Público
Público

Francisco Camps Les Corts piden a Camps que deje el Consejo Jurídico Consultivo

PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos han votado a favor y el PP se ha abstenido, manifestando que no quieren convertir el parlamento "en un tribunal de honor franquista".

Publicidad
Media: 5
Votos: 5

Los diputados de Podemos muestran carteles con el lema "#Campsfora" en el pleno de Les Corts Valencianes. EFE/Kai Försterling

El pleno de les Corts Valencianes ha acordado pedir al expresidente de la Generalitat Francisco Camps que renuncie como miembro del Consell Jurídic Consultiu (CJC) "por haber incurrido en actos y comportamientos que no se corresponden con la necesaria dignidad de la institución". PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos han votado a favor y el PP se ha abstenido, manifestando que no quieren convertir el parlamento "en un tribunal de honor franquista".

El texto recuerda que la Ley del Estatuto de Expresidentes de la Generalitat establece la pertenencia de los exmandatarios al Consell Jurídic Consultiu por un periodo de 15 años, además de otros recursos materiales, sin que contemple ningún mecanismo para poder retirar la condición honorífica de expresidente a quienes hayan incurrido en actos o comportamientos "impropios" de esta condición y recuerda que en esos casos "la prioridad debe ser salvaguardar la honorabilidad y dignidad de las instituciones valencianas".

"Las Corts es la institución encargada de otorgar su confianza a las personas que ostentan la Presidencia de la Generalitat. Por eso, también se deben sentir especialmente interpeladas cuando esas personas ponen en riesgo la honorabilidad y la dignidad de las instituciones de autogobierno", señala. Es el caso de Camps, agrega, "tanto en su condición de presidente como con posterioridad a su dimisión del cargo, según es público y notorio en los numerosos procesos judiciales por corrupción de los cuales es objeto su gestión".

Además, dan apoyo a "todas las medidas que tengan por objetivo recuperar para los valencianos el dinero desviado en casos de corrupción" y asumen la necesidad de mejorar la ley del Estatuto de Expresidentes para "regular mecanismos de retirada de esta condición a aquellas personas que incurran en actos y comportamientos que pongan en riesgo la dignidad y la honorabilidad de las instituciones valencianas".

El PP había presentado una enmienda, que ha sido rechazada, en la que planteaban sustituir el texto por una resolución para instar al Consell a aprobar los proyectos de ley necesarios para modificar las leyes de creación del CJC y del Estatuto de los Expresidentes para "despolitizar" los nombramientos.

Camps, "molt miserable" 

El portavoz socialista, Manolo Mata, ha asegurado que Camps "no puede continuar cobrando un sueldo que salga del bolsillo de los valencianos" y ha negado que sea una cuestión de odio, rencor o venganza. "El PP ha apostado por el olvido, cree que esta será una cuestión para historiadores, pero los pueblos no olvidan, aquí se chillaba a todo el mundo, arruinaron al PSPV porque tuvo que personarse", ha dicho, y ahora la declaración del ex secretario general del PPCV Ricardo Costa reafirma algo que "no ignoraba nadie". "Lo de los trajes lo sabía todo el mundo", ha agregado.

A su juicio, Camps es hoy día "molt miserable" y estaba y está "en otro mundo". "Llegó un momento en el que creía que era la reencarnación de los valencianos", ha dicho, para recalcar que Jordi Pujol ha renunciado a sus privilegios como expresidente sin ser condenado: "Pero él quiere a su país y Camps nunca ha querido a su país".

Además, se ha dirigido al PP para preguntarle si creen que "esto acaba aquí" y recordar las causas pendientes, y les ha preguntado "por qué dejan que Camps les liquide".

Un paso más para recuperar la dignidad

El síndic de Compromís, Fran Ferri, ha señalado que los valencianos no pueden esperar "ni un minuto más" esta dimisión y tienen "unas ganas locas de ganarle a la corrupción y recuperar el dinero robado". "El pueblo valenciano ha hablado y le ha dicho: señor Camps, dimita inmediatamente, no nos representa, no le queremos en el CJC".

A su juicio, esta reprobación es "un paso más para recuperar la dignidad como pueblo" y "el siguiente paso debe ser en Madrid, con el líder de todo eso: M. Rajoy".

La portavoz adjunta de Podemos Fabiola Meco ha defendido la necesidad de "desterrar el fantasma de la corrupción y defender la integridad de las instituciones a través de las personas que las componen" porque ahora mismo "los ciudadanos no se reconocen en caras como las del señor Camps".

También ha recordado que esta iniciativa no hubiera sido necesaria si se hubiera aprobado la reforma que propuso Podemos, con lo que ha pedido que actúen en consecuencia cuando la nueva propuesta que plantearán "llame a sus puertas" y se ha dirigido a Isabel Bonig directamente: "No pida perdón, el perdón no devuelve el dinero a los valencianos; pida que Camps abandone nuestras instituciones".

El diputado de Ciudadanos Juan Córdoba ha señalado que pese a que será la justicia la que se encargará de determinar las responsabilidades penales, las declaraciones de Costa "han sido demoledoras" y Camps tiene que asumir responsabilidades políticas y "merece estar fuera de cualquier actividad pública, no porque sea culpable, sino porque es responsable de la situación creada y del desprestigio de la Comunitat".

La portavoz adjunta del PP María José Catalá ha afirmado que esta iniciativa es "un brindis al sol" y destila "ira, furia, resentimiento y venganza" y ha asegurado que ella no tomó posesión como diputada "para esto". Además de resaltar que "no sirve para nada" en la práctica, más que "para dar credibilidad a las palabras de quienes piensan que cuanto más alto disparen más ligera es su condena", ha cuestionado que se pretenda convertir al Parlamento valenciano "en un tribunal de honor, propio del franquismo".

"Queremos convertir las Corts en un tribunal de honor que pretende enjuiciar en base a un estado de opinión, porque no hay sentencia, y ya se eliminaron", ha señalado Catalá, que también ha aludido a la indeterminación de conceptos como dignidad u honorabilidad porque ella puede considerar "que no es digno u honorable un partido como Podemos que dice que Otegi es un hombre de paz" o el PSOE, mostrando recortes de prensa en los que dirigentes socialistas mostraban su confianza en los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, además de defender al alcalde de Alicante, Gabriel Echávarri, y referirse a su caso por "un problema de contratación".