Público
Público

Folgueral y sus ediles olvidan que en 2011 prometieron abandonar el ayuntamiento si dejaban el PSOE

Los integrantes de la candidatura socialista al consistorio de Ponferrada firmaron un compromiso antitransfuguismo antes de las elecciones municipales.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Es papel mojado. El compromiso antitransfuguismo que firmaron en 2011 todos y cada uno de los concejales que conforman el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Ponferrada cayó en saco roto el pasado domingo. Los siete ediles más el hoy alcalde, Samuel Folgueral, fueron ese día obligados por las más altas instancias del partido a abandonar el PSOE, después de que dos días antes lograran el poder en el consistorio gracias al respaldo del acosador sexual y exregidor del municipio, Ismael Álvarez, y a los votos de la formación de este último, Independientes Agrupados de Ponferrada (IAP).  

Pero no por ello renunciaron a sus actas de concejales. Desde entonces, han mostrado su voluntad de mantenerse en el ayuntamiento y sostener el mandato de Folgueral en calidad de independientes. Olvidan, por tanto, ese compromiso suscrito poco antes de las elecciones por todos los integrantes que conformaron la candidatura socialista en Ponferrada, y que recogía negro sobre blanco su promesa de abandonar el consistorio en el caso de que se marcharan del PSOE.

Entonces, defendieron ese gesto que según explican fuentes socialistas de León se materializó en un acto el 15 de abril de hace dos años, y que fue tildado por el propio PSOE ponferradino de un texto 'ético' para defender su integridad frente a los otros dos partidos del municipio. El 22 de mayo, el día de las elecciones, la lista más votada fue la del PP, que estaba encabezada por el hasta el viernes alcalde ponferradino, Carlos López Riesco. 

A pesar de la claridad del compromiso suscrito por Folgueral y por su equipo, el líder del PSOE de León, Celestino Tino Rodríguez, no parece querer tenerlo en cuenta. Él, que ha defendido la postura de Folgueral en los últimos días a pesar de las directrices dictadas tanto por parte de la Ejecutiva federal como de la regional, ha anunciado esta mañana en declaraciones a la Cadena Ser que no reclamará al hoy alcalde y a sus concejales que devuelvan las actas al partido a no ser que se lo exija el secretario general federal, Alfredo Pérez Rubalcaba.  

La polémica seguirá presente este jueves durante la Ejecutiva regional del PSOE de Castilla y León que se reúne en Valladolid, y a la que ha acudido por sorpresa el secretario de Organización y portavoz del partido en Las Cortes castellano leonesas, Óscar López. La reunión estará marcada por el enfrentamiento existente en la federación entre quienes han defendido la actuación del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Ponferrada y quienes se han mostrado en contra. También servirá para calibrar los apoyos que siguen teniendo tanto López como el líder regional del partido, Julio Villarrubia.