Publicado: 09.07.2014 17:42 |Actualizado: 09.07.2014 17:42

Faes pide "decisión" para "actualizar las bases" del éxito de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Faes, la fundación que preside el ex-presidente José María Aznar,  considera que el futuro de España depende en buena parte de que "se actualicen las bases del éxito colectivo" que es el país tras el pacto constitucional de 1978 y frente a "actitudes y propuestas rupturistas" que se han puesto de manifiesto en las últimas elecciones europeas. Para ello, la fundación asegura que es necesario acreditar "voluntad y decisión".

Así se expresa Faes en el editorial del último número de sus Cuadernos de pensamiento político. En el texto se defiende el pacto constitucional como raíz de las transformaciones vividas por España en los últimos 40 años y se subraya que además de ser un hecho histórico, ese pacto es "un camino, una pauta de comportamiento constructivo y una actitud cívica constructiva".

"Nada de esto debe perder vigencia. Al contrario, el futuro de España depende en buena medida de que acreditemos voluntad y decisión para actualizar plenamente las bases de nuestro éxito colectivo, y de que no se reemplacen por otras cuyo rendimiento integrador y generador de progreso social son sin duda muy inferiores", se dice.

Todo ello es necesario, según esta fundación, porque en las pasadas elecciones europeas de mayo se han hecho "propuestas rupturistas", que son "minoritarias pero activas" y que no generan "progreso y bienestar". "Al contrario", se agrega.

En el artículo se subraya que una de las cualidades de las democracias más sólidas es la capacidad de combinar "continuidad y cambio, estabilidad y reforma, acuerdos básicos y confrontación pacífica". "No son sólo un derecho de cada generación, sino también un deber y una responsabilidad", se agrega.

En este contexto se sitúa la proclamación de Felipe VI. Para Faes, ha sido una oportunidad para constatar la "fortaleza de las instituciones", pero también que las nuevas generaciones de españoles quieren "desempeñar un papel social y político más activo", tal y como representa el nuevo Rey.

Ese deseo de participación, "debe entenderse como lo que es": "una prueba de que nuestro modelo político atrae y permite a todos sumar su propio esfuerzo al esfuerzo común, y añadir su propio valor al valioso patrimonio cívico que hemos hecho posible juntos en los últimos cuarenta años", se añade.

En el artículo se alaba también la trayectoria del Rey Juan Carlos I al término de su reinado, que se considera "la más próspera, pacífica y libre etapa" de la historia española.