Publicado: 29.09.2015 16:20 |Actualizado: 29.09.2015 16:20

El fiscal pide al Tribunal Supremo que anule la sentencia del Prestige

También solicita que la Audiencia de A Coruña dicte otro fallo que tenga en cuenta cinco documentos que, a su juicio, probarían que se cometieron delitos medioambientales.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
El Tribunal Supremo revisa los recursos del fiscal contra la sentencia de la Audiencia de A Coruña que absolvió al capitán del Prestige. / EFE

El Supremo revisa los recursos contra la sentencia de la Audiencia de A Coruña que absolvió al capitán del Prestige. / EFE

MADRID.- El fiscal ha pedido hoy al Tribunal Supremo que anule la sentencia de la catástrofe por el hundimiento en 2002 del buque Prestige y que la Audiencia de A Coruña dicte otra que tenga en cuenta documentos que prueban que su capitán debe ser condenado y reconocidas indemnizaciones por 4.328 millones de euros.

El Supremo ha celebrado hoy la vista de los doce recursos contra la sentencia que absolvió al capitán del Prestige, Apostolos Ioannis Mangouras; al jefe de máquinas del buque, Nikolaos Argyropoulos, y al ex director general de la Marina Mercante José Luis López Sors de delitos contra el medioambiente, daños en espacios naturales protegidos y daños producidos tras el hundimiento del petrolero.

La Audiencia Provincial de A Coruña condenó únicamente al capitán Mangouras a nueve meses de prisión por un delito de desobediencia grave a la autoridad.



La Fiscalía reclama en concepto de responsabilidad civil 4.328 millones de euros de indemnizaciones por los daños derivados de la marea negra que produjo el hundimiento el 19 de noviembre de 2002 del buque frente a las costas gallegas y que afectó a más de 1.700 kilómetros de litoral, desde Portugal hasta Francia

El fiscal del Supremo Luis Navajas ha pedido hoy la devolución de la sentencia a la Audiencia de A Coruña al estimar que no ha tenido en cuenta cinco documentos a su juicio esenciales para calificar adecuadamente los hechos, entre ellos un manuscrito de Mangouras en el que refleja que detectó fisuras en la zona en la que finalmente se rompió el buque con 77.000 toneladas de fuel.

Los otros documentos hacen referencia a escritos de renuncia de otro capitán a comandar el buque por razones de seguridad al no subsanarse una serie de deficiencias de mantenimiento que detectó y un fax que envió el jefe de máquinas días antes del hundimiento a los armadores indicando piezas del motor que fallaban con el consiguiente grave peligro para el barco.

Todo ello refleja "el caos en cuanto al control de la navegación del buque", ha destacado el fiscal Luis Navajas, quien ha subrayado además la excepcional importancia de las repercusiones económicas de los hechos para entidades y personas y entiende que "el prestigio de España como Estado que defiende sus costas y riqueza económica quedó en entredicho con la sentencia de la Audiencia".

4.328 millones de indemnización

De los 4.328 millones que reclama la Fiscalía en indemnizaciones, 2.433 corresponderían a Galicia, y además pide compensar a la Xunta con 1,2 millones para paliar los gastos derivados del tratamiento de las 10.000 toneladas de residuos procedentes de la marea negra.

Si el Supremo acordara una condena para el capitán del buque, ello podría determinar que la operadora del barco y la aseguradora, Universe Maritime y London P&I Club, respectivamente, afrontaran la póliza de 1.000 millones de dólares que tenían suscrita.

Aunque a Mangouras le corresponderían doce años de prisión, la Fiscalía ya estimó en el juicio que no debe ingresar en la cárcel debido a su edad, 80 años, y al tiempo transcurrido desde la catástrofe, además de la "dignidad" mostrada durante el juicio y su "sometimiento" al tribunal, según expresó en la vista el fiscal Álvaro García Ortiz.

Mangouras pasó tres meses en una prisión gallega tras el accidente, posteriormente estuvo 21 meses en Barcelona en libertad vigilada y durante casi una década tuvo que presentarse cada quince días ante la policía griega.

Alejar el buque de la costa

El fiscal defendió en el juicio la actuación durante la crisis del ex director general de la Marina Mercante José Luis López Sors, para quien diversas acusaciones, entre ellas la plataforma ciudadana Nunca Mais, solicitan hasta 5 años de prisión por su gestión en el incidente, en concreto su orden de que el buque se alejase de la costa sin evaluar otras alternativas.

En la vista de hoy la abogada del Estado ha recordado que la sentencia concluyó que López Sors adoptó decisiones con prudencia y ha pedido que se mantenga su absolución. Por ello se ha opuesto a la responsabilidad civil de la Administración estatal.

Las abogacías de los Estados español y francés y de la Xunta de Galicia han pedido una sentencia condenatoria de los responsables del buque, así como la responsabilidad civil ilimitada del armador propietario, a lo que se ha opuesto el letrado de este.

Por su parte, el letrado del Fondo Internacional de Compensación de Daños ha estimado que el fiscal no ha probado los daños que justifiquen la cantidad de dinero que reclama.

El representante de Nunca Mais ha pedido condenar a los tres acusados para hacer justicia, pues "el caso se cerró en falso", y el de Arco Iris una "sentencia ejemplarizante".

El abogado de Mangouras ha negado que el capitán desobedeciera la orden de un remolque sino que solicitó "un momento" para contactar con el armador y solo hubo una dilación de dos horas y media, cuando el barco fue remolcado luego 156 horas.