Público
Público

Feijóo superaría la mayoría absoluta por la mínima si en las autonómicas se repite el resultado del 26-J

El PSOE ganaría dos diputados autonómicos aunque las Mareas serían segunda fuerza en A Coruña y Pontevedra, y el BNG desaparecería del Parlamento gallego

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 5
Comentarios:

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijoo, hace declaraciones tras votar en un colegio electoral de Vigo en la jornada del 26-J. EFE/Salvador Sas

A CORIÑA.- El Partido Popular mantendría el poder por la mínima en Galicia si en las elecciones autonómicas que se celebrarán previsiblemente este otoño en la comunidad se repitieran los resultados de las generales de este domingo.

Con más del 90% de los votos escrutados en las cuatro provincias, Alberto Núñez Feijóo perdería tres escaños con respecto a los 41 que obtuvo hace cuatro años, frente a los 20 del PSOE, que ganaría dos, y los 16 que tendrían las Mareas.

Con esos datos se quedaría fuera del Parlamento por primera vez en decenios el Bloque Nacionalista Gallego, que cuenta con siete diputados en la actualidad. Esa hipótesis, a pesar de la decadencia que padece el BNG desde hace años, debe leerse con mucho cuidado dado que históricamente los nacionalistas suelen mejorar siempre en las autonómicas los resultados que obtienen en las generales, lo que cambiaría el mapa que aquí se describe.

El hemiciclo gallego está formado por 75 diputados y mide en 38 la barrera de la mayoría absoluta, por lo que Feijóo tendría la holgura mínima para continuar en el poder. Pero lo cierto es que bajaría notablemente en porcentaje de sufragios en todas las circunscripciones: cinco puntos en A Coruña; cuatro en Lugo; uno en Ourense y entre cuatro y cinco puntos en Pontevedra, la única circunscripción donde se quedaría por debajo del 40% de los votos válidos (sólo en Ourense rebasaría el 50%).

La número uno de En Marea en la provincia de Pontevedra, Alexandra Fernández, ejerce su derecho a voto en un colegio del barrio de Coia, en Vigo, para las elecciones del 26-J. EFE/Salvador Sas

Sumando las cuatro provincias, el PP perdería casi cinco puntos y bajaría al 40,32% desde el 45,72% de las autonómicas del 2012.

Sí subiría el PSdeG en tres de las cuatro circunscripciones (en todas salvo en Ourense), manteniéndose como segunda fuerza en Lugo y Ourense, con entre el 22 y 2l 23% de los votos. Perdería esa condición en A Coruña, donde tendría seis actas frente a las siete de En Marea.

En Pontevedra, la provincia de origen de Mariano Rajoy, donde se encuentra la ciudad más poblada de Galicia (Vigo), y que está gobernada por el alcalde socialista más votado de España (Abel Caballero), PSOE y En Marea empatarían en escaños (seis cada formación), pero la formación aliada de Podemos adelantaría en votos a los socialistas en casi tres puntos (25,1% frente a al 22%).