Público
Público

Familiares de los detenidos en Altsasu se sienten "indefensos" y piden la "ayuda" del Parlamento foral

"Se ha vulnerado el derecho a la presunción de inocencia, dando por hecho algo que no ha sido juzgado ni probado", denuncian las madres de los arrestados por la trifulca con dos guardias civiles el pasado 15 de octubre.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3
Comentarios:

Familiares de los detenidos en Altsasu han estado este viernes en el Parlamento de Navarra.

PAMPLONA.- Familiares de los detenidos por su presunta relación con la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en Altsasu han afirmado sentirse "indefensos, desamparados y abrumados" por "todo lo que está pasando" y han demandado al Parlamento de Navarra que les "ayude" a "tener voz y llegar a los estamentos que sean oportunos" para que el caso "retorne a la Audiencia de Navarra" y se "trate con justicia".

"Nuestros hijos son chavales normales, como cualquier chaval de Pamplona, Tudela o Salamanca, son chavales sanos, trabajadores, deportistas, solidarios y comprometidos con el pueblo que tanto les están echando de menos", han asegurado.

Madres de los arrestados, siete de los cuales ingresaron en prisión por un presunto delito de terrorismo, han comparecido este viernes en el Parlamento de Navarra, a petición de las cuatro formaciones que sustentan el Gobierno foral (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra) para "exponer la situación que se está viviendo como consecuencia de los hechos sucedidos el pasado 15 de octubre".

Los familiares, que han estado acompañados por representantes de la plataforma 'Altsasuarra ta harro', han comenzado su intervención agradeciendo esta "oportunidad" para explicar su "grave" situación tras "unos hechos que nunca debieron de ocurrir". "Nunca deben de ocurrir este tipo de acontecimientos, ni en Altsasu ni en ningún otro lugar", ha señalado Amaia Amilibia, madre de una de los detenidos.

Según ha indicado, las familias sienten que "se ha vulnerado el derecho a la presunción de inocencia, dando por hecho algo que no ha sido juzgado ni probado". "Se habla como agresores, en lugar de investigados. Sus nombres, sus apellidos, ocupación, estudios e incluso el DNI han sido publicados sin pudor, mientras que a nuestras casas no ha llegado ninguna notificación oficial. Nos hemos ido enterando de todo esto por la prensa, eso es muy duro", ha remarcado.

Tras incidir en la idea de que "la indefensión a la que nos vemos inmersos es enorme e indescriptible", ha señalado que no alcanzan a entender la acusación de terrorismo y ha asegurado que las familias no entienden "qué está ocurriendo". "Han sido detenidos cada uno en unas circunstancias dramáticas, a la salida de casa, en plena calle, a la entrada de sus centros de trabajo o en centros de estudio. Han sido arrancados de su día a día y de nuestras vidas", ha relatado.

(Habrá ampliación)