Publicado: 24.01.2014 13:22 |Actualizado: 24.01.2014 13:22

El Frente Cívico de Anguita pide personarse como acusación popular en el 'caso Nóos'

El colectivo exige "que se respete uno de los artículos de esa Constitución que tanto defienden: la Justicia es igual para todos". Aseguran que la entrevista de Rajoy en la televisión, en la que dijo que a la hija del rey &q

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El colectivo Frente Cívico Somos Mayoría (FCSM), liderado entre otras personas por el ex secretario general del PCE y excoordinador de Izquierda Unida Julio Anguita, ha presentado un escrito en el juzgado número 3 de Palma de Mallorca solicitando al juez José Castro personarse como acusación popular en el caso Nóos.

"Veíamos que en este caso, que tiene como imputada a la infanta Cristina, queda reflejado cómo la Justicia tiene un criterio u otro dependiendo del nivel social" de las personas juzgadas, relató a Público el portavoz del FCSM, Ginés Fernández, quien incidió en que "ha sido definitivo para tomar esta decisión la entrevista del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en una entrevista en televisión en la que preguntado por la infanta dijo que le irá bien porque es inocente. Es Rajoy el que nos invita a hacer este esfuerzo". "Eso, sin duda, ─añadió─ está situando al fiscal en una línea concreta y como estábamos percibiendo que el fiscal se estaba comportando más como abogado defensor que como defensor del Estado desde el momento en que el juez Castro imputa a la infanta, entonces hemos dado este paso".

Una vez presentado ese escrito ante el juez, Fernández apuntó que "ahora Castro tiene que plantear al resto de las partes nuestra propuesta y resolver si acepta que nos personemos como acusación popular". En un comunicado, el FSCM reclama que se les dé el mismo trato que el sindicato de ultraderecha Manos Limpias y asegura que se trata de una "acción popular contra todas las personas físicas o jurídicas hasta ahora imputadas por los hechos que han motivado esta instrucción".

El FSCM irrumpe con esta decisión en el juicio por el caso Nóos, por el que la hija del rey está imputada por un presunto delito de fraude fiscal y por blanqueo de dinero. En realidad, es la segunda vez que se imputa a la infanta por este caso, que tiene en el centro de la trama a su marido, Iñaki Urdangarin. La primera fue el 3 de abril del año pasado, pero la citación quedó en suspenso después de que la Fiscalía Anticorrupción se opusiera en un recurso y la Audiencia de Palma la dejara sin efecto en un auto dictado en mayo. En ese mismo auto, la Audiencia Provincial apuntó nuevas líneas de investigación para averiguar si la infanta Cristina pudo incurrir en posibles delitos fiscales y de blanqueo desde la empresa Aizoon, de la que es propietaria al 50 % junto a su marido.

"Somos un colectivo social con los recursos muy limitados y que vive de las aportaciones voluntarias de cada uno de nosotros. Pero tenemos una responsabilidad con la ciudadanía y lo que queremos es que el poder no ejerza un privilegio contra la mayoría social trabajadora a favor de una minoría. Lo que pretendemos es que se aplique algo que dice la Constitución que tanto defienden: que la Justicia es igual para todos. Trataremos de que se cumpla y que cualquier persona, se llame como se llame y sean quienes sean sus padres, tenga el mismo trato".

En su escrito, el Frente Cívico expone que "muchos ciudadanos creen honestamente que no es entendible la situación creada dentro de este procedimiento, ni las manifestaciones públicas del Fiscal del caso, coincidentes con las del Presidente del Gobierno, dando ya por ciertos los próximos acontecimientos y el resultado favorable para una de las personas imputadas [...] Desde la primera citación para declarar como imputada a Doña Cristina Federica Borbón Grecia, el Fiscal mantiene argumentos favorables a su defensa, contrarios a su no imputación por no haber indicios de delito en su conducta, en base a presunciones de desconocimiento de las actividades de su marido. Pero es lo cierto que si éste hubiese contraído matrimonio con una ciudadana ajena a la Casa Real, difícilmente hubiese obtenido ilegalmente un elevado caudal de fondos públicos de tal entidad que es imposible le pasara inadvertido como ingresos de un matrimonio".