Publicado: 07.03.2014 17:20 |Actualizado: 07.03.2014 17:20

El fiscal Zaragoza: "Los autores intelectuales pueden ser los que fallecieron en Leganés"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, ha asegurado que la investigación sobre el 11-M "llegó hasta donde pudo" y que "quizá los propios autores intelectuales del atentado pueden ser los que fallecieron en Leganés", en referencia a la célula islamista que se inmoló en la localidad madrileña el 3 de abril de 2004.

En una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la conmemoración del décimo aniversario de los atentados, que se cumplirá el próximo martes, Zaragoza apunta como "figura muy importante" de la autoría intelectual de los atentados a Sarhane Ben Abdelmajid, El Tunecino, que formaba parte del grupo de Leganés. "De la instrucción se derivaba que fue un poco quién pensó en la comisión de ese atentado terrorista", señala.

No obstante, el fiscal jefe apunta que esto no quiere decir que "personas que no conocemos" pudieran estar detrás del diseño o la planificación de los atentados. "El terrorismo internacional yihadista tiene una estructura y un funcionamiento diferente de lo que es el terrorismo tradicional de ETA. Es más horizontal y las células han funcionado siempre de una manera mucho más autónoma aunque respondiendo a los planes generales establecidos por esa especie de estrategia internacional terrorista", afirma. El máximo representante del Ministerio Público en la Audiencia Nacional realiza estas manifestaciones al ser preguntado por las declaraciones del presidente del tribunal del 11-M, Javier Gómez Bermúdez, al diario El Mundo en las que asegura que la autoría intelectual del ataque quedó "fuera del proceso penal" y probablemente no se sepa "nunca" quién dio la idea para llevar a cabo el atentado.

Cuestionado por si, más allá de los condenados, pudo haber otras personas que participaron en los atentados, el fiscal jefe de la Audiencia Nacional afirma que "seguro" que fue así porque algunos terroristas "se fugaron o escaparon de la acción de la Justicia. "Luego hemos tenido noticia de que algunos han fallecido en los conflictos que hay en países árabes por seguir las consignas de la yihad y, en definitiva, de una guerra del terrorismo contra la civilización", concreta.

Zaragoza también afirma en la entrevista que el 11-M es un "caso resuelto judicialmente con una investigación dirigida por un juez instructor que hizo un trabajo, con el apoyo y el impulso de la Fiscalía, y una sentencia dictada por el tribunal que esclarece los aspectos más importantes de la verdad material de lo que sucedió".

En este punto, sostiene que la instrucción realizada por el juez Juan del Olmo fue "muy seria, correcta, ajustada a derecho e imparcial" porque "descubrió una parte importantísima o la mayor parte de la verdad material de lo que sucedió". "Cuando se trata de una investigación por delitos de esta naturaleza, complejos, evidentemente a lo mejor no se llegan a conocer absolutamente todos los detalles de un atentado terrorista pero sí la parte más importante", dice.

A su juicio, es "evidente" que los atentados de Madrid respondieron a "una estrategia general de lo que era el yihadismo terrorista o yihadismo internacional en ese momento", que perseguía "cometer atentados contra países o estados occidentales".