Publicado: 05.11.2013 17:08 |Actualizado: 05.11.2013 17:08

El fiscal pide al Supremo que eleve a 9,5 años de cárcel la pena a Del Nido

Cree que debe ser condenado también por falsedad en el 'caso minutas'. Si el alto tribunal confirma o agrava el fallo, el presidente del Sevilla irá a prisión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fiscal del Supremo ha pedido este martes al alto tribunal que incremente en dos años la condena de siete años y medio de cárcel impuesta al presidente del Sevilla, José María del Nido, en el llamado caso Minutas, relativo a corrupción en Marbella. Si el TS confirma o agrava la condena a los 9 años y medio que reclama la Fiscalía, Del Nido tendría que ir a prisión en las próximas semanas.

Según el fiscal, debe sumarse un delito, el de falsedad, a la condena por cooperador necesario en malversación, prevaricación y fraude que la Audiencia de Málaga impuso a Del Nido. Esta petición no la ha extendido ni para el exalcalde de Marbella Julián Muñoz, condenado en esta causa a siete años y medio de prisión por esos mismos delitos, ni para el exasesor de Urbanismo Juan Antonio Roca, penado con cuatro años por malversación y fraude, para quienes ha pedido solamente que se confirme sus condenas.

El Tribunal Supremo ha revisado hoy en vista pública los recursos que el fiscal y los condenados presentaron contra la sentencia en la que se condenó a Del Nido, al exalcalde de Marbella Julián Muñoz y al exasesor de Urbanismo Juan Antonio Roca, entre otros, por desviar millones de euros del municipio en su beneficio.

En la vista el fiscal ha considerado también que la pena para el presidente del Sevilla y para Muñoz, además de para otros condenados, debería agravarse también en relación con la prevaricación, aunque no en términos incremento de los años de cárcel.

La sentencia en el caso Minutas, relativo a corrupción en Marbella, consideró probado que entre 1999 y 2003 Muñoz, como alcalde en funciones, y Del Nido (con participación del resto de los condenados) idearon una trama para desviar dinero público del Ayuntamiento de Marbella.

Pretendían así enriquecerse, pagando desde el consistorio minutas por trabajos innecesarios que Del Nido cobraba en tanto que abogado, decía la condena.

Sin embargo, los letrados de los tres principales condenados han argumentado hoy ante el tribunal que los trabajos a cambio de los cuales se pagaron las minutas a Del Nido se realizaron y que por ellos se abonó un precio adecuado según los baremos del colegio de abogados.

Además, el abogado del exalcalde Julián Muñoz ha señalado que "Julián Muñoz en realidad, como alcalde accidental en lugar de Jesús Gil, no adoptó ninguna decisión, los fondos le venían administrados ya por el titular", es decir, por el propio Gil.

En cuanto a José María Del Nido, su letrado defensor ha recordado que la propia sentencia condenatoria "no discute la valoración de las facturas, nadie ha demostrado que fueran excesivas".

Además, ha continuado diciendo que si los servicios de Del Nido eran o no necesarios "no era su responsabilidad, eso compete al Ayuntamiento, él como particular prestó un servicio y fijó unas minutas adecuadas", de modo que no puede ser condenado por malversación.

En relación al delito de fraude, el abogado ha señalado que no existió pero ha añadido que, en el peor de los casos, "si es cooperador necesario en la malversación, no se le puede volver a condenar como cooperador necesario por fraude, porque los hechos son los mismos".

Los abogados defensores de estos y del resto de los condenados han aducido además que el tribunal que condenó no ha valorado adecuadamente las pruebas y les ha causado indefensión al negarles la aportación de elementos de descargo.

A sus argumentos se han opuesto el fiscal y las acusaciones. El fiscal ha recordado que el Ayuntamiento de Marbella tuvo que ser intervenido por la situación a la que lo condujeron las irregularidades en materia de manejo de fondos por parte de sus responsables, después de lo cual ha citado diversos casos de corrupción en Marbella por los que ya se han impuesto condenas.

Respecto al caso Minutas ha señalado que no hubo ningún control sobre el destino de los fondos empleados porque la única intención era enriquecerse a través de procedimientos administrativos irregulares y para ello se buscaron "pretextos".

"Ninguno de los trabajos, inexistentes o innecesarios, y por los que se pagaron millones de euros, produjo ningún beneficio al Ayuntamiento, solo se buscó aprovechar la situación de descontrol sobre los fondos públicos", ha añadido.

Del Nido declaró tras conocer su condena que seguiría en su cargo del club "mientras el fallo no sea firme", es decir, que cuando la Sala Penal del Tribunal Suprmeo decida si confirma su condena, se verá también si dimite como presidente del Sevilla.