Público
Público

Operación Lezo El nuevo fiscal jefe Anticorrupción intentó frenar el registro de la casa de González

Manuel Moix ordenó por escrito a los fiscales del caso que no ejecutaran uno de los registros que ya estaban previstos, pero los fiscales del caso se negaron y forzaron la celebración de una junta de fiscales Anticorrupción que se opuso por mayoría a las intenciones de su jefe. La Fiscalía ha enviado un comunicado negando cualquier intento de obstaculizar el proceso.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 21
Comentarios:

Agentes de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), se llevan documentación después de un registro en el marco de la 'Operación Lezo'. | EFE

Manuel Moix, fiscal jefe Anticorrupción y antes fiscal jefe de Madrid, apenas lleva mes y medio en su nuevo cargo, pero ya se ha visto salpicado por la polémica. La cadena Ser informa de que Moix intentó ayer, miércoles, frenar el registro del domicilio de Ignacio González en el marco de la 'Operación Lezo'.

Según el relato de la Ser, Moix ordenó por escrito a los fiscales del caso que no ejecutaran ese registro que ya estaba previsto. La cadena radiofónica asegura que esa decisión de Moix contó con el beneplácito del propio Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, a quien le pareció "muy bien" la decisión.

Pero a los fiscales encargados del caso no les pareció tan bien esa decisión e invocaron el artículo 27 del estatuto de la Fiscalía, lo que obligó a Moix a convocar la junta de fiscales Anticorrupción. La mayoría se opuso a la decisión de Moix y apoyo que se realizara el registro. Moix tuvo que asumir el resultado de la mayoría y rectificar su decisión.

En declaraciones a la cadena Ser, Moix ha quitado trascendencia al asunto: dice que su decisión es una actuación "habitual" en la Fiscalía, y que, además, la decisión de la junta "no es vinculante" y aun así, rectificó.

Sin embargo, es inevitable correr un velo de sospecha sobre la actuación de Moix porque su nombre aparece en el sumario de la operación contra Ignacio González, en concreto en una conversación telefónica grabada por la Guardia Civil en verano pasado, entre el propio Ignacio González y Eduardo Zaplana, ex presidente de la Comunitat Valenciana y es ministro de los Gobiernos de Aznar. En esa conversación Zaplana le dijo a González que estuviera tranquilo.

Es más, según la Ser el expresidente de la Comunidad de Madrid celebró la posibilidad de que Moix pudiera convertirse en el Fiscal Jefe Anticorrupción por la proximidad de éste al PP

La Fiscalía lo niega

La Fiscalía General del Estado, que dirige José Manuel Maza, ha negado que el fiscal jefe Anticorrupción, Manuel Moix, haya tratado de "obstaculizar" la investigación de la llamada operación Lezo y en concreto la relativa al expresidente madrileño Ignacio González, detenido el miércoles.

La Fiscalía General del Estado así lo indica en una nota de prensa emitida "ante ciertas noticias aparecidas en algún medio de comunicación respecto de la intervención de la Fiscalía Anticorrupción en la llamada operación Lezo".

"Es falso" que el fiscal Jefe Anticorrupción "haya intentado obstaculizar la investigación", destaca la Fiscalía, que añade que es "igualmente incierto, en concreto, que se intentara paralizar la investigación en lo referido al expresidente de la Comunidad de Madrid".

Lo que sí admite son "puntuales discrepancias técnico-jurídicas" en el seno de la Fiscalía Anticorrupción que fueron resueltas "en una Junta de Fiscales conforme a las previsiones del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal, en un escenario de estricto y razonable debate jurídico, como es el propio de esta clase de órganos colegiados de las Fiscalías".

Según han confirmado fuentes jurídicas, Moix defendió en esa Junta suspender uno de los registros practicados en la operación Lezo, pero el resto de fiscales de Anticorrupción se opusieron y finalmente el fiscal jefe asumió el criterio de la mayoría.

El Estatuto Orgánica del Ministerio Fiscal prevé que, cuando un fiscal reciba una orden de su jefe y la considere improcedente o no suficientemente razonada, puede recurrir a la Junta de esa Fiscalía.

No obstante, la Fiscalía General no aporta más detalles, ni explica a qué registro se opuso Moix, porque "no es posible, en el momento actual, entrar en el fondo del asunto ni desvelar elementos ni datos del procedimiento por encontrarse declarado el secreto de sumario".