Publicado: 29.11.2014 08:00 |Actualizado: 29.11.2014 08:00

Fernando Maura: "UPyD aprobó normas para que sólo UPyD pudiera pactar con UPyD"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Rosa Díez y Albert Rivera rompieron definitivamente sus negociaciones sobre un posible pacto electoral hace poco más de una semana. Pero entre el cruce mutuo de acusaciones y culpas, todavía quedan voces en UPyD que lamentan que no se llegara a un acuerdo con Ciudadanos (C's) para confluir en las próximas elecciones autonómicas y municipales.

Este es el caso de Fernando Maura, un histórico de la formación magenta de la que ahora es eurodiputado, que si ya fue crítico con la líder de su partido tras la polémica con Francisco Sosa Wagner, ahora considera "una mala noticia" el desencuentro con Rivera.

"Han sido más conversaciones que negociaciones", opina, aun reconociendo que no ha estado presente en las reuniones y negándose a valorarlas en profundidad. "El documento aprobado por el Consejo Político de UPyD en el que se regulaban posibles alianzas con otras fuerzas políticas ya tenía un nivel de exigencia tremendo que hacía que ninguna organización que no fuera UPyD pudiera pactar con UPyD", critica en una conversación telefonica con Público. "Si se quiere pactar, primero hay que  reconocer las diferencias y detectar los niveles de semejanza, no se puede tener ese nivel de autoexigencia y pedir que tengan los mismos niveles de transparencia, etc", insiste.

Y es que Maura considera que una unión con C's sería beneficiosa para UPyD. "El momento actual, después de las elecciones europeas, exige que partidos que pretenden ocupar un espacio de regeneración democrática desde las instituciones se pongan de acuerdo", manifiesta. "Y UPyD y C's ocupan ahora un mismo espacio político: el que pretende devolver la ilusion a la ciudadanía, a los ciudadanos que no encuentran acomodo en los partidos tradicionales ni tampoco en Podemos, que no ha concretado de forma clara hacia dónde va", especifica.

"Se puede ser de UPyD y decir que hay espacio para compartir con Ciudadanos"

Además, para el eurodiputado es un error no aprovechar el tirón electoral de Rivera, quien, a su juicio, ofrece la imagen de "rejuvenecimiento" que pide la ciudadanía, por "su juventud, pero también por el arrojo que está teniendo en Catalunya, con una fuerza y energía admirables frente al reto soberanista". "Daríamos la imagen de que mi generación —que es también la de Rosa Díez, recuerda— está dando paso a la siguiente, como ya han hecho (Alfredo) Rubalcaba y Cayo Lara en PSOE e IU (respectivamente) o incluso el rey Juan Carlos con su abdicación", argumenta.

Sin embargo, elude responder sobre si Rosa Díez, con quien mantiene una relación fría desde que desobedeció —como Sosa Wagner— al partido votando a favor de Jean Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea, debe o no presentarse a la releección como candidata a la Presidencia del Gobierno. Incidiendo en que a él no le gusta "calificar ni descalificar a nadie", niega pertenecer al grupo de magentas que arremetieron contra su líder tachandola de "autoritaria". Es más,  alaba su "arrojo"  por su pasado político en Euskadi, así como su "valor, su capacidad para encarar adversidades y la firmeza y energía que demostro cuando puso en marcha UPyD", un proyecto en el que Maura participó "desde el primer minuto".

Por eso, y porque sigue siendo fiel al manifiesto fundacional de la formación, así como a su programa electoral, el eurodiputado jamás se ha planteado cambiarse de partido, por mucho que alabe al de Rivera. "Se puede ser de UPyD y decir, al mismo tiempo, que, más allá de las siglas, hay espacio para compartir con Ciudadanos", aclara. E insiste en que Rosa Díez "debería darse cuenta de que el sistema político en España  ha cambiado después del 25-M con la irrupción de fuerzas nuevas y que hay que reorientar la estrategia del partido". "Porque los ciudadanos están diciendo que hay que cambiar de políticas, pero también de políticos", concluye.