Publicado: 29.08.2015 18:55 |Actualizado: 29.08.2015 23:16

Las federaciones del PSOE tendrán manos libres para hacer las listas para las elecciones generales

Las quinielas apuntan a que Antonio Pradas sustituirá a Alfonso Guerra por Sevilla, Miguel Ángel Heredia repetirá por Málaga, Patxi López irá por Vizcaya, una independiente por Valencia, y la mayoría de la Ejecutiva tendrá escaño asegurado

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Pedro Sánchez, durante el encuentro que mantuvo con la comunidad española en México. EFE/José Méndez

Pedro Sánchez, durante el encuentro que mantuvo con la comunidad española en México. EFE/José Méndez

MADRID.- El próximo sábado, 5 de septiembre, el PSOE celebra un Comité Federal para abrir el proceso de elección de las listas a las elecciones generales del próximo año, con la premisa de que las federaciones socialistas tendrán manos libres para hacer sus propuestas, sin ninguna intromisión de Ferraz.

Así se ha acordado en conversaciones informales previas entre la dirección del partido y distintos barones, en las que algunos dirigentes vieron la intención de Ferraz de intervenir en la elaboración de las listas. Algunos de estos barones recordaron a la dirección que siempre se han hecho las listas en las federaciones, y que así seguirá siendo.



No obstante, existirá una permanente comunicación entre la Secretaría de Organización y los territorios para ir formando lo que será el futuro Grupo Parlamentario Socialista y, como ocurre siempre, algún nombre “habrá que encajar”.

Ferraz, sobre todo, quiere que el núcleo duro de la Ejecutiva esté en el Parlamento, y no parece que haya mucho problema en ello, pero también apuesta por independientes de prestigio en las candidaturas, tras el buen resultado que le dio la inclusión de Ángel Gabilondo.

Según fuentes cercanas a Pedro Sánchez, el líder socialista quiere tener un grupo parlamentario fuerte, preparado y cohesionado, porque sean cuales sean los resultados electorales, se antoja una legislatura complicada, sin mayorías absolutas, de mucho pacto y acuerdo, y donde el Parlamento va a tener que jugar un papel muy importante.

De momento, se conocen pocos nombres de cabezas de lista en las ciudades más importantes, donde el PSOE espera tener una importancia recuperación de voto y superar el desastroso resultado que obtuvo en las municipales. De hecho, gran parte de sus aspiraciones de volver a ser el partido más votado pasa por volver a ser al menos segunda fuerza en las grandes urbes.

En Madrid, está la gran incógnita de quién será la número dos en la lista que encabece Pedro Sánchez. De momento, el equipo más cercano al líder socialista dice desconocer su nombre y asegura que será una decisión personal del secretario general.

En Barcelona, Carme Chacón volverá a repetir de número uno, aunque con unas expectativas de voto muy lejanas a los 25 diputados que logró el PSC en 2008 con ella como cabeza de lista. En Sevilla, donde ha encabezado la lista Alfonso Guerra desde 1977 –menos en el año 2000, que fue Felipe González-, se baraja el nombre de Antonio Pradas, sevillano y actual miembro de la Ejecutiva Federal; mientras que por Málaga se da por hecho que repetirá Miguel Ángel Heredia, actual secretario general del Grupo Parlamentario. No obstante, fuentes del PSOE-A aseguran que aún no han entrado en este debate.

En Valencia algunas fuentes apuntan a que el PSPV está buscando una independiente, repitiendo la fórmula de las autonómicas. También se ha barajado el nombre de Jordi Sevilla, actualmente en alza en el PSOE y diputado por Castellón en varias legislaturas, pero el asesor económico de Sánchez parece que no tiene previsto volver al Congreso.
Por Vizcaya, todo indica que el exlehendakari Patxi López –que nunca ha sido diputado- será el cabeza de lista; y aún no están cerrados definitivamente los candidatos en otras plazas importantes como A Coruña, Zaragoza o en los dos archipiélagos.

No obstante, según fuentes consultadas, no se prevén muchas tensiones en las federaciones porque el importante poder autonómico logrado por los socialistas tras el 25-M hace que no haya tantos nombres en liza para las candidaturas, porque muchos aspirantes a diputados están ahora situados de consejeros autonómicos. De hecho, como adelantó Público, hasta nueve parlamentarios tuvieron que dejar el escaño para ocupar otras responsabilidades tras los comicios.

En este proceso no habrá primarias, y las listas serán designadas al estilo tradicional. Las agrupaciones propondrán nombres y los comités provinciales aprobarán las listas, que luego deberán ser ratificadas en cada federación y, finalmente, por el Comité Federal.