Publicado: 17.02.2014 23:23 |Actualizado: 17.02.2014 23:23

Fernández Díaz: "No se puede cuestionar la labor de la Guardia Civil en Ceuta"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Era el tema del que todo el mundo esperaba que tratase y, precisamente, del que menos ha hablado. El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, a penas ha dedicado un pequeña parte de la conferencia que ha ofrecido en la sede del diario La Razón a hablar sobre la tragedia de Ceuta en la que murieron 15 personas, una cifra que por primera vez ha reconocido, después de que en sus últimas comparecencias hubiera mantenido que eran 11 las víctimas mortales. No ha hablado de las responsabilidades de Interior, ni del cambio de versiones oficiales, y ha vuelto a cerrar filas en torno a la actuación de las fuerzas de seguridad: "No se puede cuestionar la labor de la Guardia Civil en Ceuta".

Muy notoria sí ha sido la presunta equivocación del ministro. En plena polémica sobre si los disparos de la Policía Nacional, así como los arrestos y los fallecimientos, se produjeron en suelo marroquí o español, Fernández Díaz ha comenzado afirmando que le tocaba hablar "de los 15 muertos en Ceuta..." "¡Perdón! No murieron en Ceuta, murieron en suelo marroquí. Pero estaban intentado entrar en Ceuta", se ha justificado a continuación.

Él mismo lo ha advertido al comienzo: "A penas voy a tocar este tema porque en el turno de preguntas me lo volverán a sacar". Sin embargo, no había preguntas para los periodistas, sólo para tres preseleccionados por el diario de Paco Marhuenda. Evidentemente, una de ellas la ha hecho él mismo y sólo una de las otras dos ha tocado el tema. Y como respuesta se ha limitado a leer la intervención que hizo el ministro de Interior socialista Alonso cuando ocurrió otra tragedia en la frontera de Ceuta en 2005. Entonces los socialistas pidieron "política de Estado" frente a este problema. Lo mismo que pide el PP hoy. "Y debo decir que muchas actitudes que estoy viendo estos días distan mucho de poder ser definidas como política de Estado", ha añadido en clara crítica al PSOE.

"Los 15 muertos en Ceuta..." "¡Perdón! Murieron en suelo marroquí" Como ha venido haciendo estas semanas, ha echado la última culpa a las mafias que organizan las venidas de inmigrantes sin papeles: "Las mafias analizan como actuamos y las respuestas que damos. El salto de hoy de Meilla están condicionados por los hechos de Ceuta". A continuación, siendo todas las declaraciones al respecto en respuesta a la pregunta de la periodista Gloria Lomana, ha afirmado que "los inmigrantes vienen a Europa y, por tanto, la política migratoria ha de ser europea". Y también ha querido mostrar su cara más amable: "La solución real a este drama está en los países de emisión y tránsito de la emigración ilegal. Hay que ayudar a esos países para acabar con la pobreza. España ha enviado 600 millones de euros en los últimos años en concepto de ayuda al desarrollo. Falta más ayuda europea".

Prácticamente todo el resto de la conferencia la ha dedicado a hablar de ETA, la principal cuestión que le queda al PP para seguir hinchando pecho ante la derecha sociológica española, aunque incluso en este tema ha sido incapaz de generar consenso y le ha salido por la derecha Vox, cuyo principal argumento para criticar al partido e Rajoy es su "transigencia" con el terrorismo.

Asegura que "España no da su brazo a torcer" y que "Bildu es ETA"

Fernández Díaz estaba bien arropado en esta ocasión para hablar de "la fortaleza del Estado frente a los terroristas", pues entre los asistentes en la sala del diario de Marhuenda, además de los dirigentes de la Policía y la Guardia Civil, estaban Mari Mar Blanco y Ángeles Pedraza. Además, también estaban presentes personalidades del PP como Eduardo Zaplana o Javier Arenas. Con esta compañía, ha comentado como "España no da su brazo a torcer" y que "Bildu es ETA", llevando ahora su estrategia  independentista a Navarra e intentado tirar el Gobierno de Barcina.

También ha querido dedicar unas palabras al anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana. "Este proyecto solo quiere sancionar las actitudes violencias y no quiere violentar el derecho de manifestación, respetamos el derecho de los ciudadanos que no quieren manifestarse", ha afirmando el ministro después de vanagloriarse de que España sea uno de los países más seguros del mundo. Siendo un país tan seguro, también ha afirmado que "si se escora demasiada hacia la seguridad no hay libertad".