Publicado: 15.05.2014 12:59 |Actualizado: 15.05.2014 12:59

La final de la Champions abre una nueva grieta en el PP de Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La celebración de la final de la Champions League ha reabierto las luchas de poder que, desde hace algún tiempo, mantienen en el PP de Madrid.

Primero fueron los rifirrafes entre la alcaldesa de la ciudad, Ana Botella, y la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, por sus encontradas opiniones sobre el control de las manifiestaciones. Después, la presidenta del PP regional, Esperanza Aguirre, se encontró con la oposición de ambas tras su fuga al volante. Y su sucesor al frente de la Comunidad, Ignacio González, también mantiene las distancias con Botella dados los malos resultados que las encuestas les dan a ambos de cara a las próximas municipales y autonómicas de 2015. Precisamente en esos comicios, las tres primeras son habituales de las quinielas como futuras candidatas a la Alcaldía. Él, por su parte, pretende que Rajoy le deje presentarse a la reelección en la región

Y aunque desde que comenzó la campaña electoral de cara a las europeas, los cuatro han comparecido juntos en numerosos mítines y actos, ofreciendo una imagen de compañerismo y amistad, ahora la idea del presidente del Ejecutivo de instalar una pantalla gigante en la puerta del Sol para que las aficiones de Real Madrid y Atlético puedan ver el partido en directo, juntos, en la misma plaza, ha reabierto la polémica.

González justificó su opción con la excusa de que se trata de un "hecho histórico" —es la primera final que se disputa entre dos equipos de una misma ciudad—, pero consciente de que ello conllevaría cierta peligrosidad, pidió informes de seguridad a la Delegación del Gobierno. Cifuentes, entonces, dejó el caso en manos de la Junta Electoral Provincial —ya que la cita del derbi se produce el 24 de mayo, justo en la jornada de reflexión previa a las elecciones europeas— y del Ayuntamiento de la capital.

Pero la delegada del Gobierno no quiso dejar de hacer pública su opinión. "¿A alguien se le ocurriría concentrar en la Plaza de Mayo de Buenos Aires a las aficiones del River y del Boca, o en cualquier plaza londinense a los seguidores del Arsenal y del Chelsea?", criticó Cifuentes, que también apeló al "sentido común" necesario para prever que será una convocatoria "masiva" para la que sería obligatorio instalar un "dispositivo de seguridad" a la altura de las circunstancias. 

Botella, por una vez, se aisló de esta polémica, a la espera, dijo, de que decida primero la Junta Electoral. La alcaldesa sólo instó a ambas aficiones a que "se porten bien", a que tengan "un comportamiento ejemplar". Pero la delegada, mientras, ha vuelto a insistir hoy en el "altísimo riesgo" de juntar a ambas aficiones. "No quiero decir que estas aficiones no sean pacíficas, pero este partido es de altísimo riesgo y es mejor que lo vean por separado", especificó Cifuentes. 

Ante tanta insistencia y aun sin estar especialmente convencido de los argumentos de la delegada, Ignacio González ha decidido este jueves retirar su propuesta. "Nosotros, evidentemente, a la vista de la posición de la Delegación de Gobierno no instalaremos la pantalla que teníamos prevista, como es lógico", ha señalado González a su llegada al Ayuntamiento de la capital, donde se celebra la entrega de medallas con motivo de la festividad de San Isidro.  Pero no murió sin pelear. El presidente regional tildó de "desafortunadas" las comparaciones de las aficiones del Atlético y el Real Madrid con otras "muy violentas" y señaló que lo único que quería hacer el Gobierno regional es aprovechar el momento histórico que supone que por primera vez haya en la final dos equipos madrileños para hacer la "fiesta del deporte".


http://www.quoners.es/debate/crees-que-es-prudente-juntar-a-las-aficiones-de-atletico-y-real-madrid