Publicado: 10.09.2015 07:47 |Actualizado: 10.09.2015 07:47

Expertos en derechos humanos buscan en Buenos Aires un nuevo horizonte de la justicia universal

Baltasar Garzón organiza un Congreso en la capital argentina para debatir fórmulas que permitan que los delitos económicos, financieros y medioambientales puedan ser considerados crímenes de lesa humanidad.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 6
Comentarios:
Julian Assange interviene en el Congreso sobre Nuevos Principios de la Jurisdicción Universal en Buenos Aires. / AP

Julian Assange interviene en el Congreso sobre Nuevos Principios de la Jurisdicción Universal en Buenos Aires. / AP

BUENOS AIRES.— Referentes de todo el mundo en materia de derechos humanos y jurisprudencia asisten en Buenos Aires al Congreso sobre Nuevos Principios de la Jurisdicción Universal con la finalidad de que los delitos económicos, financieros y medioambientales puedan ser considerados crímenes de lesa humanidad.

"Se trata de una elaboración de los principios", destacó a Público el juez Baltasar Garzón, organizador del encuentro. "Este jueves se van a presentar los principios de la jurisdicción universal que en parte son nuevos y en parte son ratificación de los ya existentes, y luego empezaremos con toda la fase de difusión, desarrollo y organización para conseguir su conocimiento y aplicación".



El objetivo del Congreso es plantear los nuevos alcances que podría tener la jurisdicción universal si abarcara los delitos económicos, financieros y medioambientales.

"De este modo habrá jueces, fiscales y tribunales que, una vez se consolide una opinión jurídica, puedan ser citados y el espíritu de la jurisdicción universal pueda ser aplicado. De hecho, ya hay algunos países que están interesados en la justicia universal, porque ven que es la línea que hay que seguir, como ha pasado con la Unión Africana. Ellos han catalogado hasta 15 crímenes que deben ser de persecución internacional, y entre ellos están los crímenes económicos", añadió Garzón.

Durante la primera jornada del Congreso intervinieron, entre otros, el ex miembro de la Corte Suprema argentina, Raúl Zaffaroni, y el abogado español Joan Garcés, que dirigió el proceso judicial contra el ex dictador Julio Pinochet por delitos de lesa humanidad, torturas y terrorismo y escribió el libro Soberanos e Intervenidos.

También participó el premio Nobel Héctor Sejenovich, premio Nobel de la Paz que compartió en 2007 con el Panel Intergubernamental de Cambio Climático. "Hay que reestructurar los paradigmas de desarrollo y los mitos existentes", indicó en su conversación con Garzón . "O protegemos los recursos renovables y la capacidad homeostática de los organismos, o la renovación de los recursos se acaba. Es necesaria una intervención conservativa".

Assange, desde una pantalla

Una de las apariciones más esperadas en el Congreso fue la del fundador de WikiLeaks Julian Assange, que habló por teleconferencia sobre Jurisdicción Universal y Cibercrimen. El australiano intervino desde la embajada de Ecuador en Londres, donde permanece desde hace tres años bajo asilo político.

"A Estados Unidos hace años que no he podido volver", contó. "He pasado por un proceso bastante complejo de espionaje, conspiración, abuso, piratería informática, robo de documentos y conspiración en general. Esto es interesante desde el punto de vista de la jurisdicción universal".

El activista destacó que aunque no era ciudadano estadounidense y Wikileaks no estaba registrado en este país, el Gobierno reclama la jurisdicción universal con todo lo que tenga que ver con la nación. "Si alguien publica algo sobre la defensa de Estados Unidos o alguna información al respecto, el Gobierno reclama jurisdicción universal completa. Es por eso que ha podido perseguir mi persona. La investigación más grande que ha realizado en torno a un editor ha sido contra mí", destacó.

Assange indicó que está trabajando con un grupo de trabajo de la ONU sobre su detención en la embajada. "El argumento de los británicos es que yo no estoy detenido para nada, que podría irme cuando quisiera. Y claro, tengo la libertad de ser detenido cuando quiera", bromeó.

El australiano también se refirió a la crisis migratoria en Europa. "Desestibilizaron a Siria de tal forma, que ahora vemos el resultado de ISIS, lo que hace que muchos refugiados se vayan".

"Desde una perspectiva conservadora, Europa quiere eliminar las flotas de refugiados por completo. La parte humanitaria desea las personas que vienen. No obstante, esto ha llevado a que en Suecia y en Finlandia haya partidos de derecha, incuso antiinmigrantes, y hay otros partidos que se están formando en coalición con el mismo criterio”.

Assange habló por último de Estados Unidos, un país que está buscando salirse de la Organización Mundial de Comercio (OMC), según comentó. "Está intentando armar una ley internacional que defina relaciones comerciales y economicas. A traves de mecanismos separatistas quiere salirse de la OMC, y trata de colocarse en una posicion ilegal con un nuevo bloque de comercio".

En su última jornada, este jueves, el Congreso contará con la presencia de la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú y con el fundador del Centro Palestino para los Derechos Humanos Raji Sourani.