Público
Público

fallo tecnológico El colapso en LexNet abre un agujero negro en la seguridad jurídica del Estado

La plataforma telemática, controlada por el Ministerio de Justicia, sirve a abogados, procuradores y administraciones para intercambiar documentos. Letrados y juristas ponen en cuestión el informe del Gobierno quitando importancia al fallo tecnológico del jueves, que dejó sin control y abiertos de par en par los archivos.

Publicidad
Media: 3.89
Votos: 9
Comentarios:

LexNet

Esta semana un error en la seguridad de LexNet, un sistema telemático para el ámbito judicial, propició que abogados y profesionales del Derecho pudieran acceder libremente a los datos personales y protegidos de otros profesionales del sector.

LexNet es una plataforma telemática que sirve a abogados, procuradores y administraciones para intercambiar documentos jurídicos, sentencias y pruebas con los diferentes órganos judiciales del Estado.

El Gobierno de Rajoy puede acceder con facilidad a los expedientes judiciales de los casos de corrupción en los que el PP está inmerso

El problema de seguridad que la plataforma sufrió durante varias horas -incluso días, según algunos abogados han denunciado en Twitter- coadyuvó a que cualquier usuario de LexNet pudiera entrar en los perfiles de otros abogados, únicamente introduciendo el DNI del otro usuario en la barra de direcciones, como se recoge en una amplia información de la web tecnológica Xataca.com.

José Muelas,decano del Colegio de Abogados de Cartagena, avisó a LexNet de los problemas de vulnerabilidad que estaba sufriendo y posteriormente dio la voz de alarma en las redes sociales.

Muelas verificó la vulnerabilidad de la seguridad de los perfiles de LexNet entrando los perfiles de sus compañeros de despacho desde su cuenta (con su consentimiento).

Ante las denuncias, el Ministerio de Justicia emitió un comunicado el pasado jueves donde aseguró que no se había producido "ningún acceso indebido a los buzones de LexNet" y que todo se debió a "un defecto en el control de acceso al sistema ocasionado por un error en la programación del código completamente subsanado".

En declaraciones a Público, uno de los abogados que alertó del fallo advierte de que sólo "una auditoría" podrá revelar el daño real

Pese a que el Ministerio de Justicia niega cualquier "acceso indebido",  esto es algo que "solo una auditoria podría revelar", señala Muelas en declaraciones a Público.

Desde Facua, por su parte, consideran el agujero de seguridad una "gravísima negligencia" que ha provocado que se desvelen "datos altamente sensibles y secretos de los ciudadanos que hayan participado en cualquier procedimiento judicial".

La información que hay dentro de LexNet

La Guardia Civil o la Policía tienen sus propias cuentas dentro de LexNet para reportar de forma telemática sus informes de atestados a los juzgados. De esta forma cualquier abogado podría acceder a estos datos. Sin embargo, éstos no son los datos más delicados que han podido quedar al descubierto tras la caída de la plataforma jurídica.

También podrían haber sido descubiertos los datos privados de mujeres maltratadas, como por ejemplo lugares de residencia o denuncias interpuestas contra sus agresores, poniéndose en peligro su integridad física.

Además el fallo podría haber permitido que los 150.000 usuarios de la plataforma pudieran acceder a información privada de terceras personas, así como datos fiscales y económicos que deberían estar absolutamente protegidos.

Un sistema obsoleto que depende de Justicia

LexNet, que ya ha sido objeto de críticas anteriormente por sus constantes errores, no está bajo el control del Poder Judicial, sino que su funcionamiento depende directamente del Ministerio de Justicia, por lo que el Ejecutivo de Rajoy podría acceder con gran facilidad a los diferentes expedientes judiciales de los casos de corrupción en los que el PP está inmerso.

LexNet fue impuesta por el Ministerio de Justicia en 2016, que invirtió 7,28 millones de euros en su creación y administración, sin embargo, no se sabe a ciencia cierta cuál es la empresa que se encarga del desarrollo de la plataforma.

Además, el programa, viejo y obsoleto, tiene un ancho de banda de tan sólo 15 megas que no permite fotos a color y que únicamente es compatible con Windows y Mozilla Firefox.