Público
Público

Anticorrupción El fiscal Moix abre la puerta a sancionar a medios que filtren los sumarios judiciales

El fiscal Anticorrupción, pese a su reciente historial, asegura que no es afín a ningún partido político y que nunca ha tratado de proteger a algún sospechoso de corrupción ni ha tratado de evitar que un cargo político fuera investigado.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 4
Comentarios:

Manuel Moix siendo entrevistado por Carlos Alsina. /ONDA CERO

El fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, se ha mostrado partidario de "iniciar un estudio o una valoración" de posibles medidas para evitar o al menos reducir la filtración de sumarios que están declarados secretos, y ha afirmado que en otros países, entre ellos Alemania, se sanciona a los medios de comunicación que las publican.

Ha recordado que "en otros países como Alemania se sanciona al medio de comunicación directamente" y ha apostillado que "a lo mejor si nos planteamos esa posibilidad habría menos filtraciones". Aunque ha aclarado: "Yo no digo que yo sea partidario de sancionar al medio, yo le digo lo que se hace en Alemania".

En una entrevista en Onda Cero Moix se ha expresado así tras admitir que los medios de comunicación no filtran, sino que recogen lo que ha filtrado alguien con acceso a un sumario, pero ha insistido en que "hay que valorar" qué medidas pueden adoptarse para evitar o al menos disminuir ese tipo de filtraciones.

"Quizás el problema que tenemos en España es que no hay un medio eficaz de luchar contra las filtraciones porque no hay una sanción prevista salvo que se averigüe quién es el que realmente las realiza", ha señalado Manuel Moix sobre la publicación de conversaciones telefónicas de Ignacio González.

A juicio de Manuel Moix dichas filtraciones "socavan el Estado de derecho porque las actuaciones de un procedimiento penal son siempre reservadas y en este caso además están declaradas expresamente secretas". Además "hay una serie de conversaciones privadas que tarde o temprano van a desaparecer porque no afectan para nada a los delitos que se están investigando".

Niega afinidad con González

Durante la entrevista Moix ha llegado a asegurar que no es afín a ningún partido político y que nunca ha tratado de proteger a algún sospechoso de corrupción ni ha tratado de evitar que un cargo político fuera investigado. Dos afirmaciones que contradicen por completo la realidad de sus actuaciones, como publicó hace dos días este periódico.

Moix ha hecho estas declaraciones en referencia casos como el denominado Lezo, por el que el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González se encuentra en prisión provisional, y ha apostillado: Si hay indicios, no conjeturas o sospechas, "se les investiga hasta el final". Sin embargo, hay que recordar que Moix era el favorito de González para situarse al frente de Anticorrupción, como se desprende de las grabaciones al expresidente madrileño. Por si fuera poco, el propio Moix trató de frenar el registro a su domicilio. Además, impuso la retirada del delito de organización criminal contra González.

Ha indicado que nadie le aseguró que si se presentaba a la jefatura de la Fiscalía Anticorrupción saldría elegido, ha recalcado que no habló con anterioridad sobre este asunto con el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y ha recordado que según establece el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal "ningún Gobierno puede dar una orden al fiscal general".

Moix ha subrayado que todas las veces que coincidió con Ignacio González fueron en actos institucionales ya que durante doce años fue fiscal jefe de Madrid y el político era primero vicepresidente y luego presidente de la Comunidad madrileña.

"Asistí a miles de actos y hablaba también con Esperanza Aguirre, con el consejero de Justicia y con Cristina Cifuentes -actual presidenta de la Comunidad madrileña-, que era vicepresidenta de la Asamblea de Madrid y luego delegada del Gobierno, pero era normal en mi función como fiscal jefe", ha insistido.

Ofrece una reunión con los grupos políticos

Preguntado por el hecho de que todos los grupos parlamentarios salvo el PP pida su destitución debido al clima de tensión y enfrentamiento que ha impuesto ha comentado: "Los partidos actúan con criterios de oportunidad política respetables pero los fiscales lo hacemos con criterios jurídicos".

Moix se ha puesto a disposición de todos los grupos políticos, se ha ofrecido a reunirse con todos ellos para explicarles el funcionamiento de su Fiscalía y se ha mostrado convencido de que "en un 95 por ciento" compartirían el plan de actuación de la misma para luchar contra la corrupción, "que es el fin común".

De todas formas no se siente objeto de una "cacería política" y achaca esta situación a un marco de "inestabilidad al no existir mayoría parlamentaria" y tampoco cree que esté siendo injustamente tratado por los medios de comunicación, "que hacen su trabajo lo mejor que pueden aunque en ocasiones deberían revisar la fiabilidad de las fuentes de información".

El caso de los fiscales del 3%

Moix ha aclarado que el amparo que estudia hoy el Consejo Fiscal de los fiscales que llevan el caso de las comisiones del 3 % de CDC no es contra él sino por unas denuncias presentadas contra ellos, en concreto por el empresario Rafael Pallardó, que asegura que le coaccionaron para que declarara contra el expresidente de Cataluña Jordi Pujol.

Ha explicado que decidió que los fiscales José Grinda y Fernando Bermejo pasen el caso del 3 % a los fiscales Anticorrupción de Catalunya por un criterio de distribución territorial del trabajo pero que acatará la decisión que adopte el fiscal general, José Manuel Maza, una vez que oiga hoy al Consejo Fiscal.