Publicado: 09.01.2014 11:21 |Actualizado: 09.01.2014 11:21

La Fiscalía abre una investigación a Interior por filtrar la operación contra ETA

Solicita un informe al Ministerio de Fernández Díaz para saber por qué se emitió un comunicado de prensa sobre las detenciones antes de que se practicaran. El departamento informa de que se trató de un "error huma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha abierto a primera hora de la mañana de este jueves unas diligencias informativas (es decir, una investigación preliminar) por la difusión a los medios de comunicación de una nota de prensa por el Ministerio del Interior en la que se adelantaba la operación antiterrorista realizada ayer miércoles contra el denominado 'frente de makos' (cárceles) de ETA, han informado fuentes fiscales.

El departamento dirigido por el fiscal jefe, Javier Zaragoza, ha solicitado un informe al Ministerio sobre la remisión del comunicado, en el que deberá detallar las razones de haber enviado a la prensa el comunicado antes de que se culminara la operación, lo que ha podido permitir la destrucción de pruebas.

Fuentes fiscales han calificado lo ocurrido como grave puesto que, al adelantarse la información sobre la entrada de la Guardia Civil en el local de Bilbao donde seis de los ocho detenidos celebraban una reunión, se ha podido dañar la investigación judicial que lleva a cabo el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

La investigación fiscal tratará de aclarar lo ocurrido y estudiar si de ello pueden derivarse responsabilidades penales, aunque las mismas fuentes aseguran que, a priori, apunta a que pudo tratarse de un error. El Ministerio del Interior anuló una nota de prensa en la que informaba de una operación antiterrorista con varios detenidos en el País Vasco y Navarra.

El ministerio de Jorge Fernández Díaz ha achacado a un "error humano" la información que ayer transmitió sobre las detenciones. Fuentes conocedoras de lo sucedido han señalado  que esta es la explicación que han dado. Si finalmente se trata de un error, los hechos no revestirían relevancia penal, por lo que previsiblemente se acabará archivando este asunto.