Público
Público

Feijóo recibió 2.300 euros en Vega Sicilia de un empresario imputado por tráfico de influencias

Según informes de Vigilancia Aduanera en poder de 'Público', Raúl López envió el vino al presidente gallego a su domicilio, al igual que a otros políticos, como José Blanco, exministro socialista, o Xosé Manuel Barreiro, portavoz del PP en el Senado.

Publicidad
Media: 4
Votos: 22
Comentarios:

Alberto Núñez Feijóo saluda a Raúl López tras un partido del Obradoiro en marzo de 2011./ XUNTA DE GALICIA

MADRID.— El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, recibió en las navidades de 2010, 2011, 2012 y 2013 más de 2.300 euros en lotes de vino Vega Sicilia cortesía de Raúl López, magnate del transporte en Galicia, presidente del equipo de baloncesto de la ACB Obradoiro y acusado de delitos contra la Hacienda pública, blanqueo de capitales, falsedad, delito contable, tráfico de influencias y cohecho.

El empresario lucense, actualmente en libertad bajo fianza, también agasajó a otros políticos como el ahora eurodiputado José Blanco; el número dos del Gobierno gallego, Alfonso Rueda; el diputado popular del Parlamento gallego Alejandro Gómez; el senador del PP y teniente de alcalde del Ayuntamiento de Guadalajara hasta 2015, Juan Antonio de las Heras; y el senador y ex presidente provincial del PP en Lugo Xosé Manuel Barreiro. Dada su condición de aforados, la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo, Pilar de Lara, ha solicitado al Tribunal Supremo y al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que los investigue. Fuentes de ambos organismos han confirmado a Público que han recibido la exposición razonada de la magistrada pero aún no hay decisión sobre su admisión a trámite.

Los regalos navideños de López —dirigidos también a altos cargos del Ministerio de Fomento y Defensa y a funcionarios del Gobierno de Galicia, Madrid, Castilla-La Mancha y Castilla y León— forman parte de la investigación Cóndor sobre las presuntas actividades delictivas del grupo empresarial Monbus, que gestiona el 60% del mercado de transporte de viajeros por carretera en Galicia. En la documentación intervenida por los agentes de la Vigilancia Aduanera aparece el nombre de tres empresas distribuidoras de bebidas, vino, ropa y complementos que emiten facturas de forma regular a nombre del Grupo Monbus. Concretamente, Almacenes Lage SL, Karmajura SL y Tomás Fernández Fernández Vigo. Estas empresas —que entre 2010 y 2014 facturaron al Grupo Monbus hasta 53.000 euros anuales— son las que envían los lotes de Vega Sicilia a cargos públicos como regalo navideño de Raúl López. Unas botellas de vino que no llegan a residencias oficiales ni despachos, sino directamente a los domicilios particulares de los agraciados.

Los regalos navideños de López forman parte de la investigación Cóndor sobre las presuntas actividades delictivas del grupo empresarial Monbus, que gestiona el 60% del mercado de transporte de viajeros por carretera en Galicia

Feijóo recibió cuatro botellas de Vega Sicilia Único por valor de 670,24 euros en diciembre de 2010 y otras tres —las navidades siguientes— por valor de 517,55 euros, 539,85 euros y 599,687 euros respectivamente. Todos los lotes fueron entregados a su domicilio fiscal en Vigo a pesar de que el presidente de la Xunta vive en su residencia oficial, en el Palacio de Monte Pío de Santiago de Compostela. De hecho, según consta en los albaranes de recepción aportados por la empresa Seur, las botellas fueron recogidas por personas del entorno del presidente gallego.

Feijóo recibe su último lote de Vega Sicilia el 23 de diciembre de 2013 y tres meses después, en marzo de 2014, anuncia el Código Ético de la Xunta, que prohíbe aceptar regalos y obsequios institucionales de más de 90 euros (la Comisión Europea pone el límite en 150 euros). El documento —que endurece las condiciones que reflejaba en este sentido la Ley de Transparencia aprobada en 2006 por el bipartito de PSdeG y BNG— obliga a devolver todos los obsequios que superen dicha cantidad y a partir de esas navidades Feijóo deja de recibir botellas de Monbus. De hecho, la facturación a la compañía de transportes de al menos dos de las empresas que enviaban los lotes navideños disminuye considerablemente tras la entrada en vigor del Código Ético: Almacenes Lage SL pasa de facturar 12.259 euros en 2013 a 8.406 euros en 2014 y la cuenta anual de Tomás Fernández Fernández Vigo SL se reduce de 28.153 euros a 23.789 euros.

José Blanco recibió en diciembre de 2010, cuando era ministro de Fomento, cuatro botellas de Vega Sicilia Único y otras cuatro de Alión por valor de 858,33 euros en su domicilio de las Rozas (Madrid). La categoría del lote —a diferencia de la de Feijóo, tipificado de “muy bueno”— está señalada con la etiqueta VIP. Al año siguiente, el exministro de Fomento recibe la misma dádiva pero, esta vez, por valor de 878,16 euros. En diciembre de 2012 el regalo de López consta de tres botellas de Vega Sicilia Único y otras tres de Alión por valor de 684,99 euros, pero el paquete es devuelto días después. Al año siguiente, el Grupo Monbus prepara igualmente el regalo para el eurodiputado —un “lote navideño 1” por un valor muy inferior, 144,31 euros— pero finalmente el paquete no es enviado por orden de la secretaria de dirección de la compañía de transportes.

Raúl López también mandó lotes de Vega Sicilia al expresidente y exvicepresidente de la Xunta Emilio Pérez Touriño (PSdG) y Anxo Quintana (BNG). El presidente de Monbus envió dos cajas en 2008 y 2009 al primero y el mismo lote en 2008 el segundo. Sin embargo, el informe al que te ha tenido acceso Público no incluye datos del precio ni de la recepción de estos regalos por tratarse de envíos anteriores a 2010.  

Golpe judicial al negocio de López

El último obsequio que recibe Blanco es, pues, en diciembre de 2011, el año en el que el exministro de Fomento fue acusado por el pago de comisiones ilegales en la concesión de subvenciones dentro de la ‘operación Campeón'. El empresario gallego Jorge Dorribo, imputado en el caso, afirmó haber entregado a Blanco 200.000 euros en una gasolinera de Galicia para que mediara a su favor en varios proyectos empresariales. El Tribunal Supremo archivó la causa contra el eurodiputado en julio de 2013 por no considerar probado que cometiera un delito de tráfico de influencias.

Los obsequios del Grupo Monbus a cargos públicos empiezan a convertirse en una tradición navideña en 2010, año en el que la Xunta de Galicia aprueba la prórroga automática y generalizada de todas las concesiones de transportes. Un plan contrario al Reglamento del Parlamento y el Consejo Europeo —que fija que la duración de los contratos de servicio público no podrá superar los diez años en el caso de los autobuses— y que el Tribunal Supremo obligó a anular recientemente en una sentencia que supuso un duro golpe para el negocio de López. El empresario lucense, implicado en distintas causas judiciales, dirige 60 compañías de transporte que operan, además de en Galicia, en otras comunidades como Extremadura, Catalunya, Madrid, País Valencià, País Vasco, Castilla-La Mancha y Castilla León. López fue detenido hace un año en un restaurante de Sanxenxo cuando entregaba 60.000 euros en efectivo a unos empresarios hoteleros.