Publicado: 18.10.2016 09:58 |Actualizado: 18.10.2016 10:57

Fernández Díaz insiste en hacerse la "víctima política": "Las grabaciones
se difundieron ilegalmente"

El ministro del Interior se congratula por la decisión de la Fiscalía de pedir el archivo de la querella presentada por Trías y CDC. Se sorprende de que "nadie haya criticado" que las informaciones se publicaran días antes del 26J y ve "una evidente intención de interferir en la campaña electoral y para hacerme daño a mí como candidato".

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
Jorge Fernández Díaz durante su entrevista en 'Los Desayunos' de TVE.

Jorge Fernández Díaz durante su entrevista en 'Los Desayunos' de TVE.

MADRID.- El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha acusado este martes al diario Público de "difundir ilegalmente" sus conversaciones con entonces director de la Oficina Antifrau de Catalunya (OAC) Daniel de Alfonso en las que conspiró para fabricar escándalos contra partidos soberanistas catalanes como ERC y CDC.

En una entrevista en 'Los Desayunos' de TVE, Fernández Díaz insiste en considerarse solo "una víctima" política de la publicación del contenido de su reunión con Del Alfonso, que tuvo lugar en su despacho en el Ministerio del Interior en octubre de 2014 y considera que "las grabaciones casualmente salieron durante la campaña electoral un día tras otro, debidamente editadas". 



Lo que más le preocupa al ministro es que las grabaciones se difundieran dos años después de tener lugar la conversación y se sorprende porque "nadie haya criticado eso". "Me grabaron a mí y salen dos años después y nada menos que en campaña, un día tras otro", ha insistido al respecto. Además, ha negado que le dijera a De Alfonso "esto la Fiscalía te lo afina": "Yo dije, en fin, la Fiscalía..."

"El medio digital que estuvo publicando eso entregó la grabación en un sobre en la Fiscalía y ésta acordó no pedir diligencias previas porque no veía indicios de ningún delito"

Fernández Díaz tan solo se ha referido a Público sin citar su nombre al referirse a las decisiones que ha ido tomado la Fiscalía con respecto a las diferentes denunciadas presentadas: "El medio digital que estuvo publicando eso entregó la grabación en un sobre en la Fiscalía y ésta acordó no pedir diligencias previas porque no veía indicios de ningún delito".

El titular de Interior ha sido preguntado por la petición que hizo ayer mismo la Fiscalía General del Estado de archivar la querella criminal presentada en septiembre en el Tribunal Supremo por el exalcalde de Barcelona Xavier Trias y la antigua Convergència Democrática de Catalunya (CDC) considerando que "ahora se debe pronunciar la sala segunda de lo Penal del Tribunal Supremo".

Se trata del segundo posicionamiento del Ministerio Público sobre estas conversaciones. En julio, la Fiscalía del Tribunal Supremo ya se pronunció sobre el contenido de las cintas para asegurar que no veía delito alguno en la actuación de Fernández Díaz. No obstante, la Fiscalía ante el Supremo encomendó a las Fiscalías de Madrid y Barcelona que valoraran si pudieron cometerse delitos de revelación de secretos y malversación de caudales públicos en relación con estos hechos por parte de De Alfonso, que es una persona no aforada y sobre la que por tanto carecía de competencia.

"Si en las escuchas no había nada jurídico, en lo político, yo soy víctima",
ha manifestado el ministro para incidir en que "a nadie le deseo que se vea en esta situación". Y es que el ministro considera que detrás de la publicación de sus conversaciones hubo "una evidente intención de interferir en la campaña electoral y para hacerme daño a mí como candidato".

Niega que se graben conversaciones en su despacho

Sobre cómo se grabó su reunión con De Alfonso, Fernández Díaz ha negado que durante su mandato se hayan grabado de manera habitual las conversaciones que ha mantenido en sus despachos y ha admitido que "estas cosas pasan y con más frecuencia de lo que se puede pensar". También ha descartado "que se me hubiera grabado desde fuera" y también "que los interlocutores (él y De Alfonso) hayan grabado la conversación con conocimiento de causa". Por eso, ha afirmado que "quien viene a hablar a mi despacho puede estar tranquilo".

"Cuando uno comparece tiene el deber de contestar lo que le preguntan. Uno tiene el derecho a decir cosas que a usted no le interesan que se conozcan"

Por último, se ha referido a la petición que formulará este mismo martes el Partit Demòcrata Català, a la que se unirá el resto de la oposición, para que el Congreso le repruebe por las grabaciones asegurando que "ellos están en su derecho de hacerlo".  Y sobre la comisión de investigación que se acordó abrir sobre su gestión al frente de Interior ha lanzado un aviso velado: "Cuando uno comparece tiene el deber de contestar lo que le preguntan. Uno tiene el derecho a decir cosas que a usted no le interesan que se conozcan".