Publicado: 08.01.2014 20:47 |Actualizado: 08.01.2014 20:47

La Fiscalía quiere investigar a Interior por filtrar la operación contra ETA

Considera"obligado" indagar lo sucedido porque es "lamentable que una operación de esta envergadura se vaya así al traste". Decide este jueves si abre diligencias o pide al juez Velasco que lo haga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Fiscalía de la Audiencia Nacional quiere que se abra una investigación al Ministerio del Interior por el comunicado que emitió adelantando una operación contra ETA antes de que se llevase a cabo, poniendo en riesgo el éxito de la misma. Dicho órgano decidirá este jueves si abre por sí misma unas diligencias al respecto, o si pide que lo haga al juez Eloy Velasco, que ha dirigido la actuación policial.

Según informa Efe, que cita fuentes fiscales, la Fiscalía reclama una investigación sobre la información facilitada por Interior de la actuación de la Guardia Civil contra el grupo de interlocutores de los presos de ETA llevada a cabo este miércoles, que fue difundida mediante un comunicado por el Ministerio hacia las 15 horas y anulada posteriormente (30 minutos después) antes de que comenzara la operación.

Fuentes fiscales han informado de que es "obligado" investigar lo sucedido porque es "lamentable que una operación de esta envergadura se vaya así al traste".

La fiscalía de la Audiencia Nacional decidirá mañana si abre diligencias para investigar lo sucedido o pide al juez encargado del caso, Eloy Velasco, que inicie la investigación.

La Guardia Civil ha asestado hoy un golpe al grupo de interlocutores de los presos de ETA y ha detenido a ocho personas, entre ellas los abogados Arantza Zulueta y Jon Enparantza, en una operación que, según el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, es "un paso más" para el definitivo final de la banda.

Junto a Zulueta y Enparantza, han sido arrestados Egoitz López de la Calle, Aitziber Sagarminaga, José Luis Campos, Aintzane Orkolaga, José Miguel Almandoz y Asier Aranguren. Forman parte del grupo que se constituyó en julio de 2012 para ser interlocutores con los presos de ETA y propiciar contactos con agentes políticos vascos e internacionales para tratar de buscar una solución a los internos de la banda terrorista.

La operación ha estado marcada por la polémica después de que el Ministerio del Interior informara a las 15:06 horas de ella, aunque sin nombres ni número de detenidos, cuando todavía los agentes no habían salido de sus acuartelamientos para proceder a la entrada del despacho de Zulueta, donde estaba prevista una reunión de los interlocutores con el colectivo de presos EPPK.