Publicado: 28.11.2016 20:18 |Actualizado: 29.11.2016 07:00

"Si fuese un acosador o un ladrón, no tendría incertidumbre. Hay gente así que sigue dentro del Ejército y yo no"

El Pleno de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo deliberará este martes si el exteniente Luis Gonzalo Segura es readmitido en las Fuerzas Armadas

Publicidad
Media: 3.89
Votos: 9
Comentarios:
Luis Gonzalo Segura

Luis Gonzalo Segura en la redacción de 'Público'. JAIRO VARGAS

MADRID.- El Pleno de la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo deliberará este martes sobre el recurso presentado por el exteniente Luis Gonzalo Segura contra la decisión que adoptó en junio de 2015 el Ministerio de Defensa de expulsarle del Ejército por sus manifestaciones sobre la supuesta corrupción en las Fuerzas Armadas en su novela Un paso al frente.

El recurso del exteniente iba a ser deliberado el día 22 de noviembre por los cinco magistrados de la Sala de lo Militar del alto tribunal a los que había correspondido el caso, aunque finalmente se decidió elevar el asunto al Pleno, que integran un total de ocho magistrados.



"Este cambio puede significar dos cosas: una, que hay muchas dudas y quieren llegar a un acuerdo razonable, en el que en caso de empate tomaría la decisión el presidente; y dos, que quieran emitir un voto conjunto por implicar un tema tan importante como la libertad de expresión", explica Luis Gonzalo Segura. 

Tras ser expedientado por sus declaraciones y por escribir el libro, Segura fue expulsado después de 13 años de servicio, aunque la decisión no será oficial hasta que se publique en el Boletín Oficial del Estado. El expediente gubernativo se incoó después de que el teniente hablara en diferentes medios de comunicación de "abusos y corruptelas de la casta militar dominante".

"Si fuese un agresor o acosador sexual, un traficante de drogas o un ladrón, no tendría incertidumbre. Hay gente así que sigue dentro del Ejército, y yo no", explica el exteniente. "Pero al final la persona que escribe las novelas de ficción es terriblemente peligrosa. Según va pasando el tiempo, me parece cada vez más surrealista".

Seis meses arrestado

Tras tramitarse el expediente, los servicios jurídicos elevaron al Ministerio de Defensa una propuesta de resolución del compromiso del teniente, la cual finalmente obtuvo el visto bueno del departamento que dirige Pedro Morenés.

Lo que se decidió fue es "resolver el compromiso" de Luis Gonzalo Segura con las Fuerzas Armadas, pero no se separó del servicio mediante expediente disciplinario, lo cual le impediría presentarse a otros procesos de selección de empleados públicos.

Desde que fue expedientado por primera vez tras publicar su novela 'Un paso al frente', Segura cumplió tres periodos de arresto de dos meses cada uno en un centro disciplinario de Madrid, siempre por declaraciones públicas, ya fuera por denuncias sobre presunta corrupción en las Fuerzas Armadas o por opiniones sobre temas políticos como el soberanismo catalán.

Casi la mitad del tiempo de los dos meses que cumplió el verano pasado estuvo ingresado en el Hospital Militar Gómez Ulla debido a su delicado estado salud por la huelga de hambre que siguió durante 22 días para protestar por su situación.

Apoyo de Podemos

Podemos ha remitido un comunicado en el que demanda que "en un Estado de Derecho todos los ciudadanos y ciudadanas deberían gozar sin restricciones del ejercicio de los derechos fundamentales, pertenezcan o no al ámbito militar, y el ejercicio de la libertad de expresión no puede ser una excepción". La formación morada asegura que "esperamos que el Teniente Segura pueda ser reincorporado de pleno derecho a su profesión y siga disfrutando del ejercicio de sus derechos fundamentales como ciudadano de este país".