Publicado: 25.07.2015 11:09 |Actualizado: 25.07.2015 12:19

Fabra anuncia que deja la presidencia del PP valenciano, tras las revelaciones de la 'Operación Púnica'

El expresidente de la Generalitat valenciana dejará el cargo la próxima semana, pero continuará como senador. Su administración era un supuesto filón de contratos públicos para la trama corrupta investigada en la Audiencia Nacional y crecida alrededor de administraciones autonómicas y locales del PP

Publicidad
Media: 4.64
Votos: 11
Comentarios:
Alberto Fabra, expresidente de Valencia, en una imagen de archivo

Alberto Fabra, expresidente de la Generalitat valenciana, en una imagen de archivo. EFE/ Juan Carlos Cárdenas

VALENCIA.- El expresident de la Generalitat y presidente del Partido Popular de la Comunitat Valenciana (PPCV), Alberto Fabra, ha anunciado este sábado que dejará la presidencia regional del partido la próxima semana.

El anuncio de Fabra se produce nada más levantarse el secreto del sumario del caso ‘Púnica’, una trama basada en adjudicaciones irregulares de contratos públicos de administraciones del PP. La Generalitat valenciana de la etapa de Alberto Fabra era un filón para ganar adjudicaciones amañadas y con las que se podría haber financiado de manera ilegal el PP de Valencia, según el sumario del caso.

Fabra ha avanzado su renuncia durante la conferencia política del PP de Valencia y posteriormente, en declaraciones a los medios, ha confirmado que presentará su renuncia en la próxima junta directiva regional que se celebrará la semana que viene.

Un informe de la Guardia Civil apunta a que la red Púnica, liderada por Francisco Granados, exconsejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid y su amigo David Marjaliza, trató de financiar de manera irregular al PP valenciano. En concreto, para conseguir contratos en Calpe y Elche.

Además, el supuesto conseguidor de la red Alejandro de Pedro ofertó a Marjaliza el contrato de mantenimiento de los ferrocarriles valencianos, según se desprende de las conversaciones intervenidas.

Fabra se mantendrá como senador, por lo que es un político aforado ante el Tribunal Supremo. En el caso de que el juez central de instrucción del caso Púnica, Eloy Velasco, decidiera procesarlo si ve indicios de su vinculación con estos contratos, tendría que remitir el sumario al Tribunal Supremo, que es el competente para juzgar a un senador o diputado.


Alberto Fabra ha justificado su dimisión en que, tras un tiempo al servicio del partido, "ahora deben ser otros los que estén al frente" para defender "lo que tiene que ser el nuevo modelo del Partido Popular en la Comunitat Valenciana".

Ha explicado que durante la semana han estado hablando de su situación "intentando buscar lo que mas convenía al PP" y ha apuntado: "Nos enfrentamos en unos meses a unas elecciones tremendamente importantes no solo para la Comunitat sino para toda la sociedad y el partido debe estar preparado".

"Y con ese espíritu de hacer las cosas fáciles y servir al partido desde la responsabilidad que tengo ahora como senador, creo que todos hemos de generar un gran sentimiento de partido defendiendo unos principios y valores y haciendo que nos identifiquemos más con sociedad valenciana".

Según el expresidente de la Generalitat, "ese tiene que ser compromiso del partido en los próximos meses" y ha agregado que pasa a ser militante con cargo de senador y empujará "desde atrás para que el partido tenga el mejor resultado".

"Creo que la opción del PP del centro derecha sigue siendo la mejor para defender los intereses de la Comunitat Valenciana y de España", ha asegurado.

Niega toda relación con los líderes de la Púnica


Al término del acto, Fabra ha negado que su renuncia tenga que ver con el caso Púnica. Es más, ha negado conocer ni haberse reunido con un empresario implicado en la trama Púnica, cuyas conversaciones han hecho deducir a la Guardia Civil que esta red estaba dispuesta a financiar irregularmente al PPCV a cambio de contratos públicos.

Fabra se ha expresado así al ser preguntado por la supuesta financiación irregular del partido y su presunta reunión con el empresario implicado en la trama Púnica Alejandro de Pedro.

Según la Guardia Civil, en una conversación entre uno de los cabecillas de la trama, David Marjaliza, y el presunto "conseguidor" de contratos De Pedro, este le contaba que pensaba concertar la semana siguiente una entrevista con "el presidente", a quien la Guardia Civil identifica como Alberto Fabra.

"Con esta persona ni me he reunido nunca ni sé quién es ni tenía previsto reunirme y no sé lo que haya dicho en las conversaciones", ha afirmado Fabra, quien ha agregado que a nivel del partido regional "tres cuartos de lo mismo

Ha afirmado que respecto al caso Púnica, "en el caso de la Comunidad Valenciana no ha habido absolutamente nada, por lo menos desde la dirección regional o la Presidencia de la Generalitat".

"Los que han querido usar cargos públicos para beneficios propios de terceros, a por ellos, sin ningún tipo de dudas", ha aseverado Fabra, quien confía en que "la justicia caiga sobre las personas que han burlado el deseo de los ciudadanos de usar recursos públicos para poder atender sus necesidades".

Respecto a la supuesta financiación irregular del PPCV, que todavía preside, ha asegurado que desde que asumió la presidencia las cuentas han sido "transparentes y claras".

"Nos hemos ajustado a lo que legalmente nos podíamos gastar tanto en campaña como fuera y ahí está la fiscalización de todas nuestras cuentas. No tenemos ningún problema", ha afirmado.

Alberto Fabra ha asegurado que el PPCV "ha sabido hacer las cosas y no tiene ningún tipo de dudas" y ha apuntado que "si alguno se pensaba que podía ser utilizado para otras cosas, se equivocaba".

"Aquí lo que hemos hecho es ser inflexibles ante cualquier propuesta de cualquier persona que se quisiera beneficiar de que nosotros pudiéramos estar en el gobierno", ha aclarado.

Según Fabra, en los últimos cuatro años, el PPCV ha sido "escrupuloso en cuanto a la legalidad y a ajustarse al presupuesto que, bien de instituciones o financiación del partido, hubiera tenido para afrontar las campañas"