Público
Público

El director forestal de la Xunta de Galicia, imputado por adjudicar a dedo el servicio de helicópteros antiincendios

Pese a que está siendo investigado por presunta prevaricación, el presidente Alberto Núñez Feijóo avala al director general de Ordenación Forestal de la Xunta, Tomás Fernández-Couto, el máximo responsable en la lucha contra los incendios en Galicia.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo (c), junto a la conselleira de Medio Rural, Ángeles Vázquez (i), y el director general de Ordenación y Producción Forestal, Tomás Fernández Couto (d), en una imagen de archivo EFE/Xoán Rey

El director general de Ordenación Forestal de la Xunta, Tomás Fernández-Couto, el máximo responsable en la lucha contra los incendios en Galicia, cargo que lleva ocupando 17 años aunque no de forma consecutiva, está siendo investigado por un supuesto delito de prevaricación en una causa abierta por la adjudicación irregular del servicio de helicópteros en la extinción de incendios en las campañas de 2011, 2012 y 2013. También el exsecretario xeral técnico de Medio Rural Francisco José Vidal Pardo y el exsubdirector xeral de prevención contra incendios José Carlos Costas López en la causa abierta por el Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago

Todo parte de una denuncia de la Confederación Intersindical Galega (CIG). Este sindicato gallego alertaba en 2012 de la adjudicación a dedo a la empresa Inaer del servicio de helicópteros de las brigadas contraincendios de la Xunta por importe de 6,6 millones de euros. La Xunta justificó esta adjudicación a dedo señalando qula cercanía de la época de incendios le impedía convocar un concurso público o pedir otras ofertas. 

Sí convocó el concurso en 2013, al que se presentaron dos empresas, Inaer y otra que había prestado el mismo servicio en Castilla y León. No obstante, la Xunta declaró desierto el concurso asegurando que ambas ofertas incumplían los pliegos de condiciones, así que convocó un proceso procedimiento negociado en el que eligió a dedo las empresas invitadas a participar. Ya sólo concurrió Inaer, que se llevó el contrato con una rebaja sobre el precio de partida de solo 8.000 euros sobre los 12,3 millones de euros de la licitación.

Un año después, en 2014, el Consello de Contas, el órgano fiscalizador de la Xunta de Galicia, emitió un informe en el que reconocía  que departamento dirigido por Fernández-Couto "demoró en exceso la convocatoria" del concurso original y que, además, hubo una "modificación sustancial de las condiciones iniciales".

Este informe del Consello de Contas fue fundamental para reabrir el caso en los tribunales pues ya había sido archivado en varias ocasiones. 

Sin embargo, presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, avala a Fernández-Couto.   "La Asesoría Xurídica nos traslada que las cosas se hicieron correctas", afirmó Feijóo en el Parlamento gallego. 

"Salvo que me equivoque, esa información ya la conocíamos desde hace tiempo; no ese director, sino dos cargos más en el mismo expediente por hacer de forma urgente (la contratación) de un servicio de helicópteros o cuadrillas, no lo recuerdo", señaló Feijóo, preguntado acerca de si había adoptado la Xunta alguna decisión sobre Fernández-Couto.

"Es muy, muy difícil de explicar a una familia de un alto cargo que se vea envuelto en tener que declarar en el juzgado como consecuencia de intentar cumplir con lo que ellos consideraban que era su deber de urgencia o emergencia", continuo Feijóo.