Público
Público

Fiscalidad, Justicia, lengua y símbolo, el paquete de medidas del PSOE para Catalunya

El PSOE apostará también por el desarrollo pleno de las competencias pendientes y una nueva legislación para algunos artículos declarados inconstitucionales.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, acompañado por los miembros de la ejecutiva. EFE/Emilio Naranjo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, reúne este lunes a su Ejecutiva al completo para aprobar un paquete de medidas legislativas con las que el PSOE quiere afrontar la situación con Catalunya, que serán prioritarias en este inicio de nuevo periodo de sesiones.

Según ha podido saber Público, la batería de iniciativas que prepara el PSOE afectará a materias como la fiscalidad, la justicia, la lengua y algunos gestos simbólicos con los que se busca reconducir la situación y apaciguar el clima de desafección que se vive actualmente.

El grado de concreción y hasta dónde están dispuestos a llegar los socialistas es lo que se definirá este lunes, pero fuentes consultadas aseguran que en líneas generales se trata de impulsar nuevas leyes que hagan constitucionales algunos artículos que fueron tumbado por el Alto Tribunal en su sentencia del Estatut.

Esta idea, ya expuesta por Alfredo Pérez Rubalcaba durante su mandato, rescataría una buena parte del Estatut, como los referidos a que el catalán sea lengua “preferente” en la Administración y en los medios de comunicación, la creación del Consejo Superior de Justicia de Catalunya con las atribuciones recogidas en el texto que refrendó la ciudadanía catalana, la competencia compartida en las cajas de ahorros con domicilio en Catalunya, participación en el rendimiento de los tributos estatales o la competencia para establecer y regular los tributos de los gobiernos locales.

Junto a estas medidas, el PSOE también quiere impulsar por la vía parlamentaria el desarrollo pleno de competencias que ya tiene Catalunya pero que siguen sin ejercer completamente, como las relativas a la gestión de becas, el reparto del 0,7% del IRPF o el mismo servicio meteorológico.

Asimismo, a nivel simbólico ya se ha decidido impulsar una propuesta para la anulación del juicio que condenó a muerte al presidente de la Generalitat, Lluis Companys, una vieja reivindicación de nacionalistas e independentistas.

En líneas generales, las propuestas del PSOE son las ya apuntadas en la Declaración de Barcelona que firmó recientemente el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez; con el primer secretario el PSC, Miquel Iceta, con las que los socialistas quieren marcar una salida distinta al denominado problema catalán.

Sánchez e Iceta, junto con dirigentes de ambas ejecutivas, como José Luis Ábalos, Patxi López o Meritxell Batet, han sido los que han trabajado intensamente estos días para concretar estas y otras medidas, y para medir bien hasta dónde se quiere llegar.

La dirección del PSOE es consciente de que este asunto puede crear fricciones con otros barones socialistas y, como ya informó Público, desde Andalucía se está más que vigilante para que estas propuestas no supongan ningún agravio a su comunidad ni un privilegio para Catalunya.

Fundamentalmente, las principales desconfianzas están en cómo se reconocerá la condición de nación a Catalunya –Sánchez habló siempre de nación cultural- y, sobre todo, el sistema de financiación, pero ambos asuntos tienen otros marcos de discusión que no pasan por el pleno del Congreso en un primer momento: el primero estará en la reforma Constitucional, y el segundo en la negociación con todas las comunidades de un nuevo modelo de financiación autonómica.