Publicado: 10.03.2014 11:07 |Actualizado: 10.03.2014 11:07

Fernández Díaz: "Hubiese sido mejor no haber lanzado pelotas de goma"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha reconocido que "una vez que comprobado lo sucedido en Ceuta (donde perdieron la vida 15 inmigrantes) hubiese sido mejor no haber lanzado pelotas de goma, sobre todo, porque no sirvieron para disuadir la entrada masiva en territorio español".

En una entrevista en Onda Cero, el ministro ha recordado que hasta la fecha "nunca se había producido un supuesto como que a los inmigrantes, que llegan de manera permanente y continuada, se les lanzase pelotas de goma". Y, según el titular de Interior, "una vez aprendido de la experiencia se ha dado la orden de que nunca se volvieran a utilizar ante un intento de entrada ilegal".

El ministro ha insistido, no obstante, en el "carácter disuasorio" con el que se utilizaron las pelotas de goma y puso como ejemplo el hecho de que 23 de los inmigrantes "llegasen sanos y salvo a la playa". Para Fernández Díaz, "si la intención hubiese sido que no llegasen [a la playa] no habrían llegado", ha expuesto el titular de Interior. Ha puntualizado, además, que el uso de material antidisturbios está recogido en los protocolos de actuación anteriores al año 2005 y ha precisado que será "la autoridad judicial" a la que se le ha remitido las grabaciones que acreditan las conversaciones de la cadena de mando registradas aquella noche "quien dictamine sobre ello".

En cuanto a las declaraciones del expresidente del Gobierno, el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, proponiéndo un pacto de Estado para abordar la inmigración, Fernández Díaz rememoró la situación vivida en la etapa del Gobierno del PSOE en los años 2005 y 2006 en la que se registró también una fuerte presión migratoria con muertes de inmigrantes en el mar. El ministro coincidió con Zapatero y ha precisado que "es difícil decir que hay que abordar la inmigración como una política europea sin antes tratarla como una política de Estado". Ha pedido por ello "altura de miras" y que "no se haga demagogia con los muertos".

Sobre las declaraciones realizadas por la comisaria europea de Interior, Cecilia Malmstrom, que cuestionó la actuación de la Guardia Civil, Fernández Díaz ha declarado que "desde algunos despachos se ven las cosas mucho más tranquila y cómodamente que pisando el terreno y la realidad". Ha comentado que en su día le explicó a la comisaria la situación "compleja en los perímetros fronterizos" y ha pedido que "a la hora de hacer juicios y dar opiniones" se hagan "desde la comprensión, el rigor y la solidaridad porque es una tarea y compleja y se hace para preservar la frontera de Europa".

Jorge Fernández Díaz se ha referido también al último intento de salto a la valla de Melilla por parte de unos 150 inmigrantes de los cuales 20 han conseguido cruzar el perímetro fronterizo. El ministro ha insistido en el "deber" de España de proteger la frontera que, según ha admitido, es "la labor más desagradable" pero de la que "España no va a abdicar". "Las fronteras abiertas significarían la desaparición de los estados y España tiene la capacidad de acogida que tiene, pero Europa tampoco lo consentiría", ha expuso el ministro. Ha expresado también la necesidad de "ayudar a los países de origen y tránsito" para que esas personas "no se vean desesperadas para realizar estos intentos de inmigración ilegal".