Publicado: 23.02.2016 09:05 |Actualizado: 23.02.2016 16:26

El juez del caso Imelsa inicia el trámite para investigar a Rita Barberá

El Senado va a reenviar al Tribunal Supremo el escrito que ha recibido del Juzgado de Instrucción 18 de Valencia en el que pregunta por la condición de senadora de Rita Barberá, al entender que debió enviarlo directamente al alto tribunal para conocer si la exalcaldesa está o no aforada.

Publicidad
Media: 4.83
Votos: 6
Comentarios:
La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá./EFE

La exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá./EFE

MADRID.- El juez de instrucción número 18 de Valencia, que instruye la Operación Taula y el caso Imelsa, ha iniciado los trámites para investigar a Rita Barberá. El juez ha dirigido un escrito al Senado en el que pide que acredite la condición de senadora de Rita Barberá para determinar si es competente para investigarla, lo que el Senado le ha remitido al Supremo. "No corresponde al Senado contestar", ha dicho el vicepresidente primero de la Mesa del Senado, Pedro Sanz.

En su petición, el magistrado solicitaba a la Mesa del Senado que "a los efectos de determinar la competencia del órgano judicial sobre hechos referidos a la causa penal referenciada que se sigue en este juzgado" remita "certificación sobre la condición actual de senadora en la presente legislatura" de Rita Barberá.



El Supremo deberá solicitar al Senado un suplicatorio, la retirada temporal del aforamiento a Rita Barberá para poderla juzgar. Es lo que va a ocurrir también con el senador de EH-Bildu Iñaki Goioaga, para quien ya se ha solicitado un suplicatorio para juzgarlo por delitos de pertenencia o colaboración con la organización terrorista ETA.

Esta retirada del aforamiento exige que se reúna primero la Comisión de Suplicatorios, ante la que puede comparecer el afectado para dar explicaciones. Una vez que esta comisión decide conceder o no el suplicatorio, envía su propuesta al Pleno, que la aprueba definitivamente.

Según los investigadores, el vicealcalde de Valencia, Alfonso Grau, controlaba una caja opaca del partido y, supuestamente, entregó a Barberá el remanente de 50.000 euros que había cuando tuvo que dimitir por su implicación en el caso Noós.  

Para blanquear el dinero, la dirección del PP local que dirigía Barberá, informa la SER, pidió a asesores y concejales del partido que aportasen 1.000 euros, una cantidad que supuestamente les fue devuelta con dinero negro de la caja opaca.

Precisamente este lunes, la SER desveló que los investigadores apuntan al expresident de la Generalitat Francisco Camps como nexo con la caja b nacional del partido e integrante de la "organización criminal" del PP valenciano que tenía al menos cinco cajas negras en la comunidad.