Público
Público

El final de ETA: se buscan 170 ayudantes para el desarme más peculiar de la historia

Mientras avanzan los preparativos del acto que tendrá lugar este sábado en Baiona, el gobierno de Rajoy prepara su respuesta: incredulidad e indiferencia ante la entrega de los arsenales.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Los mediadores implicados en el desarme de ETA.

Organizar hasta el más mínimo detalle de un acto histórico no es una tarea sencilla. En la víspera de un día difícil de olvidar, los organizadores de los actos centrales del “Día del Desarme” en Baiona han hecho un llamamiento a la ciudadanía: necesitan urgentemente 170 voluntarios, dispuestos a realizar distintas tareas, todas ellas de carácter organizativo. Podría ser una anécdota, pero dibuja una realidad confirmada por varios mediadores internacionales: no hay antecedentes de una entrega de armas como la que tendrá lugar este sábado en territorio francés.

“Todo esto ha sido peculiar desde el principio. Normalmente, los gobiernos suelen interesarse en los procesos de desarme. En España, sin embargo, hemos visto la actitud contraria”, destacan fuentes próximas a los mediadores internacionales que siguen de cerca la situación de Euskadi. No en vano, el final de ETA –grupo al que la BBC calificaba este viernes como “la última insurgencia de Europa”- cuenta con la participación y el respaldo de varios representantes de la sociedad civil de Iparralde (País Vasco bajo jurisdicción francesa), quienes han sido bautizados como “artesanos de la paz”.

Lo atípico de este proceso se nota hasta en las cuestiones más técnicas. En una semana cargada de trabajo, los intermediarios civiles se han visto obligados a pedir la “solidaridad ciudadana” para organizar los distintos actos que se celebrarán este sábado en Baiona desde las 10.30, momento en el que empezarán una serie de mesas redondas y se proyectará el cortometraje “La paix maintenat, une exigence populaire” (La paz ahora, una exigencia popular) en el cine Atalante. Ese mismo film volverá a proyectarse a partir de las 15.00 en el mitin central del día, que se celebrará en la céntrica explanada Roland Barthes.

“Necesitamos 170 ayudantes”, avisaron los promotores de este acto a través de las redes sociales. Tal como ya había avanzado Público, se necesitan colaboradores para las más diversas tareas: desde médicos –se prevé una numerosa concentración ciudadana- hasta personas con conocimientos en materia de seguridad. Además, los patrocinadores han pedido ayuda para cubrir las funciones relacionadas con la difusión del evento, principalmente a nivel de redes sociales.

En efecto, se prevé que la repercusión mediática de esta jornada será enorme. De momento, varios medios internacionales como BBC o New York Times han realizado crónicas previas sobre el desarme. Asimismo, la cadena británica ha sido la elegida por ETA para dar a conocer el comunicado en el que se declara como “organización desarmada”, publicado a la medianoche de este jueves.

Las dudas de Rajoy

Esa expectación contrasta con la actitud del Gobierno de Mariano Rajoy, que mantiene sus dudas sobre el verdadero alcance del desarme. En tal sentido, fuentes conocedoras de este proceso señalaron a Público que La Moncloa no tiene intención de variar su discurso, ni siquiera cuando se presenten muestras de la entrega de los listados con la ubicación de los arsenales de ETA a la justicia francesa.

De esta manera, el Gobierno podría cuestionar el alcance del desarme, alegando que existirían pistolas y explosivos sin localizar. Además, intentaría restar protagonismo a los activistas sociales que han impulsado este acto. Casualidad o no, Rajoy tiene garantizado que el Gobierno Vasco –que recibirá el apoyo del PP para la aprobación de los Presupuestos autonómicos- no acudirá al mitin de Baiona. El guion se está cumpliendo según lo previsto.