Publicado: 12.09.2016 14:21 |Actualizado: 12.09.2016 14:49

La Fiscalía de la Audiencia Nacional investigará la quema de retratos del rey durante la Diada

El fiscal Zaragoza está a la espera de recibir el atestado de los Mossos D'Esquadra para incoar diligencias por supuesto atentado contra la corona y otras instituciones del Estado

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Un independentista quema una bandera española en Barcelona durante la Diada

Un independentista quema una bandera española en Barcelona durante la Diada

MADRID/BARCELONA.- La Fiscalía de la Audiencia Nacional tiene la intención de incoar diligencias por la quema de fotos de Felipe VI y de banderas españolas, de Francia y de la Unión Europea con el fin de aclarar si estos actos ocurridos durante la celebración de la Diada de este domingo constituyen un atentado contra la corona y las instituciones del Estado, según fuentes jurídicas.

El fiscal jefe, Javier Zaragoza, tomará dicha decisión una vez reciba el atestado de los Mossos D'Esquadra sobre los incidentes ocurridos en la Diada Nacional de Catalunya, en los que decenas de personas quemaron una imagen del rey con antorchas, así como de banderas de España, lo que podría constituir un delito de atentado contra altas instituciones del estado.

Está previsto que el informe de la policía autonómica catalana llegue a la Audiencia Nacional en la tarde de este lunes o mañana,  13 de septiembre, una vez culmine su trabajo de identificación de los supuestos autores de estos actos ocurridos en la manifestación liderada por la CUP con motivo de la Diada.

Las mismas fuentes precisan que la quema de artículos de la Constitución Española, que también se produjeron, no entraría en el citado tipo penal que prevé penas de seis a veinticuatro meses a quien utilice la imagen de los miembros de la familia real y dañe su prestigio. También prevé penas en los casos de injurias, que en las graves alcanza una condena de entre seis meses y dos años (artículo 491 del Código Penal).

Quema de banderas

De confirmar la existencia de dichos delitos, la Fiscalía presentará su denuncia al juzgado de instrucción de la Audiencia Nacional que recaiga de guardia.

Las fuentes consultadas no han concretado aún si se actuaría contra los autores de la quema de banderas, y si dichas quemas podrían constituir un delito de ultraje a España, a sus autonomías o a sus símbolos en caso de que se demuestre que se realizaron con publicidad, lo que se castiga con la pena de multa de siete a doce meses (artículo 543 del Código Penal).

La quema de fotografías del Rey y de banderas española y catalana es bastante habitual en las manifestaciones de la izquierda independentista y anticapitalista catalana, aunque hasta ahora siempre se habían encargado de hacerlo una o varias personas encapuchadas.

Este domingo, sin embargo, fueron decenas de manifestantes los que, a cara descubierta, quemaron los folletos con el retrato de Felipe VI con unas antorchas que circularon en la concentración.

Instantes antes, durante el recorrido, una decena de encapuchados habían prendido fuego a unas banderas de España, Francia y la UE, pero los manifestantes impidieron a los medios de comunicación y a los periodistas presentes grabar imágenes y tomar fotografías.

Durante esa marcha, la cuenta de Twitter de CUP Capgirem BCN publicó el mensaje: "Si el rei vol corona, corona li darem, que vingui a Barcelona i el coll li tallarem" (Si el Rey quiere corona, corona le daremos; que venga a Barcelona y el cuello le cortaremos). A ese mensaje se le adjuntó un vídeo de un momento de la protesta.