia de Jordi 'junior' se ratifica en su denuncia sobre el trasiego de dinero de los Pujol en el extranjero

El juez Ruz pregunta a la Fiscalía Anticorrupción si quiere practicar más diligencias. La mujer, que logró pasar desapercibida para la prensa, declaró durante una hora y media

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

María Victoria Alvarez, excompañera sentimetal de Jordi Pujol Ferrusola, se ratificó este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz en su denuncia sobre los movimientos de dinero en cuentas en el extranjero de la familia del expresidente de la Generalitat catalana Jordi Pujol, según señalaron fuentes jurídicas.

La declaración de la testigo se prolongó hora y media, y en ella estuvieron presentes dos abogados en representación de Jordi Pujol Ferrusola, uno de ellos José Antonio Choclán, que fue uno de los acusadores contra el exjuez Baltasar Garzón en el caso de las escuchas ilegales de Gürtel. El juez Ruz había ofrecido al primogénito de Jordi Pujol participar en el acto de este jueves para salvaguardar su derecho de defensa.

María Victoria Álvarez logró pasar desapercibida para la veintena de periodistas que acudieron a la Audiencia Nacional a cubrir la información sobre su comparecencia, ninguno de los cuales consiguió captar su imagen.

Al término de la declaración, el juez Ruz dictó una providencia para preguntar al fiscal Anticorrupción sobre el camino a seguir en la diligencias. Es decir, si considera que la Audiencia Nacional es competente en la investigación, si deben practicarse nuevas diligencias, y, en general, sobre el curso que debe darse a las actuaciones.

El magistrado tomó declaración a María Victoria Álvarez obligado por la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia, ya que su decisión inicial era enviar el caso al Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid por entender que no era competente. La Fiscalía Anticorrupción recurrió al considerar que, con carácter previo, había que tomar declaración a Álvarez, lo que concedió la Sala.

María Victoria Álvarez denunció en dependencias policiales la existencia de viajes realizados por Jordi Pujol Ferrusola a Andorra portando una mochila con gran cantidad de dinero en billetes de 500 euros, así como la realización de viajes a México para la gestión de casinos y construcción de un hotel y a Londres para invertir en una empresa de comunicaciones.

En esta última ciudad, según la exnovia de Pujol Ferrusola, su entonces compañero mantuvo una reunión con una persona dedicada a blanquear dinero en las Islas del Canal (situadas en el canal de la Mancha) que 'les llevaba muchos negocios a su familia'. La mujer también relató ante la Policia que Jordi Pujol Ferrusola realizó viajes a Argentina en 2008 para hacer inversiones en el Puerto del Rosario.

A la denuncia de Álvarez en sede policial se sumó la del financiero catalán Javier de la Rosa, que aseguró estar sufriendo amenazas por disponer de información sobre el patrimonio de los Pujol.

En la resolución por la que ordenaba al juez Ruz tomar declaración a esta mujer, la Sección Tercera de lo Penal de la Audiencia señalaba que 'los datos ofrecidos' por Álvarez ante la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía Nacional, 'sean escasos o no, y aún no hallándose sustentados en otros elementos fácticos de alguna enjundia que al presente lo corroboren, son significativos de obvias imputaciones delictivas al señor Pujol Ferrusola y a miembros de su familia'.

A juicio del tribunal, la declaración 'ratificadora y ampliatoria' de María Victoria Álvarez ante el juez Ruz 'puede determinar tanto la procedencia de la continuación de las diligencias penales incoadas cuanto el desvanecimiento de la significación penal de los hechos denunciados'.