Público
Público

El fiscal general quiere fijar una "doctrina clara" en los delitos de odio porque van en aumento

Julián Sánchez Melgar comparece en el Congreso para informar de la memoria anual del ministerio público.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, y la Presidenta del Congreso de Los Diputados Ana Pastor, en la entrega de las memorias del ministerio público. EFE/Zip

El fiscal general del Estado, Julián Sánchez Melgar, ha apuntado este miércoles que el uso cada vez mayor de las redes sociales hace prever una proliferación de procedimientos penales relacionados con los delitos de odio y ha apostado por fijar una doctrina clara del Ministerio Público para estos supuestos.

Durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados para presentar la Memoria de la Fiscalía relativa a los años 2015 y 2016, el fiscal general ha explicado que en ese último años se abrieron 29 diligencias de investigación relacionadas con este delito, se realizaron 46 escritos de calificación y se dictaron 29 sentencias."

La nueva configuración de este delito y el empleo cada vez mayor de las redes sociales hacen prever una proliferación de procedimientos penales relacionados con estas conductas en los próximos años y hacen necesaria una elaboración de doctrina clara de la Fiscalía General que asegure la unidad de actuación en todo el territorio nacional y en la que se está trabajando", ha apuntado el fiscal.

El Partido Popular reformó en 2015 el Código Penal y agravó el delito de enaltecimiento del terrorismo y de humillación a las víctimas introducidos en el año 2000. Pasó de tener una pena de uno a dos años de cárcel a condenas de entre uno y tres años de prisión. Desde entonces requiere además esta pena de cárcel "y" multa, en lugar de condena de prisión "o" multa.

En su comparecencia ante la Comisión de Justicia del Congreso, Sánchez Melgar ha defendido la persecución penal de los hombres que se esconden en perfiles anónimos para acosar a las mujeres en Internet y las redes sociales.

Sánchez Melgar ha lamentado el "macabro cómputo" de las víctimas de la violencia de género. Sólo en el año 2016 fueron asesinadas 52 mujeres y 28 menores se quedaron huérfanos.

Suprimir la impunidad si la víctima calla

El fiscal general del Estado ha propuesto ampliar el concepto de violencia de genero y en prestar especial atención a las actuaciones, comentarios y amenazas que se vierten contra las mujeres en las redes sociales.

En la víspera del Día Internacional de la Mujer, Melgar ha pedido "una correcta regulación del empleo de las redes sociales como medio de comisión de estos delitos, tipificando las conductas que se amparan en el anonimato en las redes sociales que favorecen la violencia contra la mujer", en alusión a los acosadores que se esconden en perfiles anónimos.

Y ha pedido "reconsiderar el mecanismo del artículo 416 de la ley de Enjuiciamiento Criminal para que deje de procurar situaciones de impunidad en casos de silencio impuesto a la víctima".

Dicho artículo señala que están dispensados de la obligación de declarar el cónyuge y otros parientes cercanos, y añade que en caso de que lo hagan el juez instructor advertirá al testigo que no tiene obligación de declarar en contra del procesado; pero que puede hacer las manifestaciones que considere oportunas.
Además, el fiscal general ha señalado que el Ministerio Público llevará a cabo una serie de actuaciones para potenciar la labor de apoyo a las víctimas, mediante "un trato personalizado y de especial atención a las mujeres", así como para reforzar los recursos y medios disponibles para perseguir estos delitos.