Publicado: 05.03.2014 20:03 |Actualizado: 05.03.2014 20:03

Extremadura dice que Catalunya es la región que más dinero recibe y el Govern lo tilda de "despropósito"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente extremeño, José Antonio Monago, lo anunció hace semanas y este miércoles el Gobierno de Extremadura ha publicado su propia balanza fiscal, bautizada como "balanza real" para tratar de probar que el sistema de financiación autonómica que utiliza el Gobierno central no trata a todas las regiones como debiera.

El documento, presentado en Mérida, que ha sido elaborado por la Administración autonómica basándose en datos del Ministerio de Hacienda y con otros criterios, asegura que Catalunya es la comunidad autónoma que más dinero recibe del Gobierno central, 32.789,54 millones de euros en 2013 [unos 4.300 euros por habitante], mientras que La Rioja es la que menos, con  885,86 millones de euros. Extremadura, según ha explicado el consejero de Economía de la región, Antonio Fernández, estaría en décima posición con 2.876,34 de inversión en 2013 [unos 2.600 euros por habitante].

El objetivo del Gobierno de Monago con esta publicación de elaboración propia a tan solo dos días de que el Gobierno central publique las suyas, es dar un "argumento" de la "realidad" en la que se encuentra esta comunidad, instando al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a abrir un "proceso de reflexión" sobre la financiación autonómica para que haya un trato justo y equitativo en el nuevo que prepara el Ejecutivo de Rajoy.

El documento no ha gustado en absoluto a la Generalitat de Catalunya, cuyo Coseller de Economía, Andreu Mas-Colell, lo ha tildado de "despropósito completo desde el punto de vista técnico" y ha asegurado que el Govern publicará su balanza fiscal en el plazo de un mes o menos.

Colell: "No es una balanza , sino un documento político"

Este estudio "no es una balanza fiscal", a ojos de Mas-Colell, sino un "documento político" que no ha querido entrar a valorar para evitar una "discusión" con cada comunidad, ha sostenido. Para el conseller, más allá de dejar claro que no concedía veracidad al método usado por Extremadura, ha confiado en que las balanzas fiscales de la Generalitat catalana se conozcan "pronto", y ha recordado que seguirán el mismo patrón técnico de otros años.

La balanza en cuestión  se divide en cuatro grandes apartados: lo que Extremadura aporta a España, lo que exige, las variables que defiende y lo que el Estado da a la región.

Si se tiene en cuenta la financiación autonómica fuera del sistema, por medio del Fondo de Liquidez Autonómica, el plan de pago a proveedores y otros, Catalunya es la que más dinero recibe, mientras que Extremadura es la decimotercera.

Distribuida por habitante, Catalunya sigue la primera y la Comunidad Valenciana, Baleares, Cantabria y Castilla-La Mancha se sitúan a continuación con entre 3.273 y 3.045 euros.

El resto de comunidades, a excepción de Madrid, varían entre los 2.965 euros de Murcia, la sexta en el cuadro, a los 2.199 de Canarias, con Extremadura en la décima posición, mientras que la Comunidad de Madrid cierra con 1.800 euros por habitante.

El documento de Monago destaca que cuenta con el menor déficit y la segunda deuda más baja de España por habitante, además de ser la segunda región que más energía aporta y ser el "pulmón" del país en lo que denomina la "huella ecológica".

En el segundo punto, dedicado a las exigencias, se hace hincapié en que Extremadura es "la gran olvidada" en infraestructuras, ya que toda su red ferroviaria es de vía única, de ancho convencional y sin electrificar, sin ningún kilómetro de AVE y a nivel de mercancías es aún peor, lo que dificulta el desarrollo regional.

Extremadura cuenta con una empresa por cada 500 empleados 

En el caso de la balanza industrial se subraya que Extremadura es un "desierto", la última en el peso relativo junto a Baleares y junto a esta región y Canarias la única que sólo cuenta con una empresa de más de 500 empleados.

A partir de todos estos datos oficiales, con su fuente, ha resaltado el consejero, se defiende un mayor peso en el nuevo sistema de financiación autonómica de las variables de la dispersión y el envejecimiento, y no principalmente el volumen de población.

Para ello, la balanza destaca datos como que Extremadura tiene la menor densidad de población (26,2 hab/km2) o que el 60% del gasto anual farmacéutico sea por los pacientes mayores de 65 años debido a su elevado nivel de envejecimiento.

EFE

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha exigido hoy un reparto "equitativo y transparente" de la financiación del Estado -que según ha dicho arroja un saldo negativo para su región de 13.000 millones de euros-, porque los madrileños quieren ser "solidarios pero no primos".

En un acto deportivo en el Parque Juan Carlos I, González ha hecho referencia así al informe elaborado por la Comunidad de Madrid para evaluar el modelo actual de financiación, que según ha asegurado, se ha hecho "sin cocinas", siguiendo el criterio del Ministerio de Hacienda y teniendo en cuenta lo que recibe la región del Estado y los gastos que le acarrea el mantenimiento de los servicios públicos.

El resultado, ha señalado el presidente, es que la Comunidad de Madrid arroja "un saldo negativo", a pesar de que es "la más solidaria de todas" y de que tiene "ingresos suficientes para pagar sus servicios".

Por eso, ha reclamado al Gobierno central que las comunidades que, como Madrid, "aportan más, no reciban menos fondos que lo que reciben el resto de los españoles para la financiación de sus servicios públicos", es decir, ha continuado, que exista "lo que se denomina equidad" en el sistema de financiación.

Eso, ha añadido, "lo van a dar las balanzas fiscales, las haga quien las haga" siempre y cuando "no se introduzcan criterios de cocina por detrás" pues, ha asegurado, "tentaciones habrá muchas".