Público
Público

Fachin propone a la dirección de Podem que vote su continuidad como líder para hacerse fuerte frente a Iglesias

El secretario general de Podem quiere "dejar su cargo en manos" del Consejo Ciudadano Catalán. Este martes ha sido muy crítico con la "intervención" de Pablo Iglesias en Podem, que equipara a la que ha hecho Mariano Rajoy en Catalunya vía 155 de la Constitución. Aún en el caso de que la dirección de Podem votara a favor de su destitución, esta no podría ser efectiva, según los Estatutos de Podemos.

Publicidad
Media: 3.94
Votos: 18
Comentarios:

El secretario general de Podem, Albano Dante Fachín, en rueda de prensa. EFE/Javier Etxezarreta

Crece aún más la tensión entre las direcciones de Podemos y Podem, su marca en Catalunya. El líder de Podem, Albano Dante Fachin, ha pedido este martes al Consejo Ciudadano Catalán que vote su "continuidad" como secretario general en su próxima reunión, como trasladan a 'Público' fuentes del partido morado en Catalunya.

 Fuentes de la dirección de Podem en Catalunya confirman que la posibilidad de votar sobre su continuidad como líder "se ha comentado", aunque por el momento "no es formal".

Fachin quiere poner su cargo "en manos" de la dirección catalana, con la que ha mostrado una clara sintonía en sus últimos posicionamientos, después de que la dirección de Pablo Iglesias haya decidido convocar una consulta a la militancia sobre la confluencia con Catalunya en Comú de cara a las elecciones del 21-D, convocadas por el Gobierno de Mariano Rajoy vía artículo 155 de la Constitución.

De obtener el respaldo de la dirección, como las fuentes citadas dan por sentado, Fachin reforzaría su posición frente al líder de Podemos, con el que se ha mostrado muy duro este martes, en rueda de prensa, y cuya actuación con Podem compara con la de Rajoy en Catalunya.

El secretario general de Podem, Albano-Dante Fachin, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Barcelona. EFE/Javier Etxezarreta

Por otra parte, según los Estatutos de la formación, aprobados en su segundo congreso (la Asamblea Ciudadana Estatal, conocida como Vistalegre II) el mero voto de la dirección no bastaría para revocar a un secretario general, y su hipotético rechazo a la "continuidad" de Fachin sólo tendría un carácter político, no efectivo.

Los Estatutos recogen que el líder del partido, sea a nivel estatal, autonómico o municipal, puede ser revocado "mediante un referéndum convocado a tales efectos por el Consejo Ciudadano de su ámbito territorial". Para iniciar este proceso "es necesario aportar una petición respaldada por la mayoría absoluta del Consejo Ciudadano Estatal, un 20% de los inscritos en PODEMOS o un 25% de los Círculos validados".

Además, la Consulta Revocatoria sólo pueden convocarse "una vez transcurrida la mitad del mandato del cargo sobre el que se instruyen". Teniendo en cuenta que Dante llegó a su cargo en julio de 2016, aún no se han cumplido los 18 meses necesarios para que pueda ponerse en marcha este mecanismo. En las competencias de los Consejos Ciudadanos tampoco aparece mención alguna a la destitución del secretario general.

Fachin rechaza la "intervención" de Iglesias

El líder de Podem ha rechazado este martes, en rueda de prensa, la consulta convocada por la dirección estatal en Catalunya. Fachin ha advertido de que esta "intervención" es "igual en su estructura a la de Mariano Rajoy para intervenir Catalunya".

Sobre la consulta, el líder de Podem ha manifestado que carece de cualquier "garantía democrática" y que es "un error histórico", y ha dejado claro que no participará ya que "salga lo que salga, se hará lo que dice Pablo Iglesias".

Entiende que esta consulta quiere impedirles que dialoguen con otras fuerzas, entre ellas los partidos independentistas, para que sólo puedan conversar con Catalunya en Comú, y afirma que colisiona con la línea de actuación aprobada "por 29 de 30 votos" en la dirección catalana. También critica que se base en una única "pregunta cerrada", denuncia la falsedad de los motivos para justificar su convocatoria, y advierte de que Podem seguirá dialogando con independentistas y organizaciones de la sociedad civil.

Además, apela directamente a Xavier Domènech, líder de Catalunya en Comú y candidato a representar a este partido en las elecciones, para que decida "si acata la imposición de Madrid", o si está dispuesto a seguir reconociendo a Podem como interlocutor.

En esta línea, mantiene que las elecciones del 21-D no son unas elecciones al uso, y que en ellas deben crear "un frente democrático todo lo amplio posible", en respuesta "a la represión y la situación de excepcionalidad y persecución política, y conculcación de derechos humanos en Catalunya".