Publicado: 05.07.2016 23:41 |Actualizado: 05.07.2016 23:41

Ferraz se mantendrá en la resolución del 28-D: nada con el PP y nada con independentistas

Las federaciones de Madrid y Euskadi dieron su pleno respaldo al posicionamiento del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de no dar su apoyo a una investidura del Partido Popular ni por activa ni por pasiva

Publicidad
Media: 1.75
Votos: 4
Comentarios:
Pedro Sánchez y César Luena, durante la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE tras las elecciones. EFE/Paco Campos

Pedro Sánchez y César Luena, durante la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE tras las elecciones. EFE/Paco Campos

MADRID.- Las federaciones de Madrid y Euskadi dieron su pleno respaldo al posicionamiento del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, de no dar su apoyo a una investidura del Partido Popular ni por activa ni por pasiva, como ya informó Público.

Idoia Mendía (PSE) y Sara Hernández (PSM) coincidieron a la salida de su encuentro con el líder socialista de que el PSOE es la alternativa al Partido Popular a sus políticas y a su forma de actuar, y que el voto de los diputados del PSOE será “no” a cualquier investidura que suponga que los populares sigan en La Moncloa. “Sea Rajoy o sea otro candidato, nosotros no vetamos personas, vetamos sus políticas”; explicó la dirigente vasca.

La dirigente madrileña, que fue felicitada por Sánchez porque el PSOE sólo subió en votos en la Comunidad de Madrid en las pasada elecciones, fue más contundente e indicó que los socialistas madrileños tienen claro que el PSOE no puede ser cómplice con su voto del partido de “los recortes y la corrupción”.



Sánchez seguirá hoy con su ronda de contactos con cuatro secretarios generales más, pero todo apunta a una gran unanimidad en el partido en torno a este posicionamiento, salvo por parte del dirigente extremeño Guillermo Fernández Vara que sigue defendiendo una abstención -aunque siempre ha dicho que lo hace a título personal-, y algunos dirigentes de la vieja guardia.

Oficialmente aún se mantiene la duda en si habrá una nueva resolución en el Comité Federal del sábado ratificando esta negativa o se mantendrá la aprobada el 28 de diciembre en la que ya se decía nítidamente que el PSOE no apoyaría ningún Gobierno del Partido Popular, y a su vez no asumiría gobernar con el apoyo activo o pasivo de partidos independentistas.

Sin embargo, según fuentes consultadas, todo indica que se podría mantener dicha resolución o ser ratificada, pero que en el fondo eso sería lo de menos, porque lo que Sánchez busca es un amplio acuerdo en el partido para trasladárselo a Mariano Rajoy cuando se reúna con él.

A pesar de la firmeza y casi unanimidad en el PSOE en esta posición, este martes saltaron los rumores de que PSOE y PP estaban negociando por la espalda e, incluso, que había un acuerdo para una investidura exprés.

El PSOE emitió una nota de forma inmediata diciendo que el contenido de esas informaciones “carece totalmente de veracidad” y que no ha existido ningún contacto para preparar la reunión Rajoy-Sánchez. El PSOE reitera en este desmentido que pide al PP y a Rajoy “trabajar para encontrar apoyos suficientes para su investidura entre las fuerzas políticas afines a su ideología”.

Como ocurrió tras las pasadas elecciones, aunque muchos no lo creían, Sánchez va a mantenerse firme en esta posición por muchas presiones y rumores que existan, con un mensaje que le cuesta hacer llegar pero que lo dijo nítidamente Sara Hernández este martes: “La responsabilidad de que haya terceras elecciones no está en el PSOE; está en el PP, que ha sido el partido más votado. Que la asuma”.

Y como a Idoia Mendía se le ocurrió decir que si hacía falta se convocaba otro Comité Federal porque el PSOE no le tiene miedo al debate, pues ya saltaron las especulaciones de que habrá otro cónclave socialista para enmendar lo que apruebe éste. “¿Qué parte de 'no, es no' no se ha entendido?”, decía un destacado dirigente de Ferraz, que ya decía que no hacía más desmentidos.