Publicado: 12.04.2015 14:56 |Actualizado: 12.04.2015 16:29

Felipe González pide
al PSOE pleno apoyo
a Pedro Sánchez

Su intervención en la Conferencia Municipal se traduce en un acto para apuntalar el liderazgo del secretario general

Publicidad
Media: 1
Votos: 7
Comentarios:
Pedro Sánchez y Felipe González se abrazan en una imagen de archivo . / EFE

Pedro Sánchez y Felipe González se abrazan en una imagen de archivo . / EFE

MADRID.- No fue casual la participación en la clausura de la Conferencia Municipal del PSOE del ex presidente del Gobierno Felipe González, que no dudó en utilizar su intervención para pedir a su partido pleno apoyo a Pedro Sánchez, y así apuntalar su liderazgo como secretario general.

González hizo dos confesiones durante su discurso: la primera es que habla muchas veces con Pedro Sánchez; y la segunda que él no le votó en las primarias, y decantó su voto por Eduardo Madina.

 


Pero, dicho esto, aseguró que está a su total disposición, “porque es mi secretario general y a él lo voy a apoyar. Y eso es lo que os pido como cultura de partido”, recalcó.

Las palabras de González fueron recibidas con una gran aclamación, que hizo ponerse en pie a los asistentes, mientras que se veía en las pantallas gigantes una cara de satisfacción en Pedro Sánchez, que no podía disimular.

El expresidente confesó que votó por Madina en las primarias del PSOE de 2014

Y es que el espaldarazo del ex presidente al inicio de la precampaña para las elecciones del 24-M tiene su importancia a nivel interno. González sigue siendo un referente en el PSOE y sus palabras podrían servir para frenar cualquier operación para disputarle las primarias a Sánchez de cara a la Presidencia del Gobierno, en el caso de que hubiera un mal resultado en las municipales y autonómicas.

Aunque González tampoco pronosticó ese escenario. Queriendo levantar los ánimos en su partido, el ex presidente aseguró que el PSOE tiene “un buen horizonte”, y equiparó la actual situación con la de 1979, en las primeras elecciones democráticas en los ayuntamientos. “En 1979 no estábamos en mejores condiciones, eran distintas, pero peores. Hay que levantar el ánimo. Nuestra obligación es iniciar nuevos caminos para buscar la Justicia y la Igualdad”, afirmó.

Y, de nuevo, se refirió a Pedro Sánchez: “Ahora os toca a vosotros hacerlo. Tenéis todo mi apoyo, todo el apoyo que quieras, Pedro, así que ponte las pilas, y ¡mucho ánimo!”. Y el gigantesco escenario del Ifema se vino abajo.

Felipe, que a sus 73 años sigue siendo mucho Felipe en el PSOE, dijo lo que fue a decir, en dos ámbitos: levantar la moral de su partido y acabar con intrigas internas palaciegas que tan bien conoce en torno al secretario general.

Pedro Sánchez también es lo que buscaba y lo que quería, y hasta no tuvo inconveniente de pasearse por la zona de prensa tras el acto, para dejarlo claro: “¿Hoy Felipe os ha dado titular?”. Y sonreía. ¡Cómo si no supira él que estaba claro! 

La intervención final de Sánchez se limitó a ir a lugares comunes, frases repetidas y mensajes ya conocidos

Así que la intervención final de Sánchez se limitó a ir a lugares comunes, frases repetidas y mensajes ya conocidos; mientras que la de Ángel Gabilondo se excedió de académica y de larga.

Ninguno aportó nada nuevo, porque todo el pescado estaba ya vendido. Parecía que Ferraz había hecho toda una Conferencia Municipal sólo para que el partido escuchara que González apoya a Pedro Sánchez, y que pide a sus dirigentes que hagan lo mismo.

Y, en medio de todo esto, aunque fue citado un par de veces por Pedro Sánchez, estaba otro ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, que no intervino en el acto, lo soportó con un cara, digamos que “rara”, y evitó aplaudir demasiado. De Alfredo Pérez Rubalcaba no se supo nada.