Publicado: 09.09.2016 13:53 |Actualizado: 09.09.2016 13:53

El expresidente del PP de Valencia asegura que "nunca en la vida" ha cobrado comisiones

Alfonso Rus ha declarado este viernes ante el juez y ha asegurado que "no había ninguna caja B" y ha reiterado que la voz que se escucha contando dinero en las grabaciones del caso no es la suya.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, a su llegada al juzgado para declarar como imputado en una de las piezas separadas del caso Imelsa, la que investiga contrataciones ficticias de personal en esta empresa pública.- EFE/Kai Försterl

El expresidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, a su llegada al juzgado para declarar como imputado en una de las piezas separadas del caso Imelsa, la que investiga contrataciones ficticias de personal en esta empresa pública.- EFE/Kai Försterling

VALENCIA.- El expresidente de la Diputación y del PP provincial de Valencia Alfonso Rus ha asegurado hoy que él "nunca en la vida" ha cobrado una comisión ilegal en su partido, sino que era el exgerente de Imelsa Marcos Benavent quien "decía que las cobraba".

A la salida del juzgado, Rus ha hecho estas declaraciones a preguntas de los periodistas sobre las afirmaciones de Benavent quien reveló el cobro por parte del PP de comisiones ilegales del 2 ó 3 % del valor de los contratos adjudicados desde la administración pública.



El expresidente de la Diputación ha declarado hoy ante el juez como imputado en una de las piezas separadas del caso Imelsa, la que investiga contrataciones ficticias de personal en esta empresa pública, aunque solo ha contestado a las preguntas de sus abogados.

"No había ninguna caja B", ha asegurado Rus, quien ha recalcado que se trata de una posibilidad que él "niega totalmente", y ha reiterado que la voz que se escucha contando dinero en las grabaciones del caso no es la suya.

Como ya manifestó el pasado enero en su declaración ante el juez instructor del caso Imelsa, el expresidente del PP valenciano ha denunciado que las pruebas en su contra son "un montaje", y ha explicado que "cuando se abra el secreto de sumario totalmente" explicará esas afirmaciones.

A preguntas de los periodistas sobre las afirmaciones del exgerente de Imelsa de que eran Rus y su jefe de gabinete, Emilio Llopis, los que le ordenaron realizar contratos de forma irregular desde Imelsa, el expresidente de la Diputación ha afirmado que "ni contrataba, ni despedía, ni hacía el seguimiento de los empleos" en la empresa pública.

"Yo soy de los que tiro el córner, lo remato y me pongo de portero", ha ironizado, y ha asegurado que si el juez le ha llamado a declarar ha sido "porque han hecho caso a una persona que se llama Marcos Benavent, y ahora van a ver si lo que dice es verdad o no".

Rus ha puesto en duda la "credibilidad" del autodenominado "yonqui del dinero", un hombre "que cuando supo que iban a por él se fugó, estuvo tres o cuatro meses por ahí y cuando se terminó el dinero se vino, y pactó con no sé quién, y a partir de ahí ha venido con la coleta y el pendiente y ha dicho que es un yonqui", ha criticado.

"Yo he estado dos noches en el calabozo, y él, que ha dicho que había robado, no ha estado ni un día", ha añadido, y ha explicado que, si Benavent apuntaba a él es "porque le interesa", pero que era el propio exgerente de Imelsa "quien repartía el dinero".

Respecto a los "favores personales" en forma de sueldos a "amigos" que no trabajaban denunciados ayer por Benavent, Rus ha resaltado que "era él quien contrataba y quien tiene que decir qué amigos eran".

Rus ha explicado que durante su declaración le han "dicho cuatro o cinco nombres" de supuestos "zombis", personas que cobraban un sueldo de la empresa pública sin trabajar, de los que, ha asegurado, "conozco dos, no más".

Preguntado sobre si comparte la consideración de Benavent de que la imputación de la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, sería "lógica", ha afirmado que "Rita será Rita", y ha añadido: "yo voy a lo mío, que ya tengo bastante".

La llegada de Rus a los Juzgados ha coincidido con una parodia protagonizada por parte del equipo de Pot de Plom Teatre y el actor Xavi Castillo, caracterizados como el exdirigente provincial y como el autodenominado "yonqui del dinero". A su salida ha sido increpado por un integrante de los denominados "iaioflautas", que lo ha acusado de no tener "decencia ni vergüenza".