Público
Público

La Fiscalía reacciona y abre diligencias sobre el supuesto espionaje de EEUU a España

Torres-Dulce autoriza la operación de la Fiscalía especial para delitos informáticos para determinar si hay elementos de relevancia penal y si, de abrirse una investigación, ésta sería competencia de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía ha decidido abrir hoy diligencias informativas sobre el supuesto espionaje masivo de los servicios de inteligencia estadounidenses en España, según han informado fuentes fiscales.

Estas diligencias tienen como objetivo determinar si, con lo que se conoce hasta ahora del asunto, hay algún elemento de relevancia penal y si, de abrirse una investigación sobre el asunto, ésta sería competencia de España. Juristas consultados por Público ya habían instado a actuar a la Fiscalía, señalando que, de haberse producido estas escuchas, estas constituirían un delito recogido en el artículo 197 del Código Penal, castigado con penas de uno a cuatro años de cárcel.

La apertura de estas diligencias informativas ha sido autorizada por el propio fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, y se encargará de ellas la Fiscalía especial para delitos informáticos, como ha adelantado hoy el diario El Mundo.

El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, advirtió ayer a Estados Unidos de que, si se confirman las informaciones del espionaje, ello podría acarrear 'la ruptura del clima de confianza' entre ambos países. Sin embargo, en apenas 24 horas el titular de Exteriores ha pasado a alabar las relaciones con Washington.

'Las relaciones con Estados Unidos han sido y son muy buenas [...] Dentro de ese margen de cordialidad estoy seguro de que Estados Unidos dará las explicaciones necesarias y pertinentes en este caso, como corresponde a una relación entre socios y aliados, que comparten principios, valores e intereses comunes', aseguró Margallo en una rueda de prensa conjunta tras la reunión que mantuvo en Vilnius con su homólogo lituano, Linas Linkevicius.

Las declaraciones más críticas de Margallo se produjeron este lunes, el mismo día en que el embajador estadounidense en Madrid, James Costos, se reunió con al secretario de Estado para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, en ausencia del ministro, en un encuentro de apenas 40 minutos que no ha servido para despejar una sola de las incógnitas sobre el espionaje masivo y que se ha saldado con la promesa del embajador de 'trasladar a sus autoridades la preocupación del Gobierno'.

A última hora de este día, la senadora demócrata y presidenta de la Comisión de Inteligencia del Senado,  Dianne Feinstein, ha pedido una 'revisión total' de los programas de espionaje electrónico de Estados Unidos para conocer en profundidad cómo operan los servicios de inteligencia, afirmando que según la Casa Blanca el espionaje de las comunicaciones de aliados 'no continuará'.

La Casa Blanca no se ha pronunciado sobre estas declaraciones. Desde que el exanalista de la CIA Edward Snowden publicase los documentos que incriminarían a la NSA estadounidense en varios casos de espionaje masivo, la Administración Obama ha negado algunas acusaciones y ha justificado otras amparándose en la 'lucha antiterrorista y la seguridad internacional', pero no ha confirmado o desmentido cúales de las actuaciones que les imputan se produjeron efectivamente, ni quiénes son los responsables de ordenar estas escuchas.