Publicado: 07.10.2015 23:12 |Actualizado: 07.10.2015 23:44

Feijóo, el sucesor natural de Rajoy, atrapado entre Galicia y Génova

El presidente de la Xunta mantiene que no irá en las listas del PP para las elecciones generales del 20-D. Rajoy planea que repita en las autonómicas de 2016 para garantizarse la victoria electoral.

Publicidad
Media: 3
Votos: 3
Comentarios:
feijoo efe

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en un acto del PP. EFE

MADRID.- Alberto Núñez Feijóo es, en estos momentos, el nombre que suena mayoritariamente en el PP cuando se pregunta por la sucesión de Mariano Rajoy; gane o pierda éste las elecciones generales del próximo 20 de diciembre, es decir, gobierne o no gobierne el PP a partir de enero de 2016.

La incógnita sobre el presidente de la Xunta no se centra, pues, en si cuenta con apoyo orgánico para ser el líder conservador después del actual ("Lo tiene", subrayan todas las fuentes consultadas), sino en cómo hacer efectivo (y exitoso) el traslado de Feijóo de la política gallega a la política nacional, de Santiago de Compostela a Madrid.

Feijóo ya ha trasladado a su círculo más cercano que no irá en las listas del PP para las elecciones generales

El jefe del Ejecutivo gallego ya ha trasladado a su círculo más cercano que no irá en las listas del PP para las elecciones generales, según ha podido saber Público de dirigentes conservadores gallegos. Precisamente, Rajoy fue preguntado este martes sobre esa posibilidad y aseguró que tenía que hablar con su delfín para conocer su parecer, aunque "todo el mundo" quiere que Feijóo se presente a las elecciones autonómicas de 2016. Es verdad, confirman en Galicia, "llevarse a Alberto al Congreso sería dar las autonómicas por perdidas".



​Por otro lado, traerse al presidente de la Xunta a las listas de las generales sería también dar por amortizado a Rajoy, pero, ¿puede un candidato a la Presidencia del Gobierno serlo en condiciones sin disponer de escaño en la Cámara Baja? Nada lo prohíbe, pero es complicado por una sencilla cuestión de "presencia, proyección y control orgánico", y así vienen a admitirlo en el PP, que también recuerdan que un presidente en España puede no ser diputado, aunque no así en las Cortes autonómicas.

Si Rivera pide la cabeza de Rajoy para dar el Gobierno al PP tras el 20-D, Feijóo podría llegar a Madrid antes de tiempo y ser presidente

Si Rajoy decide finalmente que el presidente de la Xunta es el llamado a sucederle -o si lo ha decidido ya, algo improbable por lo cambiante de los escenarios políticos- tendrá que traérselo a Madrid, aunque sin escaño. ¿Pero cómo? En el PP responden, por un lado, que sólo admiten que la de la sucesión de su actual líder será una cuestión a medio/largo plazo, gobiernen o no, si bien es la primera opción la que contemplan. En este sentido, y paso por paso, el Congreso de los conservadores gallegos está previsto para el primer trimestre de 2016, cuando todo apunta a que Feijóo saldría investido candidato del PP para las elecciones gallegas, previstas para octubre aunque sin descartar un adelanto.

Podría, sin embargo, darse un escenario inédito si el PP logra la mayoría pero con la necesidad de un pacto de investidura con Ciudadanos. El líder de esta formación, Albert Rivera, podría pedir la cabeza de Rajoy y exigir otro presidente -un escenario que C's ya contempla-, con lo que Núñez Feijóo adelantaría su viaje de cuatro años a Madrid sin necesidad de ser diputado.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante un acto del partido. Archivo REUTERS

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante un acto del partido. Archivo REUTERS

Que Rajoy siguiera como presidente tras el 20-D es, sin embargo, el escenario más favorable para el PP y el único que se resisten a abandonar ("Rajoy y Feijóo son los dos únicos presidentes con mayoría absoluta en España", recuerda un miembro del Comité Ejecutivo Nacional) Rajoy gana, es investido presidente, Feijóo se presenta en Galicia, es investido asimismo presidente y el jefe del Ejecutivo español se lo trae en Madrid en una primera remodelación de su Gabinete. "Esta vez sí", recuerda un dirigente del PP gallego, pues fueron muchos allí los que creyeron que en la crisis de Gobierno que finalmente se quedó en la marcha de José Ignacio Wert de Educación, Feijóo sería nombrado vicepresidente.

¿Fue la necesidad de que el presidente de la Xunta siguiera en Galicia la que frenó la profunda remodelación que el propio Rajoy había anunciado? "No es descartable. Los dos presidente hablaron y lo que se dijeron es un misterio, pero concluyó con que Feijóo se quedaba. Si se hubiese ido a Madrid, el cambio habría sido más profundo", admiten a Público las mismas fuentes. El escenario para Feijóo está pues, tan abierto como el de Rajoy, pero lo que es seguro es que el 21-D se habrán despejado varias incógnitas, reflexionan en el PP con cierto alivio.