Publicado: 04.12.2015 05:03 |Actualizado: 04.12.2015 13:38

LAS EXPECTATIVAS

Podemos confía en conseguir una "remontada" con los fichajes estrella y las alianzas con Colau, Oltra y Beiras

Errejón asegura que el CIS refleja una tendencia ascendente para su partido, y plantea una campaña de cercanía, con protagonismo de los 'fichajes estrella'. "Salimos a ganar".

Publicidad
Media: 3.64
Votos: 11
Comentarios:
4. Monica Oltra, Ada Colau y Pablo Iglesias, en la manifestación contra la violencia machista en Madrid. PÚBLICO

4. Monica Oltra, Ada Colau y Pablo Iglesias, en la manifestación contra la violencia machista en Madrid de noviembre de este año. PÚBLICO

MADRID.- Es el último peldaño en la escalera para asaltar los cielos de Moncloa, o al menos para intentarlo. Todos los portavoces de Podemos aseguran que pueden ganar, que no contemplan otro escenario, a pesar de que las últimas encuestas, entre ellas el CIS de este jueves, dibujan un escenario en el que la formación morada quedaría en cuarto lugar. "Remontada", es la respuesta de todos los dirigentes del partido, que trabajan para volver a ilusionar a sus simpatizantes en la recta final del ciclo que comenzaron en enero de 2014.

"Salimos a ganar", asegura a Público Íñigo Errejón, número dos del partido, minutos después de la apertura de campaña. La macroencuesta del CIS publicada unas horas antes daba a Podemos un 15,7% de los votos -contando con los resultados de sus marcas en Galicia, Catalunya y Comunidad Valenciana-, pero el director de campaña cree que este es un escenario "de ciencia ficción". Asegura que la incorporación de fichajes estrella, las alianzas territoriales y la "recuperación de la cercanía" de la formación, con Pablo Iglesias centrado únicamente en la campaña, son los principales factores que explican esta "remontada", y ve una tendencia ascendente para su partido incluso en la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Intentará despejar la niebla de indefinición que envuelve a Ciudadanos para presentar al partido de Albert Rivera como sucesor natural del PP

Cuatro de cada diez españoles con intención de votar aún no han decidido a quién, y el partido morado se vuelca en pescar en este caladero de indecisos marcando sus diferencias con el resto de fuerzas, la "vieja política". Recordará los casos de corrupción del PP y las consecuencias sociales de sus políticas de austeridad, e intentará despejar la niebla de indefinición que envuelve a Ciudadanos para presentar al partido de Albert Rivera como sucesor natural del PP, y por tanto como fuerza incapaz de traer el cambio político. Y, por encima de todo, pondrá el foco en reclamar el voto de los "socialistas de corazón" para que Podemos obtenga un resultado superior o cercano al partido de Pedro Sánchez y este se vea obligado a aplicar políticas de izquierdas.



La victoria del PP en las elecciones hoy parece segura, pero, como explica Errejón, la correlación de fuerzas entre POSE, C'S y Podemos es la verdadera clave y el partido trabaja para igualar la diferencia de entre 30 y 35 escaños con los socialistas que vaticina el (CIS), además de para reducir la brecha de 20 escaños con el partido naranja. El número tres en las listas de Podemos al Congreso prefiere no hablar de números, pero a su entender el único mal escenario sería que se cerrase "la ventana de oportunidad" para el cambio, y por tanto "triunfase el inmovilismo" en el que sitúa a PP, PSOE y C'S.

Vuelta a las calles

Podemos quiere revivir la emoción que nació con su desembarco en el Parlamento Europeo, y por ello resalta sus vínculos con el 15-M y apuesta por una campaña de cercanía, con actos de proximidad más informales, pero también con grandes mítines como los que celebraron en la campaña autonómica. Eso, por no hablar del carácter eminentemente televisivo de la campaña, que PP, PSOE y C'S también han sabido reconocer, y que Podemos afronta con la presencia casi continuada de distintos portavoces en la pequeña pantalla, un medio en el que Iglesias se ve fuerte.

Al mismo tiempo, en vista de los eventos celebrados por el partido en los últimos días, la formación pondrá el acento en captar voto femenino y rural, ambos en su lista de asuntos pendientes . Para llegar a este último segmento de la población, el partido del círculo celebraba la tradicional pegada de carteles de la madrugada del viernes en Villaralbo, Zamora. Apenas unas horas después la caravana electoral partía rumbo a Cádiz, para luego llegar hasta Málaga, saltar de ahí a Hospitalet...

El líder de Podemos afronta la fase de sprint para el 20-D con una agenda casi imposible, y con una campaña personalista en la que sólo Errejón tendrá un papel casi tan destacado como el del secretario general. Paralelamente, una suerte de caravana B llevará a dirigentes como Pablo Echenique o Carolina Bescansa a lo largo y ancho de la geografía española, en coordinación con otras acciones de carácter local.

También tendrán su espacio los fichajes estrella en las listas para el Congreso, como la jueza Victoria Rosell, el magistrado Juan Pablo Yllanes o el exgeneral y exJEMAD Julio Rodríguez, pero serán los líderes de otras fuerzas territoriales quienes soportarán el peso del que probablemente sea el eje clave de la estrategia para el 20-D: las alianzas en Catalunya, Galicia y Comunidad Valenciana.

Colau, Oltra y Beiras, junto a Iglesias

La encuesta del CIS publicada este jueves también refleja la gran baza de Podemos para hacerse con un mayor número de escaños: las alianzas territoriales con Anova, Compromís, Barcelona en Comú o ICV-EUiA. Cada una de las marcas territoriales pretende contar con grupo propio en el Congreso, y Errejón saca pecho por la labor del partido para reconocer la "plurinacionalidad" en el Estado español como un valor añadido, y por haber logrado sellar estos acuerdos con otras fuerzas del cambio.

La alcaldesa de Barcelona y líder de Barcelona en Comú, Ada Colau, la vicepresidenta de la Comunidad Valenciana y portavoz de Compromís, Mónica Oltra, y el diputado en Galicia y portavoz de Anova, Xosé Manuel Beiras, son fundamentales para cumplir la hoja de ruta del partido morado. Todos ellos participarán en actos de campaña junto al líder de Podemos, y estarán presentes de forma telemática en el evento sobre la Constitución que el partido prepara para el próximo 6 de diciembre.

Su postura a favor del referéndum catalán -aunque no quiera la independencia-, la reforma constitucional de cinco puntos o el Programa del Cambio, con 400 medidas y una memoria económica, son otras de las bazas del partido. Hoy, haya o no micrófonos de por medio, desde Podemos recuerdan que ya dieron una sorpresa en las elecciones europeas, y creen que hoy están preparados para volver a hacerlo, para llegar a La Moncloa con una campaña que de momento cuenta con apenas 1.280.000 euros de presupuesto. Iglesias fue claro al respecto este miércoles, en un evento en el que se sometió a las preguntas de una quincena de ciudadanos. "No nos hemos moderado: hemos hecho un programa aplicable desde el primer día". Desde hoy, tienen poco más de dos semanas para convencer de ello a ese 40% de indecisos que decidirán la composición del tablero político el 20 de diciembre.