Publicado: 03.03.2014 14:58 |Actualizado: 03.03.2014 14:58

Ferraz evita ahora respaldar una moción de censura del PSN contra Barcina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Nada nuevo en relación a Navarra". Con esta frase recibía el número tres del PSOE, Óscar López, las numerosas preguntas que se le venían encima este lunes sobre la posible moción de censura contra la presidenta foral, Yolanda Barcina, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en la sede federal del partido en Madrid. El secretario de Organización de los socialistas no se ha movido de ahí a pesar de las insistentes preguntas de los periodistas y, por tanto, ha evitado aclarar si la dirección del partido respaldaría una iniciativa parlamentaria del PSN para echar a la máxima mandataria navarra del poder una vez que la comisión de investigación del Parlamento navarro le emplazara a presentar su dimisión por el supuesto trato de favor exigido por su vicepresidenta a la Hacienda foral.

La actitud que ha mantenido hoy López supone así un claro paso atrás respecto al ultimátum que había lanzado el secretario general de los socialistas navarros, Roberto Jiménez, al Ejecutivo foral y que entonces sí fue respaldado por Ferraz: si la comisión de investigación demostraba la culpabilidad de Barcina y esta no se iba, el PSN presentaría una moción de censura. Esta iniciativa requeriría del apoyo de Bildu para salir adelante, sólo el apoyo. Pero desde UPN así como desde el PP se ha acusado por ello a los socialistas de tratar de negociar con la formación independentista.

La dirección del PSOE que está en manos de Alfredo Pérez Rubalcaba parece haber asumido también ese discurso de la derecha y ya no se atreve a respaldar una moción de censura del PSN. López se ha limitado este lunes a remarcar que una vez concluida la comisión de investigación, los socialistas navarros iniciarán una ronda de contactos con el resto de partidos navarros. Con todos los grupos, ha insistido el número tres del PSOE, "excepto con Bildu", una condición que ya había sido anunciada el sábado por el PSN, tras la reunión de su Ejecutiva.

"El PSOE no va con Bildu a ninguna parte", remarcaba López en rueda de prensa. ¿Por qué razón? ¿Por qué los socialistas ni siquiera dialogarán con una formación legal, claramente desmarcada de la violencia y con la que sí mantienen contactos en Euskadi? El número tres del partido no daba hoy más explicación que la de que es una decisión del partido. "Es lo que decidió el PSOE", ha asegurado sin entrar en más detalles.

López ha insistido en que Ferraz y PSN están "hablando y trabajando coordinadamente" desde que se conocieron las primeras noticias sobre las supuestas corruptelas de la vicepresidenta navarra, Lourdes Goicoechea. Ambas direcciones mantienen una "relación permanente", si bien ahora parece estar ganando la postura que se defiende desde Madrid. Evitando cualquier tipo de respaldo a una moción de censura del PSN, y sin aclarar si apoyarían otra presentada por otra formación política él secretario de Organización de los socialistas remarcaba: "No adelantemos acontecimientos".