Publicado: 30.09.2015 18:01 |Actualizado: 30.09.2015 18:01

La Fiscalía catalana cree que era "poco sensato" citar a Mas en campaña y defiende su imparcialidad

Atribuir intencionalidad política a la fecha fijada por el juez instructor para citar a Artur Mas el 15 de octubre, relacionándola con presiones y connotaciones históricas,"atenta gravemente contra la independencia del Poder Judicial y contra el propio sentido común".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas. - AFP

El presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas. - AFP

BARCELONA.- La Fiscalía Superior de Catalunya ha asegurado este miércoles que hubiera sido "poco sensato" citar al presidente de la Generalitat, Artur Mas, en plena campaña electoral de los comicios del pasado 27 de septiembre para que declarara sobre la consulta alternativa del 9 de noviembre de 2014, celebrada a pesar de haber sido suspendida por el Tribunal Constitucional

Así lo afirma en un comunicado en el que defiende la imparcialidad de la justiciay que ha emitido "ante afirmaciones mediáticas y políticas" emitidas tras la citación como imputado para el 15 de octubre, tras admitirse varias querellas contra Mas y dos de sus consejeras por los delitos de .

La Fiscalía considera que la fecha escogida por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJCat) para citar a Artur Mas responde "adecuadamente tanto a la necesidad de recoger un mínimo de evidencias sobre los hechos objeto de investigación como al respeto al reciente proceso electoral" del 27 de septiembre.

Este ha sido el criterio seguido por el ministerio público porque "habría resultado ciertamente poco sensato recibir declaración, como alguna parte pedía, en pleno proceso de formación de la voluntad popular".

Críticas interesadas desde ámbitos políticos y mediáticos


La Fiscalía lamenta la "frivolidad y encarnizamiento" con que se está criticando el trabajo de la justicia, ya que, asegura, una jurisdicción independiente y una Fiscalía imparcial son los pilares de una recta Administración de Justicia.

"La Fiscalía actúa como defensora de la legalidad, del interés público y de los derechos de los ciudadanos, manteniéndose en la más estricta imparcialidad, ajena por completo al juego político",argumenta en el comunicado.

El ministerio público exige respeto a la independencia judicial, pieza esencial del Estado de Derecho, y deplora las actuaciones que cuestionan "de forma interesada" su legitimidad desde ámbitos políticos y mediáticos.

Destaca que la declaración de los querellados en un procedimiento penal en calidad de imputados es una "exigencia legal, consecuencia necesaria de la admisión a trámite de la querella por un órgano judicial".

Para la Fiscalía, atribuir intencionalidad política a la fecha fijada por el instructor, relacionándola con presiones de otros poderes del Estado y con connotaciones históricas --el 15 de octubre es el 75 aniversario del fusilamiento de Lluís Companys-- "atenta gravemente contra la independencia del Poder Judicial y contra el propio sentido común".